Helecho espada (Nephrolepis exaltata)

El Nephrolepis exaltata es un helecho de fácil cultivo

Imagen – Wikimedia/Mokkie

El Nephrolepis exaltata es un helecho querido en interiores, así como en jardines de sombra. Aunque quizás por ese nombre no sepas bien de qué planta hablamos, debes saber que se conoce como helecho espada. A menudo se tiene en macetas colgadas del techo, ya que sus hojas, que en realidad son frondes, cuelgan de la planta.

Sus cuidados son relativamente sencillos, ya que crece de forma natural en zonas protegidas del astro rey, y es capaz de resistir algo el frío. Por este motivo, se adapta muy bien a vivir dentro de las viviendas, en habitaciones en las que no llega mucha luz. Ahora bien, también queda estupendamente en un jardín o patio.

Origen y características del helecho espada

El helecho espada es de sombra Imagen – Flickr/themozhi’s pixel displays

El Nephrolepis exaltata es un helecho que vive en las regiones tropicales del mundo, y además es uno de los que, sin tener tallo que haga de tronco, llega a medir más: sus hojas pueden alcanzar hasta 1 metro de largo. Estas se conocen como frondes, y son perennes; es decir, que se mantienen en la planta verdes durante mucho tiempo. Pero al final, a medida que van surgiendo de nuevas, las inferiores se van muriendo. Esto no nos tiene que preocupar, ya que es un proceso natural de la planta.

No tiene flores, pues es una planta gimnosperma. Aunque no le han hecho falta para ser una de las más populares en interiores y también en los jardines. Crece rápido y, como vamos a explicar a continuación, no es difícil de mantener.

¿Cuáles son los cuidados del Nephrolepis exaltata?

Si te animas a tener tu propio ejemplar, lo primero que has de saber es que debido a su origen solo se puede cultivar en el exterior durante todo el año en climas suaves, donde no haya heladas o estas sean débiles. Por eso, si durante el invierno las temperaturas bajan de los cero grados será aconsejable meterlo en casa, por lo menos hasta que vuelva a hacer buen tiempo. De este modo, podrá estar sano y sin sufrir daños.

 

Y dicho esto, veamos en detalle cómo son los cuidados del helecho espada:

Ubicación

Es una planta que se pondrá en sombra si va a estar en el exterior. Por el contrario, si va a estar en casa, se recomienda que se coloque en una habitación en la que entre mucha luz y lejos de las corrientes de aire con el fin de asegurarnos de que crece bien; ahora, también has de saber que es una de las plantas de interior menos demandantes de luz.

Riego y humedad

El Nephrolepis exaltata es una planta que se ha de regar regularmente. En verano, que es cuando hace más calor, la tierra se seca con rapidez de modo que se regará alrededor de 3 veces por semana. Pero en otoño y sobre todo invierno, como suele llover y además las temperaturas son más bajas, hay que espaciar los riegos.

Por otro lado, si hablamos de la humedad, es importante decir que es un helecho que vive en climas húmedos, con una humedad ambiental alta. Esto es fácil comprobarlo: basta con consultar el tiempo que hay en el pueblo o ciudad donde cultivamos la planta en una web de meteorología (en España tenemos la de la AEMET, o Agencia Estatal de Meteorología). Si es baja, inferior a 50%, es aconsejable pulverizarlo con agua sin cal o de lluvia todos los días.

Tierra o sustrato

El helecho espada es una planta de sombra

Imagen – Wikimedia/Dick Culbert

  • Jardín: esta planta crece en suelos ricos en materia orgánica y con un buen drenaje.
  • Maceta: si se va a tener en maceta es importante que se ponga un sustrato de cultivo universal, pero no uno cualquiera, sino uno que tenga perlita y que sea de calidad, como este.

Abonado

El helecho espada agradece un aporte de abono en primavera y verano, pues es cuando está creciendo. Pero, ¿qué abono usar? Como productos naturales le van a ir muy bien cualquiera de estos: guano, compost, mantillo, humus de lombriz, estiércol de vaca, cáscaras de huevo. Si necesitas más sugerencias, pincha en este enlace y serás dirigido a un artículo que escribimos hablando precisamente de abonos orgánicos.

Los fertilizantes también serán de ayuda. Se conocen como abonos químicos, y su eficacia suele ser más rápida. Podemos fertilizar nuestro helecho con: abono universal (en venta aquí) o abono para plantas verdes (en venta aquí). Eso sí, hay que seguir las indicaciones del envase.

Trasplante

Es una planta que crece rápido, de manera que tenemos que cambiarla de maceta cada 2 años aproximadamente. Esto se hará en primavera, en cuanto la temperatura mínima sea de al menos 18ºC. Es importante que no se cambie en invierno, pues el frío no solo podría ralentizar su crecimiento, sino que también podría sufrir daños.

Si tienes pensado plantarlo en el suelo, también has de esperar a que la primavera se asiente. Haz un agujero y llénalo con tierra rica y con buen drenaje.

Rusticidad

El helecho espada puede soportar heladas débiles siempre que sean puntuales de hasta los -2ºC.

¿Dónde comprar?

Consigue tu helecho espada desde aquí:

¿Qué te parece el Nephrolepis exaltata?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.