Qué son, cuál es su origen y cómo se dispersan las semillas

las semillas son muy importantes para la conservación de las plantas

Cuando vamos a cultivar o sembrar una planta normalmente comenzamos por introducir la semilla de la misma debajo de tierra y regamos. A partir de la semilla crece una planta que luego producirá sus frutos. Sabemos que la semilla es la base de la vida de las plantas y que gracias a ella se puede distribuir y crecer.

Sin embargo, ¿sabemos lo que es realmente una semilla y cómo funciona?

Las semillas

existen millones de tipos de semillas

La semilla es el órgano principal reproductivo de la gran mayoría de plantas superiores terrestres y acuáticas. Su papel como conservadora de las especies es fundamental, ya que son capaces de resistir condiciones externas muy extremas sin llegar a morir, e incluso germinar después. Las semillas son fundamentales para la dispersión de las plantas, la regeneración de los bosques y, en general, para la sucesión ecológica de cualquier ecosistema.

En la naturaleza, la semilla sirve de alimento para numerosas especies de animales. Podemos decir que la semilla es algo fundamental también para el ser humano, si hablamos en términos agrícolas, ya que sin las semillas no podríamos cultivar nada y la agricultura no existiría. Además, el alimento principal del ser humano está constituido directa o indirectamente por semillas.

Por otro lado, las semillas sirven para manejar las poblaciones silvestres en los bosques, para hacer reforestaciones, también sirven para conservar una determinada especie en peligro de extinción conservando el germoplasma vegetal debido a que se pueden conservar vivas por largos periodos de tiempo. Esto nos ayuda a preservar la especie y las variedades de plantas que sean más valiosas para el ser humano o algunos ecosistemas.

Gracias a que la ciencia ha estudiado por un largo tiempo a las semillas, se puede tener grandes conocimientos sobre la biología de muchas plantas. Para poder saber más sobre la conservación de determinadas especies de flora y vegetación, se ha investigado sobre las características fisiológicas de las semillas, los mecanismos de latencia y germinación, las condiciones ambientales que necesitan, su longevidad y sus distintos usos para la propagación vegetal y la conservación de las plantas.

¿Cuál es el origen de la semilla?

gracias a las semillas podemos realizar reforestaciones y conservar especies

Sabemos que la semilla es la principal unidad reproductiva de las plantas. Además, es muy compleja ya que se forma a partir del óvulo vegetal después de la fertilización y dispone de unos mecanismos de supervivencias bastante complejos. Las semillas se encuentran tanto en las angiospermas como en las gimnospermas. Aunque en las gimnospermas no existe una verdadera flor, la estructura de las semillas de estas plantas es muy similar a las de que sí tienen flores.

El tamaño que tienen las semillas de diferentes especies de planta puede variar de una forma impresionante. Existen semillas de múltiples tamaños y formas a pesar de que se trate de un órgano con un origen común en todas las especies y que cumple la misma función.

En cuanto al peso, existen semillas muy pequeñas como las de las orquídeas que pesan 0,1mg y otras enormes como las del coco doble del Pacífico que pesan 10Kg. Dentro de una misma comunidad vegetal las diferencias entre los tamaños suelen ser más pequeños, no obstante, son capaces de variar hasta en seis órdenes de magnitud.

Dispersión de las semillas

las semillas tienen diversos mecanismos de dispersión

Para poder producir las semillas las plantas requieren de gran cantidad de energía, así que dependiendo del estado de la planta, podrá producir un número mayor o menor de semillas y éstas serán más o menos grandes. Las plantas que producen semillas más pequeñas son capaces de diseminarse más ampliamente y tienen mayores oportunidades de poder encontrar un lugar con unas condiciones ambientales más favorables para germinar y crecer. Sin embargo, las semillas tan pequeñas no ayudan en su crecimiento, por lo que la nueva plántula tendrá que recurrir de los recursos a su alrededor lo más antes posible. Esto conlleva tener un riesgo de morir bastante alto comparado con aquellas semillas más grandes. También tienen menor resistencia a los efectos de la defoliación por herbívoros y pueden ser aplastadas fácilmente por la hojarasca que cae al suelo. Aunque esto se compensa de alguna manera por el gran número, sólo una pequeña fracción sobrevive a todos esos accidentes.

Con esto podréis saber algo más sobre las semillas y la importancia que tienen.

 

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Botánica

Germán Portillo

Graduado en Ciencias Ambientales por Universidad de Málaga. Dedicado a la educación ambiental. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *