Labiérnago negro (Phillyrea latifolia)

Vista de la Phillyrea latifolia

Imagen – Wikimedia/Zeynel Cebeci

La Phillyrea latifolia es un árbol que bien puede utilizarse como seto de protección como planta en maceta. Como se mantiene siempreverde, además durante el verano proporciona una muy agradable sombra, por lo que seguro que vas a poder disfrutar mucho de él.

Por si fuera poco, no requiere riegos muy frecuentes puesto que resiste la sequía, así como las heladas de débiles a moderadas. ¿Te apetece saber más sobre él? 🙂

Origen y características de la Phillyrea latifolia

Phillyrea latifolia en hábitat

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

Conocido como labiérnago de hoja ancha, labiérnago negro o agracejo (no confundir este último con el Berberis vulgaris) es un árbol perennifolio originario del sur de Europa, noroeste de África y suroeste de Asia. En España lo encontramos en el archipiélago balear, y en la península en Cataluña, Aragón, Pirineos, Cantabria y País Vasco, así como en la mitad meridional.

Alcanza una altura de hasta 9 metros, si bien puede superarlos. Su copa es densa, muy ramificada, con ramas de color blanquecino y lisas. Las hojas son ovadas, con los nervios principales bien visibles, y el margen serrado o entero. Las flores, que brotan en primavera, son blanco-verdosas y aparecen agrupadas en ramilletes entre las hojas. El fruto es una drupa globosa y negra que mide alrededor de un centímetro y contiene una o dos semillas.

¿Cuáles son los cuidados que requiere?

 

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

La Phillyrea latifolia es una planta que ha de estar en exterior, a ser posible en una zona donde le dé el sol de manera directa cuantas más horas mejor (mínimo cuatro).

Tierra

  • Jardín: crece en suelos arcillosos, y tolera los calizos. Asimismo, debe de tener buen drenaje y ser fértil.
  • Macetas: rellenar con sustrato universal (en venta aquí). El recipiente a utilizar tiene que tener agujeros de drenaje para que el agua que sobre pueda salir, evitando así la pudrición de las raíces.

Riego

  • Jardín: durante el primer año tocará regar unas 2 veces por semana en verano y entre 1 y 2 por semana el resto del año, pero a partir del segundo podrás ir espaciando los riegos. En el caso de que en tu zona se registren un mínimo de 350-400mm anuales a partir de la tercera temporada que esté plantado podrás dejar de regar.
  • Maceta: unas 2-3 veces por semana en verano, y algo menos el resto del año.

Abonado

Las flores del labiérnago negro son blancas

Imagen – Wikimedia/K.vliet

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se aconseja abonar, ya sea con abonos caseros o compuestos. Como abonos caseros tienes las cáscaras de huevo y de plátano, la ceniza (mejor si es de madera), abono verde, o compost; y como compuestos los que venden en cualquier vivero: el universal (en venta aquí), o para plantas verdes (en venta aquí), entre otros.

Tan solo ten en cuenta que si te decantas por estos últimos, debes de seguir al pie de la letra las indicaciones especificadas en el envase puesto que de lo contrario podría haber riesgo de sobredosis y las raíces se quemarían.

Poda

No la necesita. Quitar solo las ramas secas, enfermas, débiles o rotas a finales de invierno, o en otoño si el clima es suave.

Multiplicación del labiérnago negro

La Phillyrea latifolia se multiplica por semillas en primavera. Simplemente has de sembrarlas en macetas o bandejas de semillero con sustrato universal, colocarlas en el exterior en semisombra, y mantener el sustrato siempre húmedo (pero no encharcado).

Para conseguir una mayor tasa de germinación y supervivencia, es importante no poner las semillas muy juntas (lo ideal es poner 2-3 en un misma maceta o alvéolo), y espolvorear azufre (en venta aquí) para prevenir hongos. El azufre es un fungicida natural que, si se va aplicando primero en semilleros y luego tras el repicado, ayuda a las plántulas a superar el período crítico (el primer año de vida).

Así germinarán en unas 2 semanas, máximo un mes.

Época de plantación o trasplante

A finales de invierno, cuando el riesgo de heladas haya pasado. Si quieres tenerlo en el jardín, se aconseja hacer un agujero de plantación de al menos 1m x 1m para que su sistema radicular pueda adaptarse y reanudar su crecimiento lo antes posible al encontrarse tierra suelta.

Y si lo que quieres es pasarlo a una maceta mayor, hazlo solo si le ves raíces salir por los agujeros de drenaje, si sabes de antemano que lleva mucho tiempo (mínimo un año) en ese mismo recipiente, y/o si ves que apenas hay tierra.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente.

Rusticidad

Imagen – Wikimedia/ Xemenendura

La Phillyrea latifolia resiste heladas de hasta los -7ºC. Además, las temperaturas máximas de hasta los 40ºC no le afectan, siempre que tenga el sustrato o la tierra algo húmedos.

¿Qué te ha parecido este árbol? Sin duda es una planta muy a tener en cuenta si vives en una zona donde la sequía es un problema recurrente 😉 .


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.