Papiro, la planta del papel de los antiguos egipcios

Pocas plantas acuáticas o de ribera son tan populares como el papiro. Aunque hay varias especies que son muy similares, nuestra protagonista es la única que tiene las hojas cuyo grosor no es más mayor que el que tiene el hilo de lana.

Aunque no tiene flores decorativas, no le hace falta: su porte es ya de por sí muy elegante. Pero si a eso le añadimos su fácil cultivo, podremos decir sin equivocarnos que estamos hablando de una de las plantas más interesantes del mundo. ¿Te apetece conocerlo más? 😉

Origen y características

Se trata de una planta acuática rizomatosa originaria del mar mediterráneo, principalmente de Egipto donde crece en las orillas del río Nilo así como en su delta. De nombre científico Cyperus papyrus, es conocido popularmente como papiro o papiro de Egipto.

Desarrolla tallos delgados, de unos 2cm de grosor y con una longitud de tres a seis metros, en cuyo extremo surgen los penachos de hojas de color verde jade, largas y delgadas. Hacia la primavera-verano brotan unas flores en forma de espiga de un color marrón poco ornamental.

¿Cómo se cuida?

Si quieres hacerte con un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Puede estar tanto en exterior como en interior, pero crecerá mejor si está fuera de la vivienda en una zona expuesta al sol de manera directa. Dentro del hogar es normal que tenga un desarrollo algo más débil, a menos que se tenga en un patio interior con luz (natural).

Riego

Muy frecuente; de hecho, se puede plantar enun estanque o en una maceta sin agujeros -o incluso en un cubo de goma que usan los jardineros-  e ir regando cada 2-3 días. Solo si lo vamos a tener dentro de casa tendremos que plantarlo en un recipiente con agujeros para evitar que se pudra en invierno.

Abonado

Es aconsejable abonarlo en primavera y verano con abonos orgánicos líquidos, como el guano que podemos comprar aquí. También podemos echarle cáscaras de huevo y de plátano.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado. En el caso de haberlo comprado recientemente debemos de trasplantarlo en cuanto la temperatura suba de los 15 grados centígrados.

Tierra

  • Maceta: puede ser sustrato de cultivo universal sin problemas. Podemos conseguirlo aquí.
  • Jardín: es indiferente, pero es aconsejable que tenga buen drenaje.

Poda

La poda del papiro se hace a finales del invierno. Hay que quitar los tallos secos, enfermos o débiles para que pueda verse tan bonito como el primer día.

Multiplicación

División de tubérculos

Para conseguir un nuevo ejemplar sin tener que comprar otro, lo que podemos hacer es cortar un tallo desde la base, separar un tubérculo grande que esté en el borde de la maceta y finalmente plantarlo en otro sitio.

Esquejes

Para multiplicarlo por esquejes simplemente hay que cortar tallos de unos 10-12cm y ponerlos boca abajo en un recipiente con agua. Lo único es que hay que esperar a que florezca, cosa que hará como hemos comentado antes en primavera.

Semillas

Es MUY difícil. Hay que conseguir semillas frescas pues su periodo de viabilidad es muy corto, y claro, para eso hay que conseguir localizar una planta y esperar a que florezca. Si lo logramos, tenemos que sembrarlas en macetas con sustrato de cultivo universal que esté siempre húmedo sin enterrarlas prácticamente nada.

Si todo va bien, germinarán en 7-10 días como máximo.

Plagas y enfermedades

Sin problemas ni de plagas ni de enfermedades.

Rusticidad

Soporta el frío y las heladas de hasta los -2ºC, quizás -3ºC. Por experiencia puedo afirmar que puede cultivarse en el exterior en zonas con clima mediterráneo cálido. Aunque es posible que se torne un poco amarillo como consecuencia de las bajas temperaturas, en primavera brota con fuerza.

¿Qué usos tiene?

Imagen – Flickr/Eric Hunt

El papiro es una planta que ha tenido dos usos: el ornamental y como papel.

Ornamental

Es muy decorativa, tanto es así que queda muy bien en cualquier rincón. Independientemente de si lo cultivamos en maceta o en tierra, podremos estar seguros de que lograremos que esa estancia no se vea nunca igual… sino mucho mejor.

Como papel

En la época de los faraones fue utilizado de manera intensa para hacer papel. ¿Cómo? Siguiendo estos pasos:

  1. Lo primero que hay que hacer es cortar tallos que se vean sanos.
  2. Después, se les pela la capa exterior.
  3. Luego, se corta la parte interior en tiras delgadas y se ponen en un recipiente con agua durante 72 horas.
  4. A continuación, se colocan las tiras sobre una superficie dura y plana y se aplanan convirtiéndolas en hojas aplándolas con un rodillo.
  5. El siguiente paso es colocar las tiras sobre una tela seca de lino o felpa de manera que la capa superior quede perpendicular a la inferior.
  6. Se cubre las tiras con una segunda capa de tela de lino, de forma que dichas capas queden en medio de los dos trozos de tela, y se coloca entre dos tablas de madera.
  7. Para que todo vaya bien, hay que cambiar las telas de lino cada 2-3 horas por telas secas. Todo el proceso de secado dura 72 horas.
  8. Pasado ese tiempo, se aplana la hoja de papiro con un rodillo.
  9. ¡Y listo!

¿Dónde comprar?

La planta la podemos comprar en cualquier vivero o tienda de jardinería, pero es muy importante saber lo que compramos. Hay otra planta, la Cyperus alternifolius, que demasiado a menudo se vende como papiro pero NO lo es. Hay que recordar que las hojas del papiro son muy finitas, mientras que las del C. alternifolius son bastante más anchas y tienen un color verde más oscuro.

Para que no haya lugar a confusión, aquí tienes una foto del C. alternifolius:

Imagen – Wikimedia/Tauʻolunga

¿Qué te ha parecido el papiro? ¿Tienes algún ejemplar?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.