Malvón (Pelargonium hortorum)

El Pelargonium hortorum es un arbusto pequeño

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

El Pelargonium hortorum es una de las especies de geranio más habituales en viveros, y por lo tanto también en los jardines y patios. Es una planta que florece durante buena parte del año, y que precisa de muy pocos cuidados para alegrarnos la estancia así como el día a día.

Además, es muy económico y sus esquejes enraízan con facilidad. Por muy poco dinero y esfuerzo puedes tener varios ejemplares. ¿Quieres saber todo sobre su cultivo?

Origen y características del Pelargonium hortorum

El Pelargonium hortorum es uno de los geranios más comunes

Imagen – Wikimedia/Alejandro Bayer Tamayo from Armenia, Colombia

El Pelargonium hortorum (el nombre científico correcto es Pelargonium x hortorum) es un cruce entre Pelargonium inquinans y Pelargonium zonale. Popularmente se le conoce como malvón, geranio de jardín o geranio común y es un tipo de geranio que crece como arbusto bajo, alcanzando una altura de entre los 30 y los 60 centímetros, y desarrolla tallos suculentos, erguidos y cubiertos por una pelusilla muy fina. Las hojas son reniformes (tienen forma de riñón), simples y alternas, con los márgenes algo dentados.

Florece desde primavera hasta finales del verano, e incluso hasta otoño si el clima lo permite. Sus flores miden de 2 a 3 centímetros de diámetro, y de color generalmente rojo pero pueden ser también rosas o blancas.

¿Cuáles son los cuidados del geranio común?

Conseguir un geranio de jardín bien cuidado no te va a robar mucho tiempo. Es una planta muy agradecida, que produce numerosas flores durante toda la temporada, y de la que no hay que preocuparse en exceso. De hecho, a menudo se la considera como apta para aquellas personas que se inician en el mundo de las plantas. Pero por supuesto, es importante tener en cuenta algunos detalles para que sea feliz en el jardín o en maceta.

Ubicación

Es muy recomendable tener al Pelargonium x hortorum en el exterior, en una zona donde reciba la luz del sol, ya sea de manera directa o indirecta. Se adapta bien a vivir en semisombra, pero el lugar ha de tener mucha claridad pues no puede crecer en zonas oscuras.

Tierra

  • Maceta: puedes rellenarla con sustrato universal mezclado con un 30% de perlita, pero eso sí, la maceta ha de tener agujeros en la base para que el agua salga durante el riego; de lo contrario, las raíces se pudrirán.
  • Jardín: no es exigente siempre y cuando la tierra tenga buen drenaje.

Riego

Las flores del Pelargonum x hortorum son de distintos colores

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

El riego del geranio de jardín será moderado. Durante el verano se debe regar unas 3 veces por semana, y el resto del año entre 1 y 2 por semana. Usa agua de lluvia, sin cal o en su defecto una que sea apta para consumo humano, y echa la cantidad que sea necesaria hasta que la tierra o el sustrato quede bien empapada/o.

Si lo tienes en maceta, durante el verano le puedes poner un plato debajo, pero te has de acordar de retirárselo en invierno con el fin de evitar que sus raíces se pudran.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se debe abonar con abonos de tipo orgánico. Por ejemplo, son recomendables el guano, o el abono extracto de algas; si bien este último se ha de usar con precaución, pues es muy alcalino y si el pH de la tierra que tiene el geranio se vuelve demasiado calcárea podríamos causarle problemas.

Si lo tienes plantado en el suelo, puedes aprovechar para abonar de paso el jardín, con compost, mantillo o estiércol de animales herbívoros.

Multiplicación

El Pelargonium x hortorum se multiplica por esquejes de tallo en primavera. Con unos pocos pasos y dándoles unos cuidados básicos conseguirás tener nuevos ejemplares. Si no me crees, solo has de seguir estas indicaciones:

  1. Lo primero de todo es limpiar bien con agua y jabón unas tijeras o un cuchillo de sierra, pues esa será la herramienta que utilizarás para hacer el esqueje.
  2. Una vez limpio, corta un tallo que mida unos 10-15 centímetros.
  3. Después, impregna su base con enraizantes caseros, o bien con hormonas de enraizamiento en polvo o líquidas.
  4. A continuación, rellena una maceta de unos 10,5 centímetros de diámetro con vermiculita previamente humedecida.
  5. Luego, haz un agujero en el centro e introduce el esqueje unos 3-4 centímetros.
  6. Por último, echa más vermiculita si lo consideras necesario y coloca la maceta en el exterior, en semisombra.

Ahora lo único que tienes que hacer es mantener el sustrato húmedo (pero ojo, no encharcado). En unos 15-20 días emitirá sus propias raíces.

Época de plantación o trasplante

Si quieres plantar tu geranio común en el jardín, o si ves que se le salen las raíces por los agujeros de drenaje y/o ya ha ocupado toda la maceta, podrás trasplantarlo en primavera, cuando la temperatura mínima sea igual o superior a los 15 grados centígrados.

Plagas y enfermedades

Es vulnerable al ataque de la mosca del geranio, así como a la roya. La primera es una plaga que perfora los tallos y que se trata con cipermetrina al 10%; y la otra es una enfermedad transmitida por hongos que se manifiesta con manchas anaranjadas en las hojas y que se trata con fungicidas.

Rusticidad

Resiste el frío, pero las heladas le perjudican. Lo ideal es que no baje de los 0 grados, aunque aguanta hasta los -2ºC si es por poco tiempo.

¿Dónde comprar Pelargonium x hortorum?

El Pelargonium x hortorum es una planta que produce flores preciosas

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Consigue tu ejemplar desde aquí.

¡Que disfrutes de tu geranio de jardín! 🙂


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.