Origen de las palmeras

cocos-nucifera

Cocos nucifera

Tener palmeras es una delicia para la vista. Son plantas tan elegantes, tan vistosas y tan, en pocas palabras, bonitas que cuando las descubres ya no puedes dejar de buscar información sobre ellas, sobretodo cuando te dicen que hay unas 3.000 especies distribuidas por todas las regiones templadas y cálidas del mundo.

Pero, ¿cuál es el origen de las palmeras? Si te apetece conocer la historia de estas preciosas plantas, este artículo te encantará 😉 .

Origen de las palmeras

Parajubaea cocoides

Parajubaea cocoides

Las palmeras aparecieron sobre la Tierra durante el periodo Cretácico o Cretáceo, hace aproximadamente 145 millones de años. Por aquella época, el planeta estaba habitado por los reptiles más grandes que haya visto la Tierra: los dinosaurios, los cuales convivieron con los mamíferos placentarios, es decir, con aquellos que protegen a sus crías dentro de la placenta hasta que se desarrollan lo suficiente para poder vivir en el mundo exterior.

El clima era cálido, tanto, que se han encontrado fósiles de palmeras hasta en el norte de la actual Alemania. Por lo que el número de especies que ha aparecido es enorme. Pero aún hay una cuestión sin resolver: ¿de qué planta proceden?

Las palmeras, las hierbas gigantes

Washingtonia filifera

Washingtonia filifera

Aunque es probable que te resulte extraño, las palmeras son en realidad hierbas gigantes, lo cual en jerga botánica se conoce como megaforbia. Es cierto que parecen árboles, pero hay varias cosas que los diferencian, siendo la más importante la cantidad de cotiledones (hojas primitivas) que brotan nada más germinar.

En el caso de nuestras protagonistas, aparece sólo uno, mientras que en las plantas leñosas aparecen dos. Una muestra de ello es la imagen superior de una joven Washingtonia filifera. Recuerda bastante a la hierba del césped, ¿verdad? Esto se debe a que la hierba, incluyendo a las palmeras, son plantas monocotiledoneas.

Las palmeras y el ser humano

Datileras

Phoenix dactylifera (datileras)

Cuando el ser humano aparece, comienza a utilizar las palmeras para protegerse y alimentarse, de modo que estas plantas pasan a ser consideradas como un símbolo de vida. En Mesopotamia, fue el árbol del oráculo, aunque como hemos comentado, no es realmente un árbol.

Pero si hay una palmera que haya sido utilizada durante milenios, concretamente más de 5.000 años, es la datilera. Se cree que los fenicios le dieron el nombre de Phoenix, pero su nombre griego nos indica que está dedicada a la legendaria ave mitológica egipcia que renace de sus cenizas, Bennu.

Hacia el siglo XIX, un tercio de la humanidad vivía gracias a las palmeras. Lamentablemente, el respeto por estas plantas y por su hábitat natural no duraría mucho más.

Actualmente, lo que se busca es ganar dinero, a costa de lo que sea. Por ello, lo que se está haciendo es acabar con las zonas verdes para plantar especies de palmeras que son más rentables económicamente, como el Cocos nucifera (cocotero). Aún así, también cabe señalar que la afición por estas plantas no está haciendo sino que aumentar, por lo que hoy en día es fácil encontrar asociaciones que se dedican a dar a conocerlas, como la Asociación Botánica Española de Palmeras y Cycas.

Las palmeras son unas plantas de singular belleza, ¿no te parece?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Palmeras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *