Ficha completa de las Passiflora

Passiflora amethystina

P. amethystina

Las Passiflora son un género botánico de lianas que crecen en las regiones cálidas de Asia, Australia y Oceanía. Probablemente las conocerás más por su nombre popular, Flor de la Pasión que hace referencia a la Pasión de Cristo ya que los primeros misioneros vieron en sus flores los instrumentos que se utilizaron durante la Pasión.

Son muy populares en los jardines, y no es para menos: sus flores son de colores muy vivos, por lo que embellecen cualquier rincón. Adentrémonos en el fascinante mundo de las Passiflora para conocerlas mejor.

Características de las Passiflora

Passiflora ligularis

P. ligularis

Estas plantas de hoja perenne pueden crecer hasta los 6-7 metros, siempre que estén cerca de una superficie vertical por donde puedan trepar, ya que si bien tienen zarcillos, si no detectan nada por donde crecer, se desarrollarán a nivel de suelo, como si de una planta rastrera se tratase.

Sus hojas normalmente son trilobuladas, es decir, que están compuestas por tres lóbulos, pero hay especies que las tienen enteras. Las flores, que brotan en verano, son muy llamativas, de colores que van desde el blanco hasta el rojo, pasando por el violeta. Si todo va bien y son polinizadas, las semillas empezarán a madurar. Una vez hayan terminado el proceso de maduración, serán de colores oscuros, negruzcos o marrones, y medirán unos 7mm.

Las especies más populares son:

  • Passiflora caerulea: originaria de Brasil y Perú. Se conoce con el nombre de Pasionaria azul por el color de sus flores. Es la más resistente al frío, soportando hasta los -10ºC si está resguardada.
  • Passiflora edulis: originaria de Brasil. Se conoce con el nombre de maracuyá o granadilla, y produce frutos comestibles. Soporta hasta los 5ºC.
  • Passiflora quadrangularis: es originaria de Brasil, y lamentablemente tampoco soporta las heladas. Crece a pleno sol, con temperaturas entre los 17 y los 30ºC. Produce frutos comestibles.

¿Cómo se cuidan?

Passiflora alata

P. alata

Las Passiflora, pese a que la mayoría son muy sensibles al frío, si viven en el clima adecuado no son plantas exigentes, e incluso la P. caerulea es una especie que se puede tener sin problemas en climas templados. Si te gustaría tener alguna, sigue nuestros consejos:

Ubicación

Preferentemente se han de colocar en el exterior, en semisombra. Pero si en tu zona hay heladas, puedes tenerlas en el interior del hogar, en una habitación en la que entre mucha luz natural.

Riego

Durante los meses de primavera y verano se tienen que regar frecuentemente, hasta 3 veces por semana, mientras que en otoño e invierno será suficiente un riego semanal. Es importante evitar el encharcamiento, ya que las raíces podrían pudrirse. En caso de duda, siempre es mejor comprobar la humedad del sustrato. Para ello, puedes hacer lo siguiente:

  • Introducir un palo delgado de madera hasta el fondo. Si sale con mucha tierra adherida, es porque está húmeda y, por lo tanto, no será necesario regar.
  • Si las plantas son jóvenes, se pueden coger las macetas una vez regadas y de nuevo al cabo de unos días. Notarás que, a medida que la tierra se va secando, pesa mucho menos. Esto te servirá para hacerte una idea lo que puede pesar, y de cuándo tienes que regar.
  • Utilizar un medidor de la humedad de la tierra. Es muy fácil de usar, pues sólo tienes que introducirlo y enseguida te indicará si está la tierra seca o húmeda. Pero, eso sí, para que te sea realmente útil, te recomiendo introducirlo de nuevo en otros puntos de la maceta.

Abonado

Durante la primavera y el verano puedes abonar con abonos minerales u orgánicos líquidos, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Poda

Después de la floración se pueden cortar hasta 3 yemas de los tallos que hayan florecido.

Problemas de las Passiflora

Passiflora miniata

P. miniata

Aunque son plantas muy resistentes, ellas también tienen sus enemigos, que son las cochinillas, los pulgones y los ácaros. Los tres se pueden prevenir o tratar con Aceite de Neem o, si la plaga está muy extendida, con Dimetoato al 40%.

Pero también pueden tener las hojas amarillas como consecuencia del exceso de riego o por falta de nutrientes. En el primer caso, se tienen que espaciar los riegos, y en el segundo una vez que se abonen podrán continuar creciendo normalmente, aunque las hojas amarillas no volverán a ser verdes, por lo que puedes quitarlas.

¿Cómo se reproducen?

Passiflora caerulea

P. caerulea

Puedes tener nuevos ejemplares de dos maneras distintas: haciendo esquejes o sembrando sus semillas en primavera. Veamos cómo proceder en cada caso:

Siembra

Una vez adquiridas las semillas, es muy recomendable introducirlas en un vaso con agua durante 24 horas para que se hidraten y puedan germinar mejor. No es un paso esencial ni mucho menos obligatorio, pero si lo hacemos el porcentaje germinativo será mayor.

Al día siguiente se sembrarán en macetas o en bandejas de semillero poniendo un máximo de dos semillas en cada recipiente o alvéolo que habremos rellenado previamente con sustrato de cultivo universal.

Para acabar, sólo quedará regar ahora y cada 2-3 días. De esta manera, las semillas empezarán a germinar al cabo de 2-4 semanas.

Esquejes

El modo más rápido de obtener unas nuevas Passiflora es haciendo esquejes con tres hojas, cortándolos con unas tijeras y plantándolos en arena y turba mezcladas. Como la humedad es importante, puedes cubrir las macetas con plástico. Así no tardarán más de 2-3 semanas en enraizar.

Usos de la Passiflora

Passiflora quadrangularis

P. quadrangularis

Estas plantas se usan sobretodo por su increíble valor ornamental. Sus flores hacen que la estancia se vea como con más vida, más hermosa. Pero, por supuesto, también se usan algunas especies por sus deliciosos frutos, como los de la P. edulis.

Y, por cierto, ¿sabías que hay una que es medicinal? Es la Passiflora incarnata, que sirve como ansiolítico, sedante, antiespasmódico y somnífero. Es, pues, la mejor aliada contra el estrés, los nervios y la ansiedad, ya que además no crea dependencia. Eso sí, todos los excesos son muy perjudiciales, por lo que para evitar problemas, debes saber que se puede hacer una infusión con de 1 a 3 gramos de hojas secas y tomarse tres tazas al día.

En el caso de que se beba más de la cantidad recomendada, pueden aparecer los siguientes síntomas: mareos, confusión y/o coordinación irregular. Si eres mujer, no puedes tomarla si estás embarazada o sospechas que puede estarlo, ni tampoco durante la lactancia. Además, no se tiene que tomar si se tiene que conducir.

Hasta aquí el especial de las Passiflora. ¿Qué te ha parecido? 🙂

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Trepadoras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Juan dijo

    ¡Fantástico artículo! Estoy pensando en cultivar una Passiflora Edulis Edulis, así que me viene de perlas este artículo 🙂

    Por lo que veo, a partir de 5 grados se hiela. ¿Tienen que ser algunos días seguidos o con que en todo el invierno haya un día que haga esa temperatura ya se me estropeará?

    Un saludo.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Juan.
      Me alegro de que te haya gustado el artículo 🙂 .
      Lamentablemente sí, aunque sea sólo un día que se produzca esa helada, la planta lo va a notar. Pero la puedes tener en invierno dentro de casa, para que no note el frío. Luego en primavera la sacas y crecerá como si nada.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *