Nephrolepsis

Nephrolepis cordifolia ‘duffii’
Imagen – Flickr/guzhengman

Los Nephrolepis son unos de los helechos más populares, tanto en jardines y terrazas como en interiores. Su valor ornamental es muy alto, pero también hay que destacar lo fácil que es cuidarlos y mantenerlos sanos.

El ritmo de crecimiento que tienen es más bien rápido, pero como no crecen mucho son ideales para cultivar en cualquier sitio, sea en el suelo o en maceta.

Origen y características

Nephrolepis exaltata
Imagen – Wikimedia/Mokkie

Nuestros protagonistas son plantas pertenecientes al género Nephrolepis, el cual está compuesto por unas 30 especies originarias de las regiones tropicales y subtropicales del mundo. Pueden alcanzar alturas comprendidas entre los 30cm y el metro, con hojas más o menos largas y bipinnadas, de color verde.

Las especies más populares son:

  • Nephrolepis cordifolia: conocida como helecho serrucho, es una planta originaria de los trópicos tanto de América como de Eurasia. Sus hojas o frondas son herbáceas, con pecíolos de 9-18cm de largo, y crece hasta los 40-50cm de altura.
  • Nephrolepis exaltata: conocido como helecho común, helecho rizado o helecho doméstico, es una planta nativa de las regiones tropicales, donde habita en los bosques húmedos. Crece hasta alcanzar una altura máxima de 40cm.

¿Cuáles son sus cuidados?

Nephrolepis hirsutula
Imagen – Wikimedia/Tauʻolunga

Si quieres tener un ejemplar, te aconsejamos cuidarlo del siguiente modo:

  • Ubicación:
    • Exterior: en semisombra, protegido del viento marino y de las heladas.
    • Interior: en una habitación luminosa, o en un patio interior a resguardo del sol directo.
  • Tierra:
    • Maceta: utilizar sustratos ricos en materia orgánica, con buen drenaje. Por ejemplo, una buena mezcla podría ser: 60% mantillo + 30% perlita + 10% pómice o akadama.
    • Jardín: plantar en terrenos fértiles y bien drenados.
  • Riego: frecuente. Regar unas 4 o 5 veces en verano, y cada 3-5 días el resto del año.
  • Abonado: en primavera y verano es aconsejable abonarlo con un abono para plantas verdes (como este), o bien con guano (consíguelo en gránulos aquí y líquido, ideal para macetas, aquí).
  • Multiplicación: por esporas (difícil) o división de mata en primavera.
  • Rusticidad: depende de la especie, pero en general resisten heladas débiles de hasta los -3ºC siempre que sean puntuales y de corta duración.

¿Qué te han parecido los Nephrolepis?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   robert dijo

    a mi no se me dan
    como se me van secando
    pero lo seguiré intentando
    graciasss

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Si tienes dudas, pregunta Robert 🙂 Ánimo.