Palmera enana (Phoenix roebelenii)

La Phoenix roebelenii se puede plantar en grupos

La Phoenix roebelenii es una de las palmeras más interesantes. Con una altura que no supera los cinco metros, y como además tiene un tronco delgado, se puede cultivar en jardines pequeños e incluso en macetas grandes.

Su mantenimiento es muy sencillo, tanto es así que si te quieres iniciar en el mundo de este tipo de plantas, una de las más recomendables es precisamente ella: la palmera enana. Aquí tienes su ficha para que puedas conocerla y cuidarla bien.

Origen y características

La palmera enana se puede cultivar en maceta

Nuestra protagonista es una palmera unicaule (es decir, de un solo tronco) endémica del sudeste de Asia, concretamente en el sudoeste de China (Yunnan), norte de Laos y Vietnam. Su nombre científico es Phoenix roebelenii, aunque se la conoce como palmera enana, palmera pigmea, palmera roebeleni o datilera pigmea. Alcanza una altura máxima de 5 metros, con hojas pinnadas se hasta 140cm de largo cuyas pinnas o folíolos miden 20cm de largo.

Las flores, que aparecen en verano, se agrupan en inflorescencias de 45cm de largo, y son panojas interfoliares que están protegidas por una espata. El fruto es una grupa globosa de 1cm de largo y de color oscuro cuando madura.

¿Cuáles son sus cuidados?

La Phoenix roebelenii se puede cultivar en el interior con mucha luz

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

  • Exterior: aconsejo ponerla en semisombra, ya que al sol sus hojas se queman fácilmente si no están acostumbradas a estar expuestas de forma directa al astro rey.
  • Interior: puede estar dentro del hogar siempre que en la habitación donde se quiera poner haya mucha luz y donde esté lejos de las corrientes de aire.

Tierra

  • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.
  • Jardín: es indiferente si es fértil y tiene buen drenaje.

Riego

La frecuencia de riego variará dependiendo del clima y de la ubicación. Por eso, y teniendo en cuenta que no tolera el encharcamiento, lo mejor que podemos hacer es comprobar la humedad de la tierra antes de regar de cualquiera de estas formas:

  • Pesar la maceta una vez regada y de nuevo pasados unos días: como la tierra húmeda pesa más que la seca, esta diferencia de peso sirve como una guía para saber cuándo regar.
  • Introducir un palo delgado de madera hasta el fondo: si al sacarlo sale prácticamente limpio, regaremos ya que eso significará que la tierra está seca.
  • Utilizar un medidor de humedad digital: al introducirlo en la tierra nos indicará al instante qué grado de humedad tiene esa porción de sustrato que ha entrado en contacto con él. Eso sí, para que sea realmente útil es importante introducirlo en otras áreas, como más cerca de la planta y de nuevo más lejos.

Abonado

Tan importante como el riego es el abonado. Y es que ningún ser vivo puede mantenerse saludable solo con agua durante demasiado tiempo. Las palmeras, además, son plantas que necesitan mucha ”comida”, por lo que para que a nuestra Phoenix roebelenii no le falte de nada recomiendo abonarla desde comienzos de primavera hasta finales de verano (podemos continuar hasta otoño si vivimos en una zona con clima templado) con abonos orgánicos, como el guano, harina de huesos, etc.

Multiplicación

La Phoenix roebelenii se multiplica por semillas en primavera o verano. Para ello hay que seguir este paso a paso:

  1. Lo primero que tenemos que hacer es rellenar una maceta con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.
  2. Después, regamos a consciencia, empapando bien todo el sustrato.
  3. A continuación, colocamos las semillas sobre la superficie, y las cubrimos con una fina capa de sustrato. Ha de ser lo suficientemente gruesa para que no queden expuestas al astro rey. También es importante no poner demasiadas en una misma maceta. De hecho, lo ideal es no poner más de 2 o 3 si el recipiente en cuestión mide unos 10,5cm de diámetro.
  4. Luego, se riega de nuevo, esta vez con un pulverizador.
  5. Por último, se coloca en el exterior, en semisombra (que tenga más luz que sombra).

Así, las semillas germinarán en 2 meses como máximo. De todas maneras, para que germinen algo más rápido podemos introducirlas en un vaso con agua durante 24 horas antes de sembrarlas.

Otra opción es tenerlas en una bolsa de plástico con cierre hermético con vermiculita previamente humedecida. Puesta cerca de una fuente de calor (a unos 25 grados centígrados) suelen germinar bastante bien y rápido.

Plagas y enfermedades

La Paysandisia es una de las plagas más peligrosas de las palmeras

Paysandisia archon

Es bastante resistente, incluso algo más que las otras palmeras. Ahora bien, si las condiciones de cultivo no son las más adecuadas puede verse afectada por:

  • Cochinillas: pueden ser algodonosas o de tipo lapa. Como es una planta más bien pequeña podemos quitarlas a mano o con un pincel empapado en alcohol de farmacia.
  • Pulgones: miden unos 0,5cm y pueden ser verdes, amarillos o marrones. No son muy habituales, pero en caso de que haya los veremos en las hojas más tiernas. Se pueden controlar con trampas adhesivas de color amarillo.
  • Paysandisia y picudo rojo: son dos plagas que para que ir bien tenemos que hacer tratamientos preventivos contra ellas desde comienzos de primavera hasta finales de otoño con imidacloprid o con estos remedios que se indican en este artículo. Los síntomas son: agujeros en forma de abanico en las hojas recién abiertas, hoja central desviada o caída, ralentización del crecimiento, fibras que salen del tronco sin motivo aparente, y si no se trata… muerte de la planta.

Rusticidad

La Phoenix roebelinii es una palmera que soporta bien el frío y las heladas débiles de hasta los -4ºC.

¿Qué te ha parecido esta planta? ¿Te gusta?

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.