Pino silvestre (Pinus Sylvestris)

Hoy vamos a hablar de las características y cuidados de un pino de nuestra región. Se trata del pino silvestre. Su nombre científico es Pinus Sylvestris y se le conoce por otros nombres comunes como pino rojo, pino candelabro y pino albar. Es un árbol de hoja perenne que pertenece a la familia de las pináceas y puede llegar a medir hasta 40 metros de altura.

Si quieres conocer todas las características y qué cuidados necesita un pino silvestre para tu jardín, este es tu post 🙂

Características principales

Los tallos tienen fisuras y su corteza es de color marrón grisácea. La parte superior de las hojas tiene un color rojizo y anaranjado. La ramificación es más completa en los ejemplares que son jóvenes y presentan forma de pirámide en su totalidad.

Conforme el árbol crece, sus ramas más bajas se van perdiendo hasta quedar solo el tronco. Se puede más o menos estimar la edad de un pino silvestre observando la altitud de las ramas. El tronco se queda solitario y las ramas cada vez ascienden más. La copa se vuelve más plana y en su totalidad adquiere un aspecto más desgarbado.

Las hojas son de color verde y pueden llegar a medir entre 3 y 8 centímetros de longitud. Tienen una forma punzante y están dispuestas en pares. Mientras más jóvenes son más alargadas y se colocan en grupos de tres o cuatro.

Las piñas femeninas tienen forma cónica y puntiagudas de color pardo o gris. Suelen medir sobre seis centímetros de largo y son solitarias. También se les puede encontrar colocadas en parejas o incluso tríos del mismo pedúnculo.

Las semillas de este pino son de forma alada y sólo miden 4 mm de longitud. Su color es grisáceo. Este árbol se poliniza durante la primavera y alcanzan su madurez a los dos años.

Hábitat y área de distribución

Se trata de uno de los pinos más extendidos y abundante de las zonas más frías, tanto de Europa como de Asia.

Puede alcanzar una dimensión enorme en los bosques de coníferas del norte de Europa. En Escandinavia nos podemos encontrar bosques puros compuestos de pinos silvestres. Según la teoría, este árbol debería ocupar toda la parte septentrional de Europa donde alcanza el límite de los árboles. Sin embargo, esto no ocurre debido a que toda la zona de la latitud 50-70° norte está expandida por bosques de abedul.

Los bosques de abedul son una especie colonizadora que aprovecha los huecos que quedan en los bosques tras los incendios. Tienen gran capacidad de crecimiento rápido, por lo que son capaces de colonizar todo el territorio. Tan sólo en unos 60 años pueden colonizar unas tierras que deberían estar colonizadas por pinos silvestres.

Este árbol se encuentra en la mayoría de las zonas de montaña que tienen suelos ligeros a altitudes entre los 600 y 1800 metros. Aparecen en el centro de Europa y en los Balcanes. Suele hacerlo al lado de especies como el pino de montaña y el pino cembro.

Ha sido ampliamente replantado durante los últimos años mezclado, en muchas ocasiones, con el pino negro. En muchas montañas, sin embargo, están ocupando el lugar que deberían tener hayas y abetos. Estos últimos han sido destruidos por el hombre y el pino silvestre ha visto una ocasión perfecta para la colonización.

Por otro lado, en zonas del Atlántico ha sido introducido en países donde se sobreexplotaron. Esos lugares son Gran Bretaña, Dinamarca, Irlanda y Holanda.

Usos del pino silvestre

Es una de las coníferas más utilizadas en silvicultura. Todas las plantaciones de pino silvestre son explotadas para la producción de madera. La madera que se extrae aguanta muy bien todos los ataques de hongos, por lo que es de muy buena calidad. También es muy resistente a la podredumbre y no puede ser impregnada.

La madera de la parte externa es de color amarillenta y tiene menor resistencia. Es la del interior la de buena calidad.

Por lo general, se considera una madera semipesada y semidura. Es fácil trabajar con ella. Se emplea para la fabricación de muebles, planchas para las casetas de madera y contrachapados. En el ámbito de la construcción se utiliza para producir vigas de diversos tamaños y entramados. En numerosas ocasiones, se ha utilizado para las vigas de las minas por su dureza y resistencia.

Propiedades medicinales

Como no, este pino no podía quedarse corto en cuanto a sus diversos usos. Aparte de los usos mencionados y las aplicaciones culinarias que tiene el fruto, se encuentran algunos beneficios medicinales. Las yemas son ricas en aceites esenciales. No podemos confundirlas con las yemas de los abetos, puesto que tienen gran parecido.

Este aceite mencionado tiene una gran acción balsámica. Hay que utilizarlo con precaución ya que a las personas alérgicas o sensibles puede provocarles alergias. Si se emplea en grandes cantidades puede provocar hipertensión.

Por ser un diurético moderado, eliminador de ácido úrico, se emplea en procesos de gota; pero en enfermos con problemas renales su empleo debe ser restringido.

Cultivo y cuidados

El pino silvestre puede cultivarse para darle grandiosidad a nuestro jardín. Debemos recordar que las dimensiones del mismo tienen que ser lo suficiente como para albergar un árbol de 40 metros de altura.

Tiene algunos requisitos que hay que cumplir para tenerlo en buen estado. Lo primero es la cantidad de luz. Aunque aguanta bien a semisombra, prefiere que le dé el sol completamente. Por ello, necesitamos un lugar el jardín totalmente iluminado durante un gran número de horas al día.

En cuanto al riego, no es necesario regarlo. Con el agua de lluvia es más que suficiente. Sin embargo, si la zona en la que habitas es demasiado seca, habrá que regarlo moderadamente. Para colocarlo, hay que buscar un sitio donde no haya demasiadas corrientes de aire ni viento racheado.

A la hora de cultivarlo, hay que evitar que el suelo esté completamente encharcado. El suelo preferido es el seco. Si queremos multiplicarlo, podemos hacerlo mediante semillas en un invernadero en la época más cálida de la primavera.

Espero que con esta información podáis conocer a fondo a este pino tan abundante.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles y arbustos

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.