Nomeolvides (Myosotis)

Las nomeolvides son plantas pequeñas, de flores de colores muy vistosos que alegran cualquier rincón. Sus cuidados son fáciles, tanto que tanto si tienes como si no experiencia cuidando de los seres vegetales seguro que con ellas no vas a tener ningún (o casi ningún) problema.

Así y todo, si tienes dudas sobre su mantenimiento no te preocupes. A continuación te diré cuáles son sus preferencias y, además, te daré muchos consejos sobre sus cuidados que te podrán ser útiles.

Origen y características

Nuestras protagonistas son plantas anuales o perennes dependiendo del clima y de la variedad pertenecientes al género Myosotis, el cual está compuesto por unas 50 especies endémicas sobretodo de Nueva Zelanda, pero hay alguna que es europea, como la Myosotis sylvatica. Popularmente se las conoce como miosotis, amor desesperado, amante eterno o nomeolvides.

Alcanzan alturas comprendidas entre los 30 y 80 centímetros, con hojas verdes y lanceoladas, y flores de hasta 1cm de diámetro compuestas por cinco pétalos azules o rosados.

Principales especies

Las más populares son:

  • Myosotis arvensis: es una hierba anual de hasta 40cm de altura que produce flores azuladas. Es común en Gran Bretaña, pero también se encuentra en el resto de Europa.
  • Myosotis alpestris: conocida como nomeolvides alpina, es una hierba perenne de hasta 30cm de altura que produces flores azules. Es originaria de las regiones templadas-frías de Europa.
  • Myosotis scorpioides: conocida como nomeolvides o nomeolvides del agua, es una hierba perenne que alcanza los 70cm de altura y produce flores rosas. Es nativa de Eurasia.
  • Myosotis sylvatica: conocida como nomeolvides del bosque o nomeolvides de la madera, es una hierba perenne o bienal que alcanza una altura de 15cm y produce flores azules.

¿Cuáles son sus cuidados?

¿Cómo tener un ejemplar bien sano en el jardín o patio? Pues muy sencillo. Para eso solo tienes que seguir nuestros consejos:

Ubicación

Son plantas que han de estar en el exterior, a pleno sol o en semisombra. Si optas por esta última opción, es importante que la coloques en una zona donde reciba al menos 3-4 horas de luz directa para que pueda florecer sin problemas.

Tierra

  • Maceta: plantar en una con sustrato rico en nutrientes, como puede ser el universal (cómpralo aquí) mezclado con mantillo (en venta aquí) y, en caso de que no llevara, perlita (como esta de aquí). Todo a partes iguales.
  • Jardín: crece en suelos ricos en materia orgánica, con drenaje. En este enlace tienes información sobre la importancia que tiene esto para las plantas.

Riego

La frecuencia de riego va a variar mucho a lo largo del año: mientras en verano habrá que regar muy seguido para evitar que se seque, en primavera y sobretodo en otoño/invierno apenas se regará pues la tierra tardará más en perder la humedad.

Las nemolvides no soportan la sequía, pero un exceso de agua también les perjudica. Teniendo esto en cuenta, lo ideal es ir comprobando la humedad antes de proceder a echarles agua, por ejemplo con un medidor de humedad digital o con el clásico palo delgado de madera (si al introducirlo sale con mucha tierra adherida, no riegues).

Otra opción para saber si necesitan agua o no es pesando la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días. Como la tierra húmeda pesa más que la seca, te puedes guiar por esta diferencia de peso.

Y si aún así tienes dudas, debes saber que se riegan una media de 4 veces por semana en verano, y una media de 1-2 veces por semana el resto del año.

Abonado

Aparte de agua, si quieres que esté precioso y que te produzca gran cantidad de flores, es necesario que lo abones en primavera y verano con un poco de compost, guano, estiércol, humus o cualquier otro que sea natural.

Puedes usar abonos compuestos (químicos) también, como este, pero tienes que saber que se corre un riesgo elevado de sobredosis y que pueden perjudicar al medio ambiente si se usan mal.

Poda

No es necesario. Simplemente hay que ir cortando las hojas secas y las flores marchitas.

Multiplicación

Las nomeolvides se multiplican por semillas en primavera. El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Lo primero que hay que hacer es introducir las semillas en un vaso con agua durante 24 horas. Al día siguiente podrás descartar las que no se hayan hundido, pues es posible que no germinen.
  2. Después, toca rellenar un semillero, como una maceta, envases de leche, o vasos de yogur, o cualquier otra cosa que tengas a mano que sea impermeable y tenga (o se lo pueda hacer) algún agujero para el drenaje, con sustrato de cultivo universal.
  3. A continuación, coloca las semillas en la superficie del sustrato, lo más separadas entre sí que sea posible.
  4. Luego, cúbrelas con una fina capa de sustrato, e introduce una etiqueta donde habrás escrito el nombre de la planta y la fecha de siembra. Así, llevarás un mejor control de la germinación de las semillas y no perderás el semillero.
  5. Por último, riega a consciencia. Si quieres, coloca un plato debajo del semillero y rellénalo con agua. No te olvides de volver a hacerlo si notas que el sustrato no se ha humedecido del todo.

Manteniendo el sustrato húmedo pero no encharcado, germinarán en 2 o máximo 3 semillas.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado. Si se tiene en maceta, como son plantas pequeñas, bastará con trasplantarla cuando se compre a una de unos 25 o 30cm de diámetro, u optar por plantar varias en jardineras.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente, pero si las condiciones de cultivo no son las adecuadas puede verse afectada por:

  • Cochinillas: sean algodonosas o de tipo lapa. Les favorece el ambiente seco y cálido, ya que es cuando aprovechan para alimentarse de la savia de las hojas.
    Se combaten con insecticidas anti-cochinillas o parafinas.
  • Moluscos (caracoles y babosas): les encanta salir poco después de que haya llovido para alimentarse de cualquier brote tierno que encuentren.
    Se combaten con cerveza, cogiéndolos y llevándolos lejos (a más de 50 metros) o bien protegiendo las plantas con tela mosquitera (en venta aquí).

Rusticidad

Depende mucho de la especie, pero en principio se pueden cultivar en climas con temperaturas mínimas de hasta los -5ºC.

¿Qué te han parecido las nomeolvides?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Flores

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.