Cuidados del olivo en maceta

El olivo en maceta es fácil de cuidar

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

Cuando se quiere tener un árbol en maceta es muy importante elegir uno que no necesite de mucho espacio para crecer, y que además no sea demasiado alto. Pero a veces es difícil encontrar el más adecuado. En esos casos, se opta por uno que crezca a un ritmo lento y/o que tolere bien la poda, como por ejemplo el olivo.

El olivo en maceta es una planta muy, muy interesante, ya que puede producir gran cantidad de aceitunas con total normalidad. Además, queda genial en terrazas, patios o balcones expuestos al astro rey. Sepamos cómo se cuida 🙂 .

¿Dónde hay que colocar el olivo en maceta?

El olivo en maceta florece sin problemas

El olivo es un árbol perennifolio (es decir, que se mantiene siempreverde) que va dejando caer las hojas poco a poco a lo largo del año a medida que le salen otras nuevas. En su hábitat natural, esto es, en los campos abiertos y matorrales de la Región Mediterránea, puede alcanzar una altura máxima de hasta 15 metros, pero en cultivo rara vez supera (o se le deja superar) los 4-5 metros.

Por eso, si vas a cultivarlo en maceta lo ideal es que lo coloques en el exterior, y como decíamos al principio, a pleno sol. No es un árbol para tener en rincones sombreados, pues necesita luz para crecer y producir sus frutos.

¿Se puede tener un olivo en interior?

No es lo recomendable, puesto que la luz que entra del exterior no suele ser suficiente. Asimismo, hay que tener presente que resiste heladas hasta los -12ºC, de modo que se puede cultivar en el exterior todo el año.

Si en tu zona hiciera más frío, protégelo en un invernadero sin calefacción o con una tela antiheladas (en venta aquí).

¿Cada cuánto se riega un olivo en maceta?

El riego de cualquier planta cultivada en maceta es una de las tareas más importantes a realizar, si no la que más. El sustrato pierde su humedad con rapidez, sobretodo en pleno verano, por lo que hay que ir controlando que no se seque del todo. El olivo es una planta que resiste la sequía, pero si se cultiva en recipiente va a depender de ti para mantenerse hidratado.

Teniendo esto en cuenta, hay que tener presente que durante la temporada veraniega se regará más que en invierno. La frecuencia va a depender del clima, pero en general se aconseja regar una media de dos veces por semana en verano, y una a la semana el resto del año.

No le pongas un plato debajo, ya que el agua que quede estancada en él pudriría las raíces. Tampoco es aconsejable pulverizar/rociar sus hojas con agua, y menos si en ese momento les da el sol pues podrían quemarse.

Sustrato universal para olivo en maceta: ¿es buena opción?

Uno de los sustratos que más se comercializan es el universal. Es el que encontramos en cualquier vivero, tienda de jardinería, e incluso en hipermercados. Es económico, pero a pesar de su nombre lo cierto es que no se aconseja usar en según qué plantas, ya sea porque su pH no es el adecuado para ellas o porque no es capaz de filtrar con la suficiente rapidez el agua.

Sin embargo, para nuestro protagonista está bastante bien. Es un sustrato hecho normalmente con turba rubia, fibra de coco, compost, perlita, y/o algún que otro tipo de abono. Su pH es de 7 en general, si bien puedes encontrarte de 6,5-7, de manera que solo se utilizará en plantas que quieran sustratos neutros o alcalinos como el olivo.

Eso sí, la composición varía un poco de una marca a otra. Pero aunque cambie por ejemplo solo la cantidad de perlita, esta pequeña diferencia puede acabar siendo decisiva para que un olivo viva o termine muriendo. Debido a esto, por propia experiencia y si vives en la región mediterránea recomiendo usar marcas como la de Flower (en venta aquí) o la de Fertiberia.

Sin desmerecer al resto (como la de Compo o las de marca blanca), son las que mejor resultado me han dado, ya que por mucho que se sequen no se convierten en bloques de tierra a los que les cuesta absorber luego el agua. Ahora, si no puedes conseguir de otra marca, mézclalo con un 30% de perlita. Y si vives en una zona donde suele llover con frecuencia, sin duda sustratos como el de Compo (en venta aquí) te pueden ser muy útiles.

¿Cuál es el mejor abono para el olivo en maceta?

Ninguna planta sobreviviría únicamente con agua. Al cultivar un olivo en maceta se debe de abonar desde primavera hasta finales del verano, e incluso hasta otoño si el clima es suave y/o se producen heladas pero son débiles. Pero, ¿con qué tipo de abono?

Como estamos hablando de un árbol que produce frutos comestibles, aconsejamos abonarlo con abonos de origen orgánico, y en formato líquido al estar cultivándose en maceta. Por ejemplo, el guano (en venta aquí) o el extracto de algas son una buena opción, siempre y cuando se sigan las indicaciones especificadas en el envase.

Poda del olivo en maceta: ¿cuándo y cómo?

Tijeras de poda para plantas

Un olivo en maceta no crece tanto como si estuviera en el suelo, pero así y todo se debe de ir podando para que se mantenga con poca altura, con la ayuda de unas tijeras de podar y con un serrucho o sierra de mano para cortar las ramas gruesas. Para los pinzados, es decir, para recortar un poco las ramas más jóvenes, puedes utilizar tijeras comunes, como las de cocina o incluso las de manualidades.

¿Qué hay que cortar o recortar? Básicamente, lo siguiente:

  • Cortar ramas enfermas, débiles y rotas.
  • Cortar aquellas que sobren teniendo en cuenta la forma que se le quiere dar a la copa. Por ejemplo, si quieres que tenga una copa redondeada, tendrás que quitarle las ramas que sobresalgan.
  • Recortar un poco las que se estén alargando, dejando crecer de 4 a 6 pares de hojas y quitando 2-4.
Importante: desinfecta las herramientas antes y después de su uso para prevenir infecciones.
Artículo relacionado:
Cómo podar un olivo

¿Cuál es la mejor época para trasplantar un olivo en maceta?

El cambio se realizará cada 2 o 3 años, en primavera, y solo si se le salen las raíces por los agujeros de drenaje o si ya ha ocupado todo el recipiente y ha detenido su crecimiento. El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Primero, se elegirá una maceta con agujeros en su base (es indiferente si es de plástico o de barro) que mida unos 5-7 centímetros de diámetro y profundidad que la anterior.
  2. Luego, se rellena un poco con sustrato universal.
  3. Después, se extrae el olivo de su ‘vieja’ maceta con cuidado de no manipular mucho sus raíces.
  4. A continuación, se introduce en la nueva maceta procurando que quede centrado. Si ves que queda muy alto o muy bajo, quita o echa más sustrato.
  5. Por último, termina de rellenar con sustrato universal y riega.

Plagas y enfermedades del olivo

El olivo es bastante resistente; sin embargo, puede verse afectado por insectos como las cochinillas, barrenillo del olivo o arañuelas. Todas ellas se tratan bien con insecticidas aptos para la agricultura ecológica, como la tierra de diatomeas (en venta aquí) o el jabón potásico (en venta aquí).

Además, en caso de exceso de humedad los hongos como podrían echarlo a perder. Estos se tratan con fungicidas.

¿Dónde comprar?

El olivo en maceta se ha de tener en el exterior

Consíguelo joven desde aquí.

Y esto es todo. Esperamos que disfrutes mucho de tu olivo en maceta 🙂 .


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.