Patata china (Sechium edule)

Patata china

Hay muchos tipos de hortalizas, y una de las más curiosas es la conocida como patata china. La produce una planta de la familia de las calabazas, y es muy fácil de cultivar. Además, tiene un sabor suave, muy sencillo de comer al tener la pulpa por lo general suave.

¿Quieres saber cómo puedes disfrutar de ella? Pues no lo dudes: a continuación te voy a dar las claves para tener éxito con la patata china.

Origen y características

Vista de las plantas Sechium edule

Imagen – Wikimedia/Forest and Kim Starr

Se trata de una planta trepadora perenne originaria de América Central cuyo nombre científico es Sechium edule, aunque popularmente se la conoce como papa del aire, chayota, guatila, cidra, erizo o patata china. Puede alcanzar una altura de hasta 15 metros siempre que tenga soporte, y es una especie con tallos muy ramificados. Las hojas son palmeadas, con de 5 a 7 lóbulos obtusos con el margen ligeramente dentado.

Las flores son unisexuales, y se agrupan en inflorescencias. El fruto es una baya de hasta 2kg de peso, solitaria o en pares, carnosa, indehiscente, que adquiere una variable forma y tamaño. Las semillas son grandes, ovoides, lisas y suaves.

Usos

  • Fruto: en origen se usa como reemplazo de la patata, en sopas, fritos, etc.
  • Raíces: son comestibles, con un sabor suave.

¿Cómo se cultiva?

Sechium edule

Imagen – Wikimedia/B.navez

Si te animas a cultivarla, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: ha de estar en el exterior, con buena luz.
  • Tierra: ha de tener muy buen drenaje, y sobretodo ser rica en materia orgánica. Por eso, es muy recomendable abonar el terreno antes de sembrar o plantar, por ejemplo con estiércol de vaca o de gallina (este último si lo consigues fresco déjalo secar al sol unos 10 días, ya que de lo contrario como es tan concentrado podría quemar las plantas).
  • Riego: frecuente, a diario si hace falta. La tierra no tiene que secarse.
  • Abonado: durante toda la temporada con abonos orgánicos.
  • Multiplicación: por semillas en primavera (puedes hacerlo en invierno si tienes un germinador eléctrico (como este de aquí) y así adelantar un poco la temporada).
  • Rusticidad: no resiste heladas. En las regiones templadas se cultiva como anual.

¿Qué te ha parecido la chayota?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior