¿Por qué no se pueden mojar las flores cuando se riega?

Regar plantas

El riego es la tarea más importante, pero si no lo hacemos correctamente podemos terminar dañando a las plantas e incluso perdiéndolas. Sin embargo, cuando nos dicen que necesitan una alta humedad ambiental solemos pensar que si mojamos las hojas y las flores cuando las regamos les estaremos haciendo un bien, pero la realidad es distinta.

Una vez puede que no les afecte, pero si lo hacemos muy seguido podrían surgir problemas, que es por lo que no se pueden mojar las flores. ¿Qué problemas son esos y cómo solucionarlos?

El efecto lupa

Flor con agua

 

Cuando regamos las plantas dirigiendo el agua a las hojas y a las flores en el momento en el que salga el sol se va a producir el efecto lupa, es decir, que los rayos solares, al impactar con el agua van a quemar tanto hojas como flores. Esto ocurre con mucha más frecuencia en verano en el resto del año, ya que los rayos del astro rey llegan de forma más directa, pero aún así es mejor no arriesgarse.

Si exponemos las plantas recién regadas al sol directo de forma continuada, también puede producirse el efecto lupa.

¿Qué hacer? En el caso de que las hayamos mojado, lo ideal es protegerlas bajo techo hasta que se hayan secado. Si están quemadas, se ha proceder a quitar las partes afectadas.

Hongos

A los hongos les gustan los ambientes húmedos y oscuros, y no dudan en infectar a todas las plantas que pueden. Por ello, es muy importante evitar mojarlas, ya que de lo contrario estos microorganismos no tardarían en aparecer. Si lo hacen, las flores se marchitarán rápidamente y las hojas se volverán negras.

¿Cómo solucionarlo? Tenemos que quitar las partes afectadas y tratar la planta con fungicida sistémico que encontraremos en los viveros y tiendas de jardinería.

Taponamiento de los poros

Al mojar una planta de interior, como en los hogares no hay la ventilación que hay al aire libre y menos en invierno en el que nos apetece más tener las ventanas y puertas cerradas, si las pulverizamos muy seguido las hojas podrían morir asfixiadas pues el agua permanecerá en ellas tapándoles les poros.

¿Qué hacer? Como en el caso anterior, hay que quitar las partes afectadas. Si queremos que la humedad ambiental de alrededor de la planta sea alta, es mejor optar por ponerle vasos con agua alrededor o un humidificador.

Planta de interior

¿Te ha sido de utilidad? 🙂

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *