Pilea involucrata: así es la planta de hojas rugosas y suaves

Pilea involucrata

Dentro de las pileas, no hay duda de que la Pilea involucrata es una de las más bonitas. Pero, ¿alguna vez has tenido una? Quizá sí, y has tenido la mala suerte de que se te ha muerto.

Si es así, o simplemente si quieres darle la oportunidad a esta planta, pero no quieres fallar, te indicamos todo lo que debes saber de ella, desde sus características hasta sus cuidados más importantes. ¿Empezamos?

Características de la Pilea involucrata

detalle de hojas y flores

La Pilea involucrata es una plantas que se la conoce también por otros nombres como planta de la amistad, planta artillería o Madreperla. Es originaria de las regiones más tropicales, sobre todo de América Central y Sur. Eso ya te puede indicar que es una planta muy exigente con la humedad.

Esta planta se caracteriza por tener unas hojas muy curiosas. Para empezar, son redondas y brillantes. Pueden llegar a medir entre dos y tres centímetros. Pero lo más bonito de ellas es el patrón de nervaduras que tiene que le dotan de relieve dándole una apariencia que hace que quieras acariciarla (porque ya te decimos que es muy suave).

No crece mucho, apenas hasta los treinta centímetros, y tampoco es que sea muy frondosa. Pero lo cierto es que eso no importa porque siendo pequeña ya es bastante interesante.

Si tienes la suerte de cuidarla bien, en primavera y en verano te va a dar la sorpresa de que florece. Sus florecitas son muy pequeñitas, y de color blanco. Pero con las hojas verdes que tiene hacen un contraste muy hermoso.

Si te acuerdas, uno de los nombres típicos que te hemos dado es de planta artillería. Y es que tiene una curiosidad muy llamativa porque los filamentos que contienen el polen de la planta, cuando se abren, es como si estallara, de ahí que parezca como un fuego artificial.

Cuidados de la Pilea involucrata

detalles de la planta

Ahora que conoces un poco mejor la Pilea involucrata, ¿qué tal si te damos algunas claves para que no se te muera? Si bien puede parecer complicada de tener, lo cierto es que no es así. Además, no es una planta demasiado cara, la puedes encontrar fácilmente en el mercado y a precios asequibles. Así que solo tienes que lanzarte y probar. Quién sabe, a lo mejor y la planta crece muchísimo.

Ubicación y temperatura

Vamos a empezar por el lugar donde la planta va a estar mejor. En su hábitat natural, esta planta suele estar en zonas de sombra, o bien debajo de otras plantas que le hacen sombra y así evitan el sol directo.

En tu caso, puedes tenerla tanto en exterior como en interior. Pero en ambos casos te recomendamos que sea en un lugar donde tenga luz indirecta, y nunca directa. De hecho, puedes colocarla incluso en zonas de sombra, asegurándote de que tenga algo de luz de vez en cuando.

En cuanto a la temperatura, es importante que la controles porque no es una planta que tolere ni el frío ni el calor. En general, la temperatura debería estar entre los 12 y los 23 grados centígrados. Y esta ha de ser constante. Hablamos de unos 12-16 grados por la noche y de unos 16 a 23 grados por el día.

Sustrato

Una de las claves para que la Pilea involucrata esté siempre perfecta es utilizar una tierra adecuada. Estas plantas necesitan tener la tierra siempre húmeda, pero sin agobiarla, porque las raíces se le pudren muy fácilmente.

Por eso, nuestra recomendación es que utilices una mezcla con turba, arena y mantillo. Echa también un poco de perlita para un extra de drenaje.

Riego

Por lo que te hemos contado antes, está claro que el riego es importante para la Pilea involucrata. Tendrás que regarla siempre que veas que la tierra se le está secando. Pero es mejor regarla poco y más veces que demasiado y pocas veces, sobre todo porque las raíces son muy sensibles.

Humedad

El tema de la humedad de la Pilea involucrata es el cuidado más importante que debes proporcionarle. Y también uno de los motivos por las que muchas de estas plantas mueren. Y es que una de sus necesidades prioritarias es una alta humedad. En caso contrario, sus hojas se arrugarán, marchitarán y al final le seguirá la rama, el tallo y las raíces.

Esto se puede conseguir pulverizándole agua a diario, aunque tiene el problema de que esta se estanque y acabe por marchitar las hojas (o pudrirlas). Por eso, una forma de tener la Pilea involucrata en perfecto estado es a través de las cúpulas de cristal.

Estas permiten crear un ecosistema perfecto para las plantas que necesitan una alta humedad y así se desarrollará mucho mejor.

Eso sí, hay que controlar que la humedad no sea demasiado intensa (lo ideal estaría entre el 70 y el 80%.

Además, no tendrás que regarla tanto y sí te ofrecerá unas hojas sanas y grandes.

Abonado

Planta de la familia de las pileas

Al ser una planta de rápido crecimiento, echarle un abono durante la primavera y el verano (concretamente de abril a septiembre) sería lo ideal.

Puedes usar uno que mezcles con el agua de riego. Y aplicarlo cada quince o veinte días.

Plagas y enfermedades

No te vamos a mentir. La Pilea involucrata suele ser una tentación para muchas plagas. Sobre todo la cochinilla, la araña roja o el pulgón.

Así que tendrás que tener a mano algún producto para luchar contra ellos y que no hagan estragos en tu planta (aun cuando la tengas en una cúpula).

Con respecto a enfermedades, la más destacable es la pudrición de las raíces que puede ocurrir sobre todo por un mal riego.

Reproducción

Por último, vamos a hablarte de la multiplicación de la Pilea involucrata. Al ser una planta de crecimiento muy rápido es habitual que la propagación por esquejes tenga bastante éxito.

Para ello, tienes que esperarte a la primavera (es cuando mejor salen). Pero si la tienes en un lugar cálido también te vale cualquier época del año. Elige unas ramas de entre ocho y diez centímetros de largo y corta dejando al menos un par de hojas.

Con estos tallitos tendrás que coger un sustrato poroso y plantarlas para mantenerle la tierra humedecida. Cuando empieces a ver que saca nuevas hojitas querrá decir que la planta está asentada.

¿Has tenido alguna vez una Pilea involucrata? ¿Te animas a probar suerte con esta pequeña guía?


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.