El carrizo (Phragmites australis)

plantas acuaticas con tallo largo

La Phragmites australis es una planta acuática muy común en humedales templados y perteneciente a la familia Poaceae y es que su nombre viene del sonido griego phragma que significa caña delgada. Esta especie majestuosa se desarrolla de forma robusta, gracias a su fuerte sistema de raíces rizomatosas.

Puede alcanzar tallas entre 2 y 6 m de altura, debido a sus grandes tallos robustos, dependiendo del tipo de suelo y la humedad imperante en el medio. Aunque prefiere la humedad, tolera muy bien las sequías transitorias. Es una planta invasiva, lo que la hace excelente para la fitodepuración.

Características

imagen de cerca de rama acuatica

Este tipo de plantas que podemos encontrar en lugares con bastante humedad suele ser un buen indicador de que el suelo tiene bastantes nutrientes punto es una planta que requieren de un grado alto de humedad y una temperatura moderada tirando alta. Al tener necesidades altas en nutrientes, todos los suelos donde puedes encontrar esta planta indicará que tienen buena calidad.

Por ejemplo, esta planta está distribuida dentro del Parque Regional del Sureste y está ampliamente distribuida a lo largo de los cuatros ríos que integran dicho parte. Además, también podemos encontrarlas en las 123 lagunas que están catalogadas.

La Phragmites australis en condiciones adecuadas puede crecer por encima de los 4 metros de altura. Sus tallos son robustos, verticales, de color verde, persistentes y  huecos y sus hojas alternas se encuentran colocadas a un lado del tallo, color verde grisáceo, alargadas, planas y estrechas y de bordes un poco ásperos.

La inflorescencia de esta planta ocurre en el mes de agosto. Sus flores se presentan como un penacho formado por numerosas espiguillas de tono marrón, estas espigas poseen múltiples ramas y se muestra densamente florecida. Las espigas o panículas pueden medir hasta 20 cm de ancho después de ocurrida la floración de la planta. Cada espiguilla contiene de 2 hasta 12 flores.

Las dimensiones de las flores decrecen a partir de la base hasta la parte superior de la espiga. En ocasiones no todas las espiguillas alcanzan el éxito, debido a que algunas de ellas se reducen a una gluma y un flósculo, lo que causa que las borlas no muestren un aspecto plumoso. Con relación a las semillas estas son pequeñas y pueden medir 1.5 mm de largo.

Estamos hablando de un tipo de planta perenne que se reproduce sobretodo a través de los rizomas. Esto hace que necesite una gran superficie para poder reproducirse y extenderse a lo largo del terreno. Una de las características principales por la que esta planta destaca es que, durante la época estival, posee un color verde y durante el invierno se torna con un color pardo rojizo.

Estas variedades de colores también pueden depender enteramente de las temperaturas que haya en cada estación. Es posible que estemos ya entrado el otoño y que aún no tengan el color pardo rojizo que les caracteriza durante estas épocas de más bajas temperaturas.

Origen y hábitat

Esta es una planta de origen europeo que se encuentra muy diseminada en el mundo, prácticamente está presente en los cinco continentes, particularmente en las regiones templadas. Se encuentra muy extendida en los terrenos pantanosos, también se le puede ver en los humedales emergentes y persistentes.

Propagación de la Phragmites australis

La especie se reproduce a partir de las semillas y a través de los estolones y rizomas. La multiplicación local se da particularmente mediante el crecimiento vegetativo y el proceso de regeneración, el enraizamiento de nuevas poblaciones de Phragmites se obtiene con el esparcimiento de las semillas, rizomas y plántulas.

En los terrenos pantanosos que se encuentran por debajo del nivel del mar, su crecimiento ocurre primordialmente gracias a sus fuertes rizomas. En cuanto al proceso de polinización, se puede decir que es el más común, sin embargo puede darse una producción de semillas sin necesidad de fertilización.

ramas de plantas acuaticas

Usos y función del Phragmites australis

El carrizo ha sido utilizado durante la mucho tiempo en el mundo de la cestería. Principalmente se han aprovechado sus características para elaborar jergones, esteras y cestas. A veces, ante la falta de otro tipo de materiales ha sido utilizada como tutores para plantas más tiernas. Las hojas y los brotes que posee que son más tiernos son comestibles y sirven como tinte para las ropas de colores tanto verdes como amarillas.

Otro de los usos que se ha llevado utilizando tradicionalmente es para la construcción. En este ámbito, se empleaba para realizar algunos techados en chozas y cobertizos. Si utilizamos su rizoma y lo utilizamos en decocción hasta dejarlo hecho polvo puede servir como diurético,
galactófugo y diaforético.

En cuanto a la función que ejerce el carrizo en los ecosistemas es bastante importante. Y es que cumple con una función esencial puesto que entre estas plantas habitan y hacen sus nidos multitud de aves acuáticas. Dado que estas plantas se encuentran en lugares con mucha
humedad y en cursos de agua de distintos tamaños y características, las aves se aprovechan de la densidad de las mismas para crear sus nidos.

Por ello, el Phragmites australis se ha convertido en una planta bastante interesante desde el punto de vista tanto ornamental como medioambiental. Por un lado, tenemos su poder ornamental ya que es considerada una de las plantas acuáticas que se utilizan para decorar
diversos estanques artificiales. Seguramente podrás encontrar estas plantas en lagunas artificiales de algunos parques urbanos y alrededores.

Por otro lado, estamos hablando de una planta con grandes funciones ambientales por lo que es utilizada para la restauración de zonas
húmedas. Es una planta bastante versátil y ya que se puede emplear en ecosistemas costeros y de interior para recuperación de los mismos y la estabilización de los ecosistemas y de su flora y fauna.

Cuidados para el Phragmites australis

Como hemos mencionado antes, esta planta no sólo tiene un uso en el ámbito de la restauración ambiental sino que también puede servir para uso ornamental en jardines y parques. Si queremos tenerlo en nuestro jardín o sembrarlo en nuestro campo debemos saber los requisitos previos que necesita.

Lo primero es la ubicación. Está claro que sí es una planta que crece en ecosistemas naturales de ribera necesita una ubicación exterior y a pleno sol. Es posible que se pueda desarrollar también a semisombra, aunque no es lo más indicado. Necesita un gran número de horas de
sol al día.

En cuanto al suelo, ya hemos mencionado que necesita un gran aporte de nutrientes. Sin embargo, esto no están condicionante siempre y cuando pueda tener un buen drenaje y se mantenga húmeda. El drenaje permite que no se acabe acumulando demasiada agua de riego
y se mantenga un estado húmedo suficiente para que la planta pueda desarrollarse en buenas condiciones. Para mantener esta humedad que necesita la planta tendremos que hacer un riego de forma frecuente. Es necesario regar a diario e incluso tener el césped cerca de esta
planta para que se aproveche del agua continua.

No es necesario que se le abone de ninguna forma a no ser que el suelo sea demasiado pobre.

La mejor época del año para sembrar la es en primavera. Esto es debido a que no es capaz de soportar temperaturas muy bajas y las continuas heladas pueden llegar a impedir su crecimiento. Como máximo esta planta puede llegar a soportar los -7 grados de temperatura
durante muy poco tiempo. Es decir, tan sólo puede aguantar alguna que otra helada puntual.

Impacto económico

La Phragmites Australis por ser una planta ampliamente invasiva, puede afectar grandes extensiones de cultivos, especialmente aquellos que se encuentran en las adyacencias de los sistemas de drenaje o canales de riego, sitios estos adecuados para que la planta pueda iniciar la invasión de manera relativamente fácil. Se tienen noticias de todo el mundo de numerosos cultivos que han sido afectados por la planta.

En toda Europa es considerada como una de las causas más importantes de la aparición de diversos problemas, como el crecimiento de malezas en los canales y sistemas de agua, es una situación común en diversas regiones del mundo. En países como Egipto, es un elemento significativo de la flora en los canales, donde también ha invadido zonas salinizadas de las tierras irrigadas.

El principal problema de este tipo de maleza acuática es el bloqueo del flujo de agua, que ocasiona inconvenientes relacionados con el funcionamiento de los sistemas, como son los casos del drenaje de aguas, suministro de agua para el riego y el acceso a la pesca.

De Kazajstán ha llegado información que señala que esta planta desempeña un rol importante en el desarrollo de enjambres de plagas de langostas. La especie igualmente puede actuar como una especie de plataforma para albergar una serie de enfermedades importantes del virus del cereal, incluido el virus del mosaico enano de maíz, el virus del enano amarillo de cebada y el virus del mosaico de la caña de azúcar.

Diferentes tipos de control

Control preventivo

Existen una gran variedad de controles para evitar la propagación extrema de la Phragmites Australis, algunos se fundamentan en la quema, utilización de mantillos plásticos, control cultural, biológico, físico, cortes, dragado. A continuación algunos de los más importantes.

Control biológico

Estudios científicos han revelado la existencia de más de doscientas especies de parásitos relacionados con la Phragmites, entre los que se cuentan insectos, ácaros y hongos. Pero no todo queda hasta ahí, se cree que hay otras decenas de especies también asociadas a la planta.

Otros estudios señalan la posibilidad de controlar la invasión de la planta, utilizando para ello el pastoreo del ganado, según estas investigaciones el método tiene un alto potencial de éxito para eliminar el impacto en las poblaciones de Phragmites. Esta opción se fundamenta en el hecho que el ganado puede mantener una dieta centrada en la planta durante un periodo relativamente corto, sin afectar su salud.

Si bien es cierto ha quedado demostrado que el pastoreo de baja intensidad reduce la población de esta planta, lamentablemente no ocurre lo mismo con el sistema de raíces de la planta. Incluso si el pastoreo se realiza en la época equivocada, lo que puede ocurrir es que aumente la presencia de los tallos.

Control físico

Cuando se acude al uso de métodos físicos, se debe tener cuidado o de lo contrario podría estimularse la aparición de la planta invasora. El uso de herbicida en combinación con una quema determinada puede resultar una técnica muy efectiva. Una vez aplicado el herbicida recomendado, la quema debe hacerse al siguiente año durante el verano o invierno.

Las plantas no deben quemarse antes de la floración, porque esto podría estimular su crecimiento. Algunos especialistas opinan que la quema solo puede estimular el crecimiento y fortalecimiento del rizoma y hacer que la población restante se vuelva más vigorosa. La quema después de la aplicación de herbicidas reduce la permanencia biomasa de tallo muerto y follaje, lo que puede estimular la germinación de plantas en la siguiente temporada de crecimiento.

Control mecánico

Phragmites australis que crece en camino rural

Cuando se utilizan diversos tipos de herramientas mecánicas (cortacéspedes, desbrozadoras, corte manual), estos pueden resultar eficaces para frenar la propagación de las poblaciones establecidas, pero es poco probable que tenga éxito en la erradicación de una población si no se usa en conjunto con la aplicación de herbicidas. La excavación de sedimentos también puede ser un método efectivo en el control, pero si una vez realizado, permanecen fragmentos de raíces en la tierra, puede ocurrir el restablecimiento de la población.

Después de aplicado el control mecánico, debe limpiarse bien el área y deshacerse de todos el desecho recogido para evitar la posible propagación de las semillas. Cuando el control mecánico se usa en combinación con la aplicación de herbicidas, primero debe aplicarse este último y cuando hayan pasado al menos dos semanas, entonces se procede a utilizar el control mecánico.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior