Peperomia caperata

Peperomia caperata

La Peperomia caperata es una planta muy bonita, tanto es así que son muchas las personas que deciden comprarla y llevársela a casa. Sin embargo, sus cuidados no son muy fáciles que digamos: no resiste el exceso de agua, pero tampoco vive bien en zonas secas, y las temperaturas frías no le gustan.

Pero eso no significa que sea difícil, o no demasiado. A continuación te diré todo lo que debes de saber para que puedas disfrutar de tu peperomia por mucho tiempo.

Origen y características

Peperomia caperata cómo es

Nuestra protagonista es una planta herbácea y perenne originaria de Brasil cuyo nombre científico es Peperomia caperata, aunque popularmente se la conoce como peperomia o cola de ratón. Alcanza una altura de 20 centímetros, y ocupa lo mismo de ancho. Las hojas tienen forma de corazón, y tienen el pecíolo de color rojizo. Las flores surgen de inflorescencias de entre 5 y 8cm de largo y son de color blanco.

Se han desarrollado numerosos cultivares: de hojas verdes, rojas… Uno de ellos, el Luna Red, obtuvo el Galardón al Mérito en Jardinería de la Real Sociedad de Horticultura, la cual se fundó en Londres en el 1804.

¿Cuáles son sus cuidados?

cuidados Peperomia caperata

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Vamos a pensar en la peperomia. Esta planta, en su hábitat natural, estaría en las selvas tropicales. Pero como no es muy grande, entonces los rayos del sol no la alcanza demasiado. Tendría luz, pero esta no sería directa, sino indirecta y filtrada por otras plantas.

Entonces, en tu casa, ya sea en el jardín o en interior, debes colocarla en un lugar muy luminoso, pero no que le dé el sol directo.

¿Qué quiere decir eso? Toma nota:

  • Interior: ha de estar en una habitación en la que entre mucha luz natural, que tenga una alta humedad ambiental (se puede conseguir poniendo un humidificador o vasos con agua alrededor de la planta), y lejos de las corrientes de aire.
  • Exterior: en semisombra.

Algunos expertos recomiendan que se coloque siempre en una orientación sur (si estás en el hemisferio norte; norte, si estás en el hemisferio sur) porque es donde mejor puede crecer.

¿Y qué pasa si no tienes tanta iluminación natural como requiere? En este caso, y como excepción, has de saber que también puede desarrollarse bien con una luz artificial. Así que aunque vivas en una casa oscura, podrías tenerla si le ofreces luz artificial adecuada.

Tierra

La tierra habitual de una peperomia es un sustrato especial para plantas de interior. Este ayuda a mantener húmeda la tierra sin que perjudique a las raíces. Pero si no quieres usar ese, entonces apuesta por turba porque tiene una buena aireación (en caso negativo puedes usar perlita o akadama para darle más oxigenación).

Otra opción es usar tierra de compost y mezclarla con algún drenaje.

Eso sí, hay diferencia entre que la plantes en una maceta o en el jardín. Básicamente sigue lo siguiente:

  • Maceta: se ha de mezclar a partes iguales humus, grava y turba negra.
  • Jardín: el suelo ha de ser fértil y tener buen drenaje.

Riego

peperomia caperata riego

El riego de una Peperomia caperata no es abundante, sino que debes echarle poca cantidad. Y es que, por si no lo recuerdas, esta planta tiene tanto las hojas como los pedúnculos como si fuera una suculenta, lo que implica que puede almacenar agua.

Por eso, si no ves que tenga la tierra seca, o veas a la planta apagada, es mejor no regarla.

Si te sirve de guía, debes hacerlo 3-4 veces por semana en verano, y algo menos el resto del año.

Además del riego, o incluso podríamos decir que aparte de este, uno de los cuidados más importantes de la peperomia es la humedad. En su hábitat natural, serían las plantas más altas las que alcanzarían antes la lluvia y ella se nutriría de la humedad ambiental que haya. Por eso, esta parte es muy importante (y la razón por la que tu planta puede morir).

Así que, si tienes una, y notas que la humedad ambiente no vale (uno de los principales síntomas será que las hojas se ponen quebradizas), entonces lo que debes hacer es agrupar varias plantas creando grupos y poner en ellas un humidificador para activarlo varias horas al día.

Aunque no lo creas, sirve. De hecho empezarás a notar las hojas más tersas y fuertes. Eso sí, acuérdate de ir rotando la maceta para que todas las hojas se nutran.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales de verano con un abono específico para plantas verdes.

Debes tener en cuenta que, si acabas de plantarla, o hace menos de un año que lo has hecho, no es recomendable abonar. En caso de hacerlo, usa la mitad de producto esta vez. El motivo es sencillo: tiene tierra nueva que tendrá todos los nutrientes necesarios para que la planta crezca y se desarrolle. Pero si le proporcionas más nutrientes estarás haciendo que crezca más rápido y eso puede perjudicar su salud.

Trasplante

Aunque no es lo habitual, la peperomia caperata se puede trasplantar. Ha de hacerse siempre en primavera y no requiere un cambio de tamaño exagerado. Con que sea una maceta un poquito mayor de donde la tenías es suficiente.

Si esta planta la tienes en el jardín, no será necesario esto, pero sí tener en cuenta el tipo de tierra que necesita.

Multiplicación

La reproducción se lleva a cabo por semillas en primavera. Pero si de verdad quieres tener éxito, y avanzar de una forma más rápida, hay otras formas.

La más habitual, y con la que puedes conseguir mayor éxito, es a través de los esquejes de hoja.

Lo que tienes que hacer es cortar las hojas, siempre con unas tijeras desinfectadas y bien afiladas. Asegúrate de dejar 2-3 centímetros de peciolo ya que, de lo contrario, va a ser más complicado que resulte.

Estas hojas debes plantarlas en macetas pequeñas, con tierra de turba y has de asegurarte de que tiene un pH de entre 5,5 y 6,5. Antes de poner las hojas, el sustrato debe estar húmedo, para clavar los pedúnculos.

Intenta que las hojas no toquen la tierra, porque si es así, y lo riegas, estas se pueden pudrir y va a ser más difícil conseguir que salgan adelante.

Tienes que mantenerle la humedad en la tierra durante al menos 30 días. En ese tiempo la maceta debe estar con luz directa (a pleno sol) pero evitando las corrientes de agua. Un pequeño truco es poner una bolsa de plástico o similar creando una especie de invernadero para que la humedad se mantenga y para que se filtre un poco el sol.

Cuando enraizan, tendrás que esperar 30, 60 días más para cambiarla a su nueva maceta, esta ya la definitiva.

Otra forma de multiplicarla es a través de la división de la planta. Aunque no es muy habitual hacerlo así, se puede, ya que cuando la trasplantes verás que la planta son en realidad varios grupos de tallos.

Estos podrías dividirlos, con cuidado de mantenerle a ambos grupos las raíces, y así plantarlos en macetas individuales, de tal forma que tendrías plantas más grandes en poco tiempo.

Plagas y enfermedades

Debemos partir de la base de que la Peperomia caperata es bastante resistente a las plagas y enfermedades. Pero no quiere decir que sea intocable.

De hecho, una de las más habituales, y que hará que le salgan hojas con puntos amarillos, es la araña roja. Esta la localizas en el envés de la hoja pero tendrás que usar una lupa para detectarla.

En cuanto a enfermedades, pueden darse por:

  • Exceso de agua: que pudrirá sus raíces e irremediablemente hará que la planta se muera. Lo sabrás si los tallos empiezan a tener manchas negras en sus tallos. Si la coges a tiempo solo tendrás que cambiarle la tierra y maceta y no regar hasta que notes que está seca la tierra.
  • Falta de luz: notarás que le pasa esto cuando los tallos empiecen a ser demasiado largos. Con cambiarla de ubicación será suficiente.
  • Exceso de luz: cuando veas que las hojas pierden su color habitual, y su lustro, la planta te indicará que tiene demasiado sol directo. De nuevo, tendrás que cambiarla a otra ubicación.
  • Frío: como sabes, la temperatura ideal de la planta son 24 grados. Pero si desciende de 15 grados la planta sufre. Y esto lo notarás cuando empiece a perder hojas. Si eso pasa, antes de que sea demasiado tarde deberías cambiarla a una ubicación más calurosa.

Rusticidad

No resiste el frío. La temperatura mínima que aguanta es 15ºC.

¿Qué te ha parecido la Peperomia caperata?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

4 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Rafaela dijo

    Es una planta maravillosa y luce muy elegante, requiere de cuidados, vale la pena tenerla en tu sala de estar o terraza cubierta , no le debe dar el sol. Gracias por sus recomendaciones!!!

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Gracias a ti, Rafaela!

  2.   Virginia dijo

    Es una mata preciosa.!!! Rafaella, no sería posible publicar una foto de cómo reproducir la planta, mediante el corte de la hoja…??
    Muchas gracias Rafaela por tus enseñanzas !!!

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Virginia.

      No tenemos a ninguna Rafaela trabajando con nosotros 🙂

      Pero igualmente, gracias por tu sugerencia. La anotamos.

      Un saludo.