¿Para qué sirve el jabón potásico?

Jabón potásico

Imagen – Jabones de Guara

En Jardinería On nos gusta hablar de todos los productos que podemos utilizar para tener unas plantas en perfecto estado de salud. Si bien con los químicos o minerales hay que seguir una serie de normas para evitar problemas, son muy útiles cuando nuestras macetas o nuestro jardín está siendo afectado por plagas. Ahora bien, los naturales son muy eficaces para evitar que las plantas tengan que hacer frente a la multitud de insectos que están siempre al acecho, e incluso pueden combatirlos.

Uno de estos remedios es el jabón potásico, un insecticida ecológico y muy económico que actúa por contacto y no por vía de indigestión, evitando así que la savia se intoxique.

¿Qué es el jabón potásico?

Utiliza pulverizadores como estos para tratar tus plantas con jabón potásico

El que es considerado por muchos como el mejor insecticida que existe actualmente, es un compuesto formado por hidróxido potásico (KOH), aceite (ya sea de girasol, de oliva, limpio o filtrado y reciclado) y agua. Tras el proceso de saponificación, es decir, cuando el álcali (potasa) reacciona cuando se mezcla con agua y grasas (aceite), podremos utilizar el jabón potásico para eliminar y prevenir las plagas de nuestras plantas.

¿Por qué usarlo?

Hoy en día estamos utilizando muchos productos sintéticos, es decir, productos químicos. Éstos nos pueden venir muy bien en algún momento dado, como cuando tenemos una plaga que está acabando con nuestros cultivos o cuando un hongo está debilitando nuestras plantas, pero tienen varios inconvenientes y es que son tóxicos para el ser humano. Si nos cae aunque sea sólo una gota de insecticida químico en una herida o corte, nos puede causar mucho daño, y eso es lo mínimo que podría pasarnos. Además, son muy perjudiciales para el medio ambiente.

Pero con los productos naturales, si bien es cierto que hay que leerse la etiqueta y utilizarlos como se nos indica, la realidad es que no son peligrosos ni para nosotros los humanos ni tampoco para la flora y fauna, a excepción, claro está, de aquellas plagas que queramos erradicar. Por ello, es muy importante tener estos como primera opción, pues así también se contribuye a fortalecer el sistema de defensas de los seres vegetales.

Con todo, el jabón potásico es un buen insecticida: es ecológico, no ataca a otros insectos beneficiosos como lo son las abejas, y por si fuera poco se puede reutilizar como abono, pues al descomponerse libera el carbonato de potasa, el cual pueden absorber las raíces. Se puede almacenar de manera sencilla, y lo más importante: no resulta perjudicial para las personas.

¿Para qué sirve?

Elimina los pulgones con jabón potásico

Este insecticida sirve para mantener la salud de tus plantas en perfecto estado, eliminando los insectos que tanto daño les causa, que son los pulgones, la mosca blanca y las cochinillas. Se dice que, incluso, es efectivo como fungicida, lo cual no está nada mal, ¿no crees?

Su precio es de unos 10 euros una botella de 1 litro. Puede parecer mucho, pero en realidad se echa tan poco que esa cantidad te cunde bastante.

¿Cuál es su modo de acción?

El jabón potásico actúa por contacto. Esto significa que cuando el parásito se posa sobre un área donde hayamos puesto el jabón, o si ha quedado cubierto por él, lo que va a ocurrir es que la cutícula que lo protege se reblandecerá provocándole la muerte por asfixia.

Como consecuencia de ello, es muy importante que se aplique el producto por toda la superficie de la planta, en especial por las partes más tiernas puesto que esas son las zonas más vulnerables.

¿Cómo se emplea?

Dracaena

Para utilizarlo correctamente tienes que diluir un 1 o un 2% de jabón potásico en agua, y aplicarlo mediante pulverización de las hojas, empapando bien tanto el haz como el envés. Esto hay que hacerlo en las horas de menor insolación para evitar que el sol queme las plantas.

¿Cuándo hay que tratar las plantas con jabón potásico?

Al ser un producto que no deja restos, para que tenga una eficacia más duradera tenemos que realizar el tratamiento al atardecer, y sólo si no llueve ni hace viento. En el caso de que tengamos la planta en maceta, será muy aconsejable tenerla resguardada una vez que la hayamos tratado con jabón potásico; de esta manera, nos aseguraremos de que le hará el efecto deseado.

Es muy posible que tengamos que hacer varios tratamientos, de modo que volveremos a tratarla cada 15 días durante tres-cuatro meses.

¿Cómo hacer en casa?

Si queremos podemos hacer jabón potásico en casa, pero será imprescindible el uso de guantes y gafas de protección para evitar problemas. Una vez lo tengamos, necesitaremos también hidróxido de potasa, agua y aceite de girasol. ¿Lo tienes? Pues, ahora sí, sigue este paso a paso:

  1. Lo primero que hay que hacer es mezclar 250ml de agua con 100 gramos de hidróxido de potasa.
  2. Luego, ponemos a calentar al baño maría el aceite.
  3. A continuación, hay que ir añadiendo lentamente el aceite a la mezcla de agua y de hidróxido de potasa.
  4. Después, se pone toda la mezcla al baño maría y se remueve durante una hora.
  5. Finalmente, se debe mezclar 40 gramos de masa de jabón con 60 gramos de agua templada. Se agita y, ¡listo!

¿Qué beneficios tiene el jabón potásico?

Uvas verdes

Al estar hecho mediante saponificación con aceites vegetales, es un producto ecológico que no daña el fruto y es respetuoso con el medio ambiente, puesto que es biodegradable. Además, es inocuo para las personas y los animales, por lo que es un insecticida de lo más recomendable cuando se tienen niños o animales.

¿Qué te ha parecido? Interesante, ¿verdad? 🙂

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

2 comentarios

  1.   Abalansu Suarez dijo

    puedo mezclar el jabon potasico con el neen

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Abalansu.
      Sí, al ser naturales y ecológicos puedes mezclarlos sin problemas.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *