Arañuela (Nigella damascena)

La Nigella damascena se trata de una planta anual que crece en campos de cultivo y pastos pedregosos o de textura arenosa. Su origen corresponde al Sur de Europa y a la región mediterránea.

Se la considera una planta ornamental en muchas regiones del mundo. El nombre Nigella viene dado por el color de sus semillas, que son totalmente negras.

Características de la Nigella Damascena

Su nombre científico es Nigella damascena, cuyo nombre común es conocido también como arañuela, ajenuz de jardín y cabellos de venus entre otros.

Es una planta por lo general anual, de flores muy atractivas que crecen de forma espontánea en campos, praderas y bordes de caminos. Se cultivan de forma más fácil a partir de semillas. Las flores son de color blanco, rosado, azul y violeta claro y son solitarias, hermafroditas, actinomorfas, pentámeras.

Esta planta de tallo recto y con una altura de 60 a 70 centímetros, tiene las hojas sobre todo las inferiores pecioladas. Las flores se caracterizan por tener unos cuatro centímetros de diámetro. Son plantas bastante robustas y muy resistentes a temporadas de sequía.

Se puede decir que la época de siembra para las flores ocurre de forma periódica durante todo el año.

En cuanto a su uso, esta resulta práctica en jardinería por la belleza de sus flores en época de floración. Aunque hay que decir que sus cabezas florales y las cápsulas de semillas son muy decorativas también en caso de haberse secado.

En líneas generales es una planta de fácil cultivo, solo hay que considerar trabajar el suelo al final del verano y principio del otoño. Le gustan los suelos calizos, bien abonados y con mucho drenaje.

Las semillas se caracterizan por su uso gastronómico en el Medio Oriente. Las semillas que se utilizan para su comercialización pueden venir en varios colores, incluso mezclados.

Es resistente en verano si se encuentra es espacios exteriores, sobre todo en zonas cálidas. Hay que mantener el riego moderado y se debe abonar añadiendo un compost preferiblemente antes de la siembra.

Su reproducción es a través de semillas en primavera. Las semillas de la planta muchas veces tienden a auto sembrarse, si esto ocurre, hay que inmediatamente eliminar lo que se llama las cápsulas de las semillas preferiblemente antes de que comiencen a abrirse.

Cultivo

Las semillas de la Arañuela tienden a crecer mejor cuando esta es cultivada en el suelo. Esta planta que se adapta a todos los climas, necesita un espacio a pleno sol y con excelente drenaje y humedad, además de un suelo arcilloso.

En ese caso se deben plantar las semillas a unos cinco centímetros de profundidad y pueden ser sembradas en el jardín. Hay que tener especial cuidado con las aves y con los efectos del sol hasta que se produzca su germinación y pase la etapa de crecimiento inicial.

Si se trata de hacerlas germinar en primavera hay que aprovechar el deshielo del suelo y que este se encuentre viable. Para eso se hace una prueba específica, tan solo hay que coger la tierra del suelo y si esta se desmorona es indicativo de que la misma se encuentra en condiciones óptimas.

Usos

Las semillas de la Nigella Damascena bien trituradas son utilizadas como especia y sustitutivo por ejemplo de la pimienta. También se las añade al pan.

Su uso medicinal abarca a paliar varias enfermedades relacionadas con el hígado, diarreas, expulsión de gases y favorecimiento de la menstruación en la mujer. No obstante, hay que tomarla con precaución debido a sus niveles de toxicidad.

La composición de la planta contiene alcaloide y aceites esenciales. La parte más utilizada son las semillas y deben recogerse en la estación de otoño, ya que es ahí cuando se encuentran maduras.

En definitiva, la planta es tan sorprendente que las mismas semillas del año anterior pueden germinar nuevamente sorprendiendo con la belleza de sus flores.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar