Pino (Pinus)

Pinus ponderosa – Imagen – Wikimedia/Walter Siegmund

El pino es una de las coníferas que más podemos encontrar en el hemisferio norte. Normalmente, crece como árbol pudiendo superar los diez metros, aunque hay algunas especies que se quedan como arbustos.

Si bien a día de hoy se sabe que sus raíces son bastante invasivas, sigue siendo una planta muy querida en los jardines. Por lo que si estás pensando en plantar uno, no dudes en continuar leyendo 🙂 .

Origen

Pinus radiata – Imagen – Flickr/minicooper93402

El pino es una conífera perennifolia (va perdiendo las acículas -hojas- poco a poco a medida que van pasando los días) nativa del Hemisferio Norte, a excepción del Pinus merkusii o pino de Sumatra que, como su propio nombre indica, vive en la isla de Sumatra.

El género, Pinus, está compuesto por 110 especies distribuidas por América del Norte incluyendo México, Eurasia incluyendo las Islas Canarias, oriente ruso, Siberia oriental, Filipinas, Noruega, y por el sureste asiático. Muchas han sido introducidas en las regiones templadas y subtropicales del Hemisferio Sur, como Brasil, Argentina, Chile Australia o Ecuador.

Historia evolutiva

Se trata de uno de los tipos de plantas más primitivos que existen, pues apareció durante el periodo Carbonífero, hace unos 300 millones de años, y es uno de los pocos vegetales que están incluidos en la división de las gimnospermas, es decir, que producen semillas ”desnudas”, sin protección. Se considera que hace unos 65 millones de años, durante la era Terciara, muchas especies actuales ya existían.

En el pasado, era el Árbol (así, en mayúsculas 🙂 ) por excelencia. Las plantas con flor, las angiospermas, no aparecieron hasta hace 140 millones de años, por lo que si echamos cuentas el pino tuvo mucho éxito durante 260 millones de años. De hecho, pudo colonizar los bosques de las regiones templadas de lo que hoy es Europa y Asia, entre los 50 a 70 grados de latitud norte, con facilidad.

Pero esa popularidad no duraría eternamente, y cuando las plantas con flor empezaron su evolución, el territorio que habían ocupado las coníferas y, por ende, los pinos, comenzó a reducirse.

Y es que aunque el pino es una planta muy resistente, su tasa de germinación y su ritmo de crecimiento no se pueden comparar a los que tienen las angiospermas: mientras que las semillas del primero puede tardar hasta 1 año en germinar, el de los árboles con flor pueden germinar en 2-3 semanas (salvo algunas pocas excepciones). Además, las coníferas son por lo general lentas, mientras que los árboles con flor… bueno, no lo son tanto 🙂 .

Características

Pinus canariensis – Imagen – Wikimedia/Victor R. Ruiz from Arinaga, Canary Islands, Spain

El pino es una conífera con una copa que puede ser piramidal o redondeada, especialmente de joven, y ancha cuando es adulto. Las hojas, llamadas acículas, son lineales, de color verde. Los conos por lo general son alargados, con escamas, y contienen semillas aladas. Puede alcanzar una altura entre el 3 y los 60 metros.

Principales especies

  • Pinus canariensis: es el pino canario. Como su nombre indica, es endémico de las Islas Canarias, y está considerado por el Gobierno de la región como símbolo natural de la isla de La Palma. Puede alcanzar los 60 metros de altura, con un diámetro de tronco de 3m. Tiene forma aparasolada cuando es adulto, y piramidal cuando es joven.
    Se utiliza por su madera, pero también como ornamental por su belleza y su resistencia al fuego.
  • Pinus halepensis: es el pino carrasco. Es originario de la región mediterránea, y alcanza una altura de hasta 25m. Su tronco no suele crecer recto, lo cual le da un aspecto un tanto salvaje.
    Es uno de los que mejor resiste la aridez y las altas temperaturas, de ahí que se utilice para la conservación de los suelos vulnerables a la erosión. Su madera también se usa para hacer cajas.
  • Pinus sylvestris: es el pino silvestre o pino albar. Es originario de Eurasia y puede alcanzar os 30 metros de altura. Su característica más notable es el color rojo o bermejo de su corteza, lo cual le da un aspecto muy singular. Su tronco es recto, y su copa una vez adulto es irregular y ancha.
    Se utiliza para papel, para la construcción en general y como medicinal por sus propiedades antisépticas, diuréticas, antivirales, antipiréticas, inmunoestimulantes y expectorantes.
  • Pinus nigra: es el pino negro, conocido también como pino laricio o pino negral. Crece desde el sur de Europa, desde España hasta Crimea, también en Asia Menor, Chipre y de forma local en los montes Atlas (África). Crece hasta alcanzar una altura comprendida entre los 20 y los 55 metros, con un tronco más o menos recto con la corteza pardo gris o gris oscuro.
    Se utiliza como ornamental, pues resiste bien la sequía.

¿Cuáles son sus cuidados?

Pinus contorta – Imagen -Wikimedia/Walter Siegmund

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Al ser una planta que normalmente es grande y que además tiene raíces invasivas, ha de ser plantada en el exterior, a una distancia de unos diez metros de tuberías, suelos, muros, etc. Es importante que esté a pleno sol, de lo contrario no crecerá bien.

Tierra

Dependerá de la especie, pero en principio si el terreno es fértil y tiene buen drenaje no habrá problemas.

Riego

Moderado. Unas 2 veces por semana en verano, y cada 6-7 días el resto del año.

Abonado

No es necesario, aunque si se quiere se le puede echar de vez en cuando -cada 15 días, por ejemplo- humus de lombriz o estiércol de vaca.

Poda

No se recomienda. El pino es una planta que va adoptando su forma definitiva a medida que va creciendo. No necesita poda, a no ser que tenga ramas que entorpezcan el paso, en cuyo caso sí que puedes quitárselas a finales de invierno.

Multiplicación

Se multiplica por semillas en primavera. La manera de proceder es la siguiente:

  1. Primero, se rellena una bandeja de semillero forestal con sustrato de cultivo universal.
  2. Luego, se riega a consciencia y se espolvorea cobre o azufre para evitar la aparición de hongos.
  3. A continuación, se siembran las semillas, poniendo un máximo de dos en cada alvéolo.
  4. Luego, se cubren con una fina capa de sustrato y se vuelve a regar, esta vez con un pulverizador.
  5. Por último, se coloca el semillero en el exrerior, en semisombra o a pleno sol.

Germinarán en 1-2 meses.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente, tanto a las plagas como a las enfermedades. Ahora bien, hay algunas especies, como el Pinus halepensis, que es especialmente vulnerable a la procesionaria del pino. Aunque no tienes de qué preocuparte: con el Bacillus thuriengensis (en venta aquí) la podrás combatir bien.

Además, si se riega en exceso los hongos lo perjudicarán. Para evitarlo, tienes que controlar los riegos y, si te interesa prevenir al máximo, trátalo con cobre o azufre en primavera y otoño.

Rusticidad

Dependerá de la especie, pero la mayoría resiste hasta los -18ºC sin problemas. Si tienes dudas con alguna en concreto, consúltanos 🙂 .

¿Qué usos tiene?

Pinus flexilis – Imagen – Wikimedia/Doug

Ornamental

El pino es una planta muy decorativa, utilizada como ejemplar aislado o en grupos. Son muchas las especies que combaten y/o evitan la erosión del suelo, y otras que además resisten la sequía y la contaminación.

Por si fuera poco, se puede trabajar como bonsái. Si necesitas más información al respecto, haz clic aquí.

Medicinal

Como comentábamos cuando veíamos las principales especies, algunas tienen propiedades medicinales muy interesantes, como el pino silvestre. Pero ojo, antes de empezar cualquier tratamiento hay que consultar con un médico.

Madera

La madera de pino es muy apreciada para fabricar muebles.

¿Qué te ha parecido el pino?

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles y arbustos

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.