Pino enano (Pinus pumila)

Pinus pumila en jardín

Imagen – Wikimedia/F. D. Richards

Cuando hablamos de pinos solemos imaginarnos árboles bastante altos, demasiado para poder tenerlos en un jardín pequeño, pero lo cierto es que si buscamos una especie que no crezca tanto podremos hacernos con un Pinus pumila, que se conoce precisamente como pino enano.

Es una planta de lento crecimiento, que no crece mucho y que además es muy fácil de cuidar. Es más: es tan adaptable que se puede tener incluso en maceta 😉 . Descúbrelo.

Origen y características del pino enano

Vista del pino enano en hábitat

Imagen – Wikimedia/Σ64

Nuestro protagonista es un arbusto originario del norte de Japón, concretamente de las montañas, cuyo nombre científico es Pinus pumila y que es llamado pino enano o pino enano siberiano. Crece hasta alcanzar una altura de 1 a 3 metros, aunque a veces puede llegar a los 5m. Las acículas (hojas) son perennes, miden de 4 a 6cm de largo, y forman grupos de 5. Las piñas miden de 2,5 a 4,5cm.

Se suele hibridar con Pinus parviflora, dando lugar al Pinus x hakkodensis, el cual es un árbol que llega a alcanzar los 8-10 metros.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

El pino enano ha de estar en el exterior, a pleno sol o en semisombra. Es un arbusto pequeño, que no ocupa mucho espacio pero que en caso querer tenerlo en el jardín se debe de plantar a una distancia mínima de 4 metros de tuberías, suelos pavimentados, etc., para evitar problemas.

Tierra

  • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.
  • Jardín: crece en todo tipo de suelos, pero prefiere los que son ligeramente ácidos (pH 6 a 7).

Riego

Hojas de Pinus pumila

Imagen – Flickr/Tatters

Se debe de regar una media de 3-4 veces por semana en verano, algo menos el resto del año. Para ello, usa siempre que puedas agua de lluvia, pero si no puedes conseguirla llena un barreño con agua del grifo y déjala reposar una noche antes de utilizarla.

Eso sí, si es muy calcárea, es decir, si su pH es de 7 o superior, es mejor que la mezcles con un poco de limón o vinagre para acidificarla. De hacerlo, ve analizándola con un medidor (en venta aquí) ya que tampoco sería bueno que bajara a un pH de 4 o inferior.

Abonado

En primavera y verano, con abonos ecológicos una vez al mes. De este modo conseguirás que tu pino enano crezca con un sistema de defensas fuerte, capaz de luchar rápidamente contra los microorganismos e insectos que quieran debilitarlo.

Ojo: esto no significa que una planta abonada será una planta inmune a las plagas o a las enfermedades, sino que le será más fácil recuperarse de ellas que otra planta que no se abona.

Multiplicación

Se multiplica por semillas en otoño (necesitan pasar frío antes de germinar). Para ello, se sigue este paso a paso:

  1. Primero, se rellena un tupperware con vermiculita previamente humedecida, a la que por encima se le habrá echado un poco de azufre con el fin de repeler a los hongos.
  2. Después, se siembran las semillas y se cubren con más vermiculita.
  3. Luego, se cierra el tupperware y se introduce en la nevera, en la sección de productos lácteos, embutidos, etc., donde se tendrá durante 3 meses.
  4. Una vez por semana se abrirá el tupperware para que el aire se renueve, y para comprobar que la vermiculita se mantiene húmeda.
  5. Pasados esos meses, se sembrarán en bandejas de semillero, poniendo un máximo de dos semillas en cada alvéolo, con sustrato para plantas ácidas.
  6. Por último, se colocará el semillero en el exterior, en semisombra.

Así germinarán a lo largo de la primavera.

Si vives en una zona donde el otoño es suave e incluso frío, y en invierno suele haber nevadas, puedes sembrarlas directamente en macetas en el exterior y dejar que la naturaleza siga su curso.

Poda

No es necesaria. Solo se han de quitar las ramas secas, enfermas o débiles a finales de invierno. Utiliza tijeras previamente desinfectadas, ya que aunque los hongos no se ven a simple vista, el riesgo de infección siempre está presente.

Rusticidad

Resiste hasta los -17ºC, pero las temperaturas de 35ºC o más le pueden perjudicar al ser un arbusto propio de las montañas.

¿Qué usos se le da?

Vista del pino enano

Imagen – Wikimedia/Σ64

El Pinus pumila es una planta que se usa como ornamental, ya sea de jardín o para macetas. Como no crece mucho, es perfecto como planta de seto bajo-mediano, pero también como ejemplar aislado. En las terrazas se puede usar como planta que ofrezca un poco de protección contra el viento o que dé algo de sombra, por ejemplo.

Además, también se puede trabajar como bonsái, siendo una de las pocas especies de Pinus que se aprecian para esos trabajos.

¿Qué te ha parecido el pino enano? ¿No crees que es una planta muy bonita para tener en un jardín, o en una terraza? 🙂

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior