Phoenix reclinata

La Phoenix reclinata es una de mis palmeras multicaule -de varios troncos- favorita, y puede que eso lo notes fácilmente a medida que vayas leyendo este artículo. Su elegancia se puede comparar a la que posee el Cocos nucifera (cocotero), salvando las distancias eso sí, ya que son dos especies totalmente diferentes.

Por ello, no es una planta que, en teoría, se pueda cultivar en macetas durante mucho tiempo ni en jardines pequeños puesto que necesita bastante espacio para crecer. Ahora bien, y repito, esto es la teoría. La realidad es que esos hijuelos que le van saliendo se pueden quitar para que tenga un único tronco, y como este además es delgado pues… 😉 ¿Te apetece conocerla?

Origen y características

Nuestra protagonista es una palmera originaria de los trópicos de África, la Península Arábiga y las Islas Comores cuyo nombre científico es Phoenix reclinata, aunque popularmente se la conoce como palmera del Senegal o palmera reclinada. Como adelantaba, es multicaule, produciendo tallos de hasta 15 metros de altura por 30cm de ancho. Las hojas son pinnadas y recurvadas, con una longitud de 2,5 a 4,5m por unos 0,75cm de ancho. Estas son de color verde, ya sea brillante o verde intenso, y están formadas por peciolos de 30cm armados con espinas largas y afilados en la base. La corona cuenta con 20-40 hojas.

Es una planta dioica, lo que quiere decir que hay pies femeninos y masculinos. Las inflorescencias masculinas son de color amarillo pálido, mientras que las femeninas son pequeñas, globosas y amarillo-verdáceas. El fruto mide unos 2,5cm de diámetro, es de color naranja y comestible. Este en su interior contiene una única semilla que recuerda mucho a la que tiene la datilera pero es un poco más gruesa y grande.

Hay que decir que todas las palmeras del género Phoenix se hibridan muy fácilmente, dando como resultado variaciones de forma natural. Por lo que si quieres una Phoenix reclinata ‘pura’ deberás de asegurarte de que las características más o menos coinciden con las que te he comentado más arriba (obviamente, la altura, el número y la longitud de las hojas no puede coincidir pues nadie vende palmeras tan adultas, y además, es difícil encontrarlas en los jardines, lo cual es una verdadera lástima).

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Para que pueda crecer bien, con sus múltiples troncos, es importante que esté en un espacio amplio, de al menos 4 metros de largo y otros 4m de ancho. Por supuesto, tiene que estar en el exterior, a pleno sol. Es necesario que le dé la luz del astro rey a ser posible durante todo el día, pues no tolera la semisombra ni mucho menos la sombra.

Tierra

  • Jardín: crece en todo tipo de suelos, pero prefiere los que tienen buen drenaje.
  • Maceta: no es planta para tener en maceta durante mucho tiempo, pero mientras es joven se puede tener en una con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita. Puedes conseguir el primero aquí y el segundo aquí.

Riego

Es una palmera que resiste bien la sequía, pero si se cultiva en maceta o en una zona especialmente seca (como el mediterráneo cálido) hay que regarla de tanto en cuando. Para que tengas más o menos una idea de cuánto regarla, aquí tienes:

  • Maceta: 3 veces por semana en verano y cada 5-6 días el resto del año.
  • Jardín: durante el primer año unas dos veces por semana; a partir del segundo se pueden ir espaciando los riegos. Si caen un mínimo de 350-400mm/año a partir del tercer año no importará regarla -aunque lo agradecerá de tanto en cuando 😉 -.

Multiplicación

Es una de las pocas que se pueden multiplicar tanto por semillas como por división de hijuelos, en primavera. Veamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

  1. Lo primero que hay que hacer es limpiarlas e introducirlas en un vaso con agua durante 24h.
  2. Al día siguiente, se rellena una maceta de unos 10,5cm de diámetro con sustrato de cultivo universal y se riega.
  3. Luego, se colocan 2-3 semillas en la superficie, y se cubren con una fina capa de sustrato para que no queden expuestas al sol.
  4. Por último, se vuelve a regar y se coloca la maceta en el exterior, a pleno sol.

Germinarán en 1-2 meses a una temperatura de unos 25ºC.

Hijuelos

Es complicado, pero no imposible. Para ello hay que seleccionar un hijuelo que tenga un tamaño fácilmente manipulable, cortarlo lo más posible del tronco de la madre, impregnar la base con enraizantes caseros y plantarlo en una maceta con vermiculita (puedes conseguirla aquí) previamente humedecida.

Manteniendo dicho sustrato húmedo, y la maceta en el exterior en semisombra, la planta enraizará al cabo de unas 2 o 3 semanas.

Poda

No es necesaria. Tan solo se han de quitar las hojas secas, enfermas o débiles a finales de invierno. También se pueden quitar los hijuelos si no se quiere que tenga o no tenga tantos, a comienzos de primavera.

Plagas y enfermedades

Es muy, muy resistente, pero al igual que todas las palmeras, y muy especialmente a las de su género Phoenix, es vulnerable al ataque de picudo rojo y Paysandisia archon. Si vives en una zona donde ya están estas plagas, o donde hay riesgo de que lo haya (da igual si es bajo), tienes que hacer tratamientos preventivos con imidacloprid o con estos remedios.

Los síntomas son:

  • Fibras que salen del tronco
  • Hoja central desviada
  • Agujeros en forma de abanico en las hojas
  • Agujeros en el tronco
  • Amarilleamiento y rápida muerte de hojas
  • Debilitamiento
  • Podría florecer en un intento de dejar una nueva generación antes de morir

Rusticidad

Resiste hasta los -7ºC.

¿Qué te ha parecido la Phoenix reclinata?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Palmeras

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.