Pino canario, una conífera resistente al fuego

Ejemplar adulto de pino canario

El pino canario es uno de los pocos pinos autóctonos que se encuentran en España. Esta preciosa conífera es endémica de las Islas Canarias, donde ha se convertido en símbolo natural de la isla de La Palma.

Es una planta muy interesante para tener en los jardines: su rápido crecimiento y su fácil cultivo hacen de ella una especie ideal para tener como ejemplar aislado o incluso seto alto de protección.

Características del pino canario

Distribución del pino canario

Nuestro protagonista, cuyo nombre científico es Pinus canariensis, es una conífera que crece de forma natural en todas las islas del archipiélago canario, especialmente en Tenerife y en La Palma. Se trata de una planta que puede superar fácilmente los 40 metros, llegando a los 60m, con un diámetro de tronco de hasta 2,5m. La corteza cuando es joven es de color pardo claro, pero a medida que envejece se va tornando de color pardo oscuro.

Durante los primeros años de su vida va adquiriendo una forma piramidal rápidamente, pero con el paso del tiempo su copa se torna apararosalada, con acículas (hojas) verdes que se agrupan en grupos de tres por vaina. Éstas tienen una longitud de 20 a 30cm y un espesor de 1mm.

Florece desde marzo a mayo (en el Hemisferio Norte). Un ejemplar tiene inflorescencias en forma de cono femeninas y masculinas en la misma planta pero separados en distintos brotes. Los masculinos miden 5-10cm de largo y son de color amarillo-verdoso, mientras que los femeninos miden 12-18cm de largo y son de color pardo-rojizo. Una vez son polinizadas, los piñones comenzarán a formarse terminando su desarrollo pasados dos años o dos años y medio.

Como curiosidad, es importante añadir que es muy resistente al fuego.

¿Cómo se cultiva?

Hojas del pino canario o Pinus canariensis

Si quieres tener un pino canario en tu jardín, a continuación te decimos qué cuidados requiere:

Ubicación

Ha de estar en un jardín amplio, expuesto directamente al sol directo y a una distancia mínima de diez metros de cualquier construcción, tuberías y, en definitiva, de cualquier cosa que pudiera dañar. Las raíces de los pinos son muy invasivas, por lo que siempre es mejor ponerlo en una zona donde no vaya a causar problemas en un futuro.

Suelo

Para que pueda prosperar bien es preciso que el suelo sea ligeramente ácido. Lamentablemente no resiste bien el suelo calizo, requiriendo aportes regulares de hierro sulfatado para evitar la clorosis y posterior debilitamiento.

Riego

Resiste bien la sequía; sin embargo, es muy recomendable regarlo dos o tres veces por semana en verano, y cada tres o cuatro días el resto del año con el fin de que pueda crecer y desarrollarse sin tener ningún inconveniente causado por la falta de agua.

Época de plantación

El mejor momento para plantarlo en el suelo es en primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado y las temperaturas, tanto mínimas como máximas, han comenzado a subir progresivamente.

Es muy aconsejable hacer un agujero de 1m x 1m para que las raíces se encuentren con una tierra suelta. Esto le ayudará a enraizar mucho mejor, de modo que su crecimiento se reanudará mucho antes de lo esperado.

Abonado

Aunque es una especie muy resistente, es aconsejable abonarlo de tanto en cuando, especialmente si la tierra que tenemos en el jardín es ligeramente alcalina (pH cercano al 7). Así, durante la primavera y el verano se puede hacer un aporte mensual de abono orgánico (humus de lombriz, estiércol de caballo o de gallina).

Multiplicación

Para conseguir nuevos ejemplares se han de adquirir las semillas y sembrarlas en un tupperware con vermiculita en la nevera por dos-tres meses. Una vez por semana será necesario abrir la tapa para que se renueve el aire y evitar así la proliferación de hongos.

Pasado ese tiempo, se podrán sembrar en bandejas de semillero forestal, macetas profundas, o envases de leche habiéndole hecho un agujero para el drenaje antes con sustrato muy poroso, como turba negra mezclada con perlita a partes iguales.

Rusticidad

Soporta hasta los -12ºC.

Usos del pino canario

Pino canario en su hábitat

Esta hermosa conífera se usa sobretodo para reforestar. Crece bien en suelos con poca materia orgánica, incluso si son rocosos. Tiene un ritmo de crecimiento muy rápido, y además resiste el fuego mucho mejor que otras especies.

La madera extraída de pinos jóvenes, usados para repoblar, se suele usar de vez en cuando para construir puertas, ventanas, arcones para topa, toneles para vino y otros trabajos menores.

También tiene un uso medicinal. Se utiliza para tratar enfermedades respiratorias como la bronquitis o el asma. La aplicación de la resina en los quistes sirve para eliminarlos.

Por supuesto, puede plantarse en los jardines, donde quedará estupendo tanto como ejemplar aislado como en setos altos. Lo único que hay que tener en cuenta es que se trata de una planta que crece rápidamente, y que se ha de plantar lejos de cualquier construcción para evitar problemas.

Tronco del pino canario

Y con esto terminamos el especial sobre el pino canario. ¿Qué te ha parecido? 🙂

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *