Nepenthes hookeriana

La Nepenthes hookeriana es una carnívora tropical

Imagen – Flickr/David Eickhoff

La Nepenthes hookeriana es una planta cuyas trampas son blancas o blanco-amarillentas con manchas pardas muy propias de esta especie, gracias a las cuales identificarla suele ser bastante sencillo. No miden los hasta 41 centímetros de largo que pueden llegar a tener las de la Nephentes rajah, pero sí que, pese a que son bastante más pequeñas, son realmente bonitas.

Además, la planta en cuestión tampoco es muy grande, lo cual hace que sea interesante su cultivo en macetas o incluso en terrarios. Pero, ¿qué hay que hacer para mantenerla saludable?

Origen y características de la Nepenthes hookeriana

La Nepenthes hookeriana es un híbrido natural, es decir, que se produce en la naturaleza, entre dos especies: Nepenthes ampullaria y Nepenthes rafflesiana. Pasa mucho cuando hay dos especies que son genéticamente muy parecidas cuando viven (o se plantan) cerca una de la otra, el polen de las flores de una polinizará a las de la otra, creando así un híbrido.

Así, nuestra protagonista es una carnívora que debe su existencia a dos variedades de Nepenthes que crecen en las tierras bajas de Borneo, península de Malasia, Singapur y Sumatra. Alcanza una altura de unos 30 centímetros, y sus hojas son lanceoladas con un el nervio central que sigue desarrollándose más allá del ápice de manera que se hincha, formando así la trampa.

Su ritmo de crecimiento y desarrollo en general es lento. Pero esto se podría considerar una ventaja, puesto que a la hora de cultivarla no tendremos que cambiarla de maceta con mucha frecuencia.

¿Cuáles son los cuidados que hay que darle?

La Nepenthes hookeriana es una planta carnívora tropical, procedente de las selvas húmedas. Por este motivo, se podría considerar un cultivo difícil en las regiones templadas, ya que aparte de no resistir el frío, requiere una alta humedad ambiental durante todo el año. Por este motivo, hay quienes la tienen en un terrario, con calefacción y humidificador, pues ahí a menudo es más fácil mantenerla viva y bien. Pero sepamos qué es lo que necesita exactamente para crecer:

Ubicación

  • Exterior: si queremos tenerla fuera de casa, al menos durante la primavera y el verano, es importante que se coloque en sombra, pero no total. Es necesario ponerla en una zona donde el sol no le dé de forma directa, pero también lo es evitar colocarla en un lugar donde haya oscuridad total puesto que de lo contrario no sobreviviría.
  • Interior: es una planta que si se va a tener dentro de casa se ha de poner en una habitación luminosa, y con algún recipiente lleno de agua alrededor o en su defecto un humidificador, para que la humedad ambiental sea alta a su alrededor. Otra opción es tenerla, como hemos dicho antes, en un terrario con una lámpara especial para plantas.

Sustrato

Como sustrato es muy recomendable mezclar el doble de turba rubia (pura, sin abonar, como esta que venden aquí) que de perlita. Incluso se puede añadir un poco de corteza de pino, con el objetivo de que las raíces se encuentren en un medio en el que puedan estar correctamente aireadas.

Otras opciones son sphagnum vivo sin mezclar o bien con arena de cuarzo al 50%.

Riego

Tenemos que regarla de manera frecuente, siempre por arriba (humedeciendo el sustrato). Nunca hay que usar el método de la bandeja ya que de hacerlo sus raíces se pudrirían. Por ello, tampoco deberemos de ponerle un plato debajo, puesto que el agua que no ha sido absorbida por el sustrato se quedaría ahí, estancada, y podría perjudicar a la planta.

Como agua se usará la de lluvia, o destilada.

Humedad

Para que los jarros puedan formarse y la planta estar sana, es necesario que la humedad ambiental sea del 60% como mínimo. Por este motivo, si en tu zona es más baja, tienes que pulverizar sus hojas con agua destilada o de lluvia una vez o dos al día en verano, y menos el resto del año.

O si lo prefieres, puedes adquirir un humidificador.

Poda

No la necesita. Si vemos que tiene una trampa u hoja seca se la quitaremos, pero nada más.

Trasplante  Necesitas macetas de plástico para tus carnívoras

Como esta variedad de Nepenthes es una planta relativamente pequeña, solo tendremos que trasplantarla unas 2, quizás 3 veces a lo largo de toda su vida. Para saber cuándo ha llegado el momento, tendremos que mirar si se les salen las raíces por los agujeros de la maceta, o si al intentar sacarla de ella el pan de tierra no se desmorona.

La época ideal es en primavera, cuando las temperaturas superan los 18ºC de mínima. Elegiremos una maceta de plástico, con agujeros en la base, y la llenaremos con una mezcla de 60% de turba rubia con un 40% de perlita.

Rusticidad

Para acabar, es necesario saber que su rango de temperaturas ideal es de entre los 14ºC de mínima y los 30ºC de máxima.

¿Qué te ha parecido la Nepenthes hookeriana?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.