Alas de ángel (Opuntia microdasys)

planta o cactus silvestre

La Opuntia microdasys es una planta del género Opuntia perteneciente a la familia Cactaceae, conocida comúnmente como alas de ángel, cactus de lunares y orejas de conejo entre muchos otros nombres.

Es originaria del centro y norte de México y se le puede ver en estado silvestre a lo largo de América desde el nivel del mar, hasta los 3000 metros sobre el nivel del mar. Son parte de la gran familia de cactus, apreciada por sus hermosas flores en la parte superior y su toque de exotismo.

Características

planta o cactus silvestre

El cactus es una especie perenne erigida por el tallo ramificado que al pasar el tiempo forma un arbusto espeso que apenas supera los 60 cm de altura. Sus tallos de forma cilíndrica, plana y globular llamados cladodios y que algunos tienden a confundir con hojas, pueden medir 15 cm.

Poseen una forma ovalada sin espinas propiamente dicho, aunque si tienen numerosos gloquidios o microespinas propias de las opuntia que resultan bastante molestas y prácticamente imperceptibles a simple vista.  Al contacto con la persona, pueden provocar irritación en la dermis.

También se identifican por tener un sistema de raíces carnosas que crece esencialmente en anchura y rara vez sus raíces son profundas. De flores atractivas y abundantes,  tienen muchos sépalos carnosos y ovalados de color amarillo situados en varias series, que al ser fertilizadas, producen unos frutos rojos de aspecto ovoides que contienen muchas semillas. La Opuntia se hibrida fácilmente, pero sus híbridos mientras continúan floreciendo abundantemente, no son capaces de producir semillas. En oportunidades se encuentran pequeñas hojas cilíndricas, envueltas en una capa cerosa delgada que limita la transpiración.

Artículo relacionado:
Todo sobre las Opuntia, los cactus más resistentes

Cultivo de la planta Opuntia microdasys

Plantar la Opuntia microdasys es similar a plantar otros cactus, tan solo comienza por recrear un entorno natural al del cactus. Por otro lado es una planta de fácil cultivo, se desarrolla muy bien en el mediterráneo, por lo que puedes plantar en espacios abiertos. Necesita de lugares a pleno sol, no obstante y en verano es mejor que la protejas del sol intenso en las horas más cálidas. No requiere suelos específicos, pero se recomienda le suministres un suelo bien drenado con una mezcla habitual de suelo universal, arena y agregados en partes iguales.

Este se produce mediante el corte que consiste en un cladodio de dos años en el que se insertan dos o tres cladodios de un año. En la naturaleza, un segmento es suficiente para enraizarse en el suelo.

Cuidados

un gran numero de cactus que han aparecido en una meseta

El riego apropiado es un aspecto muy importante del cuidado de la planta Opuntia microdasys. Contrario a la opinión de muchos cultivadores noveles de cactus, estas plantas desérticas si requieren un riego regular, al menos durante el verano. Riega solo cuando estés seguro que el  suelo se ha secado. Desde luego, que durante el período de invierno  requiere menos agua y durante la primavera, tal vez con un poco una vez al mes debería ser suficiente.

De abril a septiembre y durante la temporada de crecimiento, puedes utilizar un  fertilizante especial para cactus con el riego. Este género no tiene requerimientos nutricionales específicos. No necesita atención especial, pero debe ser monitoreada para detectar  problemas de cultivo y así evitaras posibles inconvenientes de crecimiento y enfermedades.

Este cactus se ajusta a temperaturas que van desde los 20 ° C a 37 ° C, sin embargo  exige temperaturas un poco más bajas durante el invierno. A finales del otoño, debe conservarse entre 10º C y 20 ° C, y lejos de los conductos de calefacción central. Durante el invierno, los segmentos de cactus se tornan de color gris claro. Si no se proporcionan estas condiciones invernales controladas, se producirá la muerte de la planta en la primavera siguiente.

Propagación

Las semillas grandes están rodeadas por una epidermis dura y gruesa. Se remojan durante 2 o 3 días, se frotan sutilmente con papel de lija, después se colocan en el suelo sobre tierra húmeda, a una temperatura entre 20º C y 30 ° C a la luz y se cubren con plástico hasta la germinación.

Cuando estén lo suficientemente grandes para manipular, clava las plántulas en macetas individuales y ponlas en el invernadero al menos durante los dos primeros inviernos. A finales de primavera o inicio del verano, colóquelas  en sus posiciones permanentes. Mantenlas protegidas de la humedad del invierno

A pesar de su apariencia indefensa, si no pones cuidados a la manipulación de la planta, los numerosos gloquidios o microespinas pueden resultar bastante molestos. Por eso, es importante que la manipules siempre con mucho cuidado y precaución, evite tocarla con las manos sin guantes; de no hacerlo, sin darte cuenta tendrás las manos cubiertas de pequeñas y molestas espinas.

Puede resultar en extremo peligroso frotarse los ojos después de haber manipulado esta especie con las manos sin guantes. En caso que te hayas pinchado con las microespinas, puedes quitarlas utilizando pinzas, goma de mascar o frotar con jabón.

Enfermedades y plagas

cactus con una especie de pelusilla blanca

Si cometes errores en la plantación, propagación o cuido de la planta, pueden aparecer enfermedades de tipo fisiológicas en sus raíces, tallo y cladodios.

El exceso o falta de agua puede ocasionar podredumbre o tejido seco en la planta. Un periodo de adaptación a la intensidad del sol ocasiona la aparición de manchas amarillas que posteriormente se vuelven marrones.

Las corrientes de aire frío pueden producir manchas rojas. Los esquejes muy maduros pueden producir ablandamiento o colapso de los tejidos. La falta de sol afecta la floración de las plantas que se encuentran en apartamentos. Una pobre o excesiva ventilación produce quemaduras en el cactus.

Este y al igual que otros cactus, a menudo son víctimas de insectos parásitos. Por lo que debes estar siempre atento a la aparición de estos insectos perjudiciales para tus plantas. Las cochinillas son pequeños bichos que  miden entre 0,5 y 1 mm, de aspecto de pequeñas conchas blancas, similares a los escudos invertidos, que se unen a tallos y hojas, para alimentarse de la savia.

La Opuntia es específicamente sensible a los ataques de este parásito. La cochinilla es un insecto de cuerpo ceroso que abunda en los lugares más inaccesibles. Para acabar estos insectos, cepille las plantas afectadas con un cepillo de cerdas cortas o riegue con un chorro de agua lo suficientemente potente. Otro parásito propio de esta planta es la araña roja. Es un ácaro que abunda en la atmósfera caliente y seca. Originan decoloraciones parduzcas de los extremos de las suculentas. Las arremetidas de esta araña puede destruir la yema terminal en cactus. El remedio preventivo a menudo será rociar agua en sus plantas, ventilar bien y no dar demasiado nitrógeno.

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.