Palmeras de interior: cuidados

La chamaedorea es una palmera de interior

Imagen – Wikimedia/Pluume321

¿Cuáles son los cuidados de las palmeras de interior? Estas son plantas que se utilizan muchísimo para decorar las viviendas, pero para que se vean preciosas es importante que se les proporcionen los cuidados adecuados.

Por ello, a continuación te diremos cómo has de regarlas, cuándo cambiarlas de maceta, y mucho, mucho más para que, de este modo, puedas presumir de palmeras.

¿Dónde poner las palmeras de interior?

La palmera Dypsis lutescens es de interior

Imagen – Wikimedia/Mokkie

Lo primero que tenemos que hacer cuando llegamos a casa con nuestras palmeras es buscarles el mejor sitio donde ponerlas. Este tiene que reunir estas condiciones si queremos que se sientan a gusto:

  • tener mucha claridad
  • no ha de haber corrientes de aire (ventiladores, radiadores, aire acondicionado)
  • ser lo suficientemente amplio para que sus hojas no rocen con nada

Por ejemplo, un buen sitio podría ser el salón, a un lado de una ventana por la que entrase la luz. Asimismo, y aunque se utiliza con frecuencia como elemento decorativo, nunca se debe plantar o introducir una palmera en una maceta que no tenga agujeros en su base. Estos maceteros son bonitos, pero como el agua se acumula en su interior, hace que las raíces permanezcan encharcadas, algo que no les gusta nada.

¿Qué maceta y sustrato necesitan?

Hemos dicho que las macetas sin agujeros no son adecuadas para las palmeras, pero entonces… ¿cuáles sí lo son? Para que puedan seguir creciendo, necesitan una que midan unos 7 a 10 centímetros más de la que mide la que tiene en estos momentos, y que por supuesto tenga agujeros de drenaje. Es indiferente el material con el que esté fabricada: tanto en una de plástico como en otra de barro la planta puede estar bien.

Y como sustrato, le pondremos uno para plantas verdes, como el de las marcas Flower o Westland por ejemplo. Como su principal atractivo son sus hojas, nos interesa que estén verdes, por eso este sustrato es ideal para las palmeras, pues contiene nutrientes específicos para la producción de hojas.

¿Cada cuánto hay que trasplantarlas?

Artículo relacionado:
Cómo trasplantar las palmeras de interior

El cambio de maceta se hará cuando se les salgan las raíces, o cuando estas ya se vean creciendo muy cerca de los agujeros de drenaje. Hay que trasplantarlas con cuidado, en primavera, procurando no manipular mucho su sistema radicular.

¿Cuándo y cómo regar a las palmeras de interior?

Las palmeras que se tienen en interior son, en la mayoría de los casos, tropicales o subtropicales. Esto significa que son plantas que viven en lugares donde el clima es cálido pero sin llegar a los extremos, y que suele llover con relativa frecuencia. Cuando se cultivan, hay que procurar que no les falte de nada, pero para que no surjan problemas debemos de regar solo cuando sea necesario; es decir, aunque en su hábitat natural llueva, por ejemplo, todos los días, si la regásemos a diario la acabaríamos perdiendo.

Por eso, debemos comprobar la humedad de la tierra antes de regar, algo que se puede hacer introduciendo un palo fino hasta el fondo, y si al sacarlo sale con poca o ninguna tierra, significará que está seca y que por lo tanto se ha de regar. Otra cosa que se puede hacer es coger la maceta: cuando lleva muchos días sin regarse, la tierra pesa poco, pero cuando se vuelve a humedecer, pesa bastante más, de modo que esta diferencia de peso puede servirnos como una guía orientativa para saber en qué momento hay que hidratar a nuestras palmeras.

Llegado el momento, echaremos el agua a la tierra. Asimismo, se debe seguir regando hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje de la maceta, pues así sabremos que el riego se ha hecho correctamente. Pero, por lo general, hay que hidratarlas 2 veces a la semana en verano, y cada 6 o 8 días el resto del año. Asimismo, si les hemos puesto un plato debajo para no ensuciar el mueble, lo escurriremos después.

¿Qué humedad relativa necesitan?

Las Chamaedorea son palmeras fáciles de cuidar

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Además de regar, es importante que tengan las humedad relativa que precisan. Y es que si fuese baja, las puntas de las hojas se pondrían marrones y más tarde se secaría la hoja al completo. Por eso, si es menor del 50% debemos de pulverizarlas a diario con agua buena, de lluvia o apta para consumo.

Pero cuidado: si vives en una isla o en una zona donde la humedad es muy alta, no debes hacerlo, ya que de lo contrario favorecerías la aparición de hongos, los cuales dañarían a las hojas.

¿Cuándo abonar a las palmeras de interior?

Es necesario abonarlas mientras estén creciendo; es decir, mientras permanezca el buen tiempo y las temperaturas se mantengan por encima de los 15ºC. Usaremos un fertilizante líquido que sea específico para palmeras o plantas verdes, ya que así veremos sus efectos en poco tiempo (normalmente en cuestión de pocos días).

Podemos usar por ejemplo el de Flower o el de Compo, pero si es para palmeras, la marca no es algo a lo que tengamos que prestarle demasiada atención. Eso sí, hay que fertilizarlas tal y como se indica en el envase del producto, ya que de lo contrario quemaríamos las raíces.

¿Se han de podar?

Las palmeras son plantas herbáceas (megaforbias) que no toleran demasiado bien la poda. Por eso, lo único que se les debe hacer es eliminar las hojas que estén completamente secas o marrones con unas tijeras que habremos limpiado previamente con un poco de agua o, si se prefiere, con una toallita húmeda. Esto se puede hacer cada vez que sea necesario.

La kentia es una palmera que vive bien en interior

Esperamos que estos consejos sobre los cuidados que necesitan las palmeras de interior te sean de utilidad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.