Partes de un girasol

El girasol está compuesto por diferentes partes

Contemplar girasoles nos suele transmitir alegría gracias a su gran tamaño y a su color amarillo tan vivo. Es difícil mirarlos y no pensar en los bonitos y calurosos días de verano. Sin lugar a dudas, estas flores son de las más famosas, ¿pero sabríais decir cuáles son las partes de un girasol?

Si bien es cierto que la fama de estas plantas no tiene nada que envidarle a la de otras flores, son muy pocas las personas que saben realmente de qué partes se compone un girasol. Para sacaros de dudas, comentaremos cada una de ellas y desvelaremos algún que otro dato muy curioso acerca de estos vegetales.

¿Qué es el girasol y sus partes?

Las partes de un girasol son las raíces, las hojas, el tallo y la cabeza

Antes de hablar sobre las partes de un girasol, primero vamos a explicar qué es este vegetal. Se trata de una planta cuya característica principal es su propiedad heliotrópica. Esto significa que se orienta siempre mirando al sol, manteniendo a la vez un curso diurno. Por lo tanto podemos observar como a lo largo de un día, la flor de este vegetal se va girando lentamente persiguiendo a la gran estrella que ilumina nuestro sistema solar. Es por este motivo que recibe el nombre de «girasol».

Esta preciosa flor amarilla es originaria de Norteamérica, pero con el paso del tiempo se trasladó también a Perú y a México. A día de hoy se cultiva en muchísimos lugares del planeta, incluido el continente europeo. Cabe decir que el girasol sólo puede crecer en suelos secos y soleados, pues sus raíces alcanzan capas de la tierra muy profundas.

El girasol es una planta anual muy llamativa por su tamaño y su preciosa flor. Es capaz de alcanzar una altura de hasta tres metros. Está formado por diferentes partes, las cuales comentaremos a continuación.

Raíces

Empecemos por un elemento básico de las plantas: Las raíces. Se trata de aquella parte que fija al vegetal en la tierra. En el caso del girasol, hay una raíz principal y varias secundarias. Suelen ser fuertes y bastante fibrosas. Las raíces de los girasoles son capaces de llegar a una profundidad de hasta un metro por debajo de la superficie.

Justo en la zona donde la raíz principal se une con el tallo, el girasol es más débil. Por este motivo no se deben echar fertilizantes por esa área, si no podríamos perjudicar al vegetal, el cual podría acabar pudriéndose.

girasol con pipas
Artículo relacionado:
Recomendaciones para cultivar girasoles

Tallo

En cuanto al tallo del girasol, este suele ser muy recto, grueso y robusto. Su crecimiento es continuo y puede llegar a alcanzar una altura de hasta tres metros. No tiene ramificaciones, pero sí posee unos pelos rígidos que lo cubren para protegerlo. Al final se encuentra un ensanche circular, muy parecido a un plato. La parte céntrica siempre está mirando hacia el sol. Hay que destacar que esta parte del girasol es bastante susceptible a los gorgojos llamados picudo de tallo.

Ya sabréis seguramente que de esta flor se consiguen las famosas pipas y también el aceite de girasol para cocinar. ¿Pero sabíais que el tallo de esta planta también se puede utilizar? Eso sí, para otros fines. Los tallos de girasol se pueden usar como combustible. Además, con ellos se pueden crear fibras textiles y pasta de papel.

Hojas

Entre las partes de un girasol también se encuentran las hojas. Estas destacan generalmente por su gran tamaño y su forma de corazón. El borde de las mismas es dentado, lo que recuerda bastante a una sierra. Al igual que ocurre en el tallo, las hojas están protegidas por pequeños pelos rígidos que cubren su superficie por completo. Estos pelitos son de color verde, que se ve mucho más oscuro en la parte superior.

Existen algunas especies de estos vegetales cuyas hojas son bastante más pequeñas, del tamaño de una moneda. En cambio, otros tipos de girasoles poseen unas hojas tan grandes como una cabeza humana. Esta diferencia depende principalmente de la especie que cultivemos. Lo que sí tienen todas las hojas de los girasoles en común, sean del tipo que sean, es que su color es verde oscuro.

¿Cómo se llama la parte de adentro del girasol?

El girasol está formado por muchas flores pequeñas

Seguramente ya os habréis dado cuenta de que nos ha faltado por comentar la parte del girasol más importante: La cabeza. En botánica se le llama «capítulo» y es realmente un tipo de inflorescencia. Al contrario de lo que podamos pensar, el girasol no es una única flor grande, si no que está compuesto por muchísimas flores pequeñitas y tuberosas. Todas ellas se ubican apiñadas encima de un receptáculo aplanado y se conocen como flósculos. En su conjunto, estos flósculos crean un patrón con forma de espiral, conformando de esta manera la cabeza tan grande y característica del girasol. En total existen dos tipos diferentes de flores que conforman el capítulo de esta planta:

  • Flores tubulares: Estas flores son las que se encuentran en el centro de la inflorescencia. Su color es pardo amarillento. Además, son hermafroditas, lo que significa que tienen órganos masculinos y femeninos. También hay que destacar que cada una de ellas tiene cinco estambres que juntos forman el androceo.
  • Flores liguladas: Las flores liguladas son las marginales. La corola de las mismas es de color amarillo y poseen un tubo corto que se prolonga, otorgándoles una forma similar a una lengüeta. Al contrario que las anteriores, estas flores son estériles y no tienen estambres ni pistilos. La función de las flores liguladas es la de atraer a los insectos polinizadores.

Semillas

No podían faltar tampoco las semillas del girasol, más conocidas como pipas. Estas se encuentran incrustadas justo en el centro de la cabeza. Las pipas no son sólo un pica-pica delicioso, si no que también se utilizan para extraer aceite. Son básicamente una especie de aquenio considerado como fruto seco. Al descascarar las semillas de girasol, queda la pipa que es comestible y que además es el núcleo de esta planta.

A simple vista los girasoles parecen simples flores de gran tamaño, pero en realidad son unas plantas que albergan muchas curiosidades.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.