Cuidados, cultivo y características del Tupinambo o Alcachofa de Jerusalén

El tupinambo o Alcachofa de Jerusalén es uno de los nombres comunes con el que se conoce a este tubérculo cuyo nombre científico es Helianthus Tuberosus,  de cultivo sencillo y con propiedades que le sirven para su uso medicinal y en la gastronomía.

El tupinambo es originario de Norteamérica y pertenece a la familia de la Asteraceae y a continuación conoceremos un poco más sobre sus cuidados, cultivos y características.

Cultivo de tupinambo o Alcachofa de Jerusalén

Se dice que es muy sencillo el cultivo de estos tubérculos, dado que es una planta que es capaz de crecer en condiciones climáticas adversas y suelos con pocos nutrientes, sin embargo su rendimiento es a todas luces muy precario.

Se puede comenzar un cultivo partiendo de las raíces enteras o en trozos, que estén provistos al menos de dos yemas para que se puedan dar los brotes, siendo esta la forma más fácil y rápida; también puedes comenzar el cultivo con semillas cuyo proceso puede demorar alrededor de los dos años para que inicien los brotes.

En ambos casos la calidad del suelo, fertilización, etc., serán primordiales.

De preferencia y para que los cultivos sean óptimos, los suelos deben ser permeables y sueltos para evitar que el agua se estanque, este también debe ser rico en nutrientes o en caso contrario se debe suministrar fertilizantes al suelo; si la floración no coincide con la temporada de lluvia se debe regar la planta para ayudar a una máxima productividad.

El tupinambo o Alcachofa de Jerusalén se da muy bien en climas templados; sin embargo y aun cuando su parte externa se cubra de escarcha, los tubérculos pueden resistir muy bien temperaturas bajas de hasta -15º centígrados.

Es importante controlar el crecimiento de la maleza, por lo general se debe aplicar un herbicida antes de iniciar el cultivo y una vez nazcan las plantas se repite el procedimiento.

Como la planta demanda altas cantidades de nutrientes para un óptimo rendimiento, se debe aplicar un abono compuesto.

Esta planta requiere de espacios amplios para su cultivo, dado que se multiplica por división espontanea de sus tubérculos, si no disponen de espacio suficiente no será productiva la floración.

Ya hemos dicho que uno de los principales aportes que se debe procurar a la planta, es el fertilizante de calidad y abundante; de por si no necesita de mayores cuidados más allá de estar pendiente de cortar los tallos el principio del otoño, en verano aplicar riesgos constantes sin excesos para no encharcar el suelo porque perjudica a la planta y mantener a raya la maleza, aunque la planta se defiende muy bien de esta.

Características del Tupinambo o Alcachofa de Jerusalén

La planta alcanza una altura de hasta dos metros en su etapa madura, los tallos son rígidos, las hojas son de forma oval y dentada, los tubérculos suelen ser blancos, púrpura o rojos, miden de largo entre 7 y 10 centímetros por 3 a 5 centímetros de ancho.

La planta genera una flor estupenda de color amarillo muy vivo, en forma de ramilletes, muy parecida por cierto a las populares margaritas; las mismas se dan en el otoño aunque hay regiones de Europa donde el tupinambo no florece.

Como esta planta se da de forma silvestre, otra de sus características es que sus tubérculos se van multiplicando de forma natural y así se va expandiendo el cultivo tanto como el espacio alrededor se lo permita; por ello se ubica entre las perennes.

De hecho el tupinambo está reconocido como invasor debido a esa capacidad de multiplicarse con rapidez y de arraigarse en grandes espacios del suelo en corto tiempo; se recomienda en todo caso que se limite el espacio de su cultivo, dedicando para ello uno pequeño y bien delimitado en la huerta.

El tupinambo también es conocido por sus propiedades diuréticas, afrodisiacas, como un gran tónico y se aplica en tratamientos para la diabetes y reumatismo.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Huerto

Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y las flores. En general, todo lo que tenga que ver con lo "verde".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.