Pinus pinaster, el pino marítimo de jardín

Pinus pinaster

El Pinus pinaster es una de las coníferas que se pueden encontrar de manera natural en cualquier parte de España, Portugal, Francia, Italia o Marruecos. Es uno de los pinos que mejor se adapta a las condiciones medioambientales de estos lugares, y es que soporta la sequía, los suelos arenosos, las altas temperaturas… en definitiva, es una interesante planta si queremos tener un jardín de bajo mantenimiento.

Esta es una conífera excelente para jardín, pero también para trabajar como bonsái. ¿Te apetece conocerlo más en profundidad? Sigue leyendo para descubrir todos su secretos 😉 .

Características del Pinus pinaster

Pinus pinaster en Sierra Bermeja

El Pinus pinaster, conocido también como pino rubial, pino marítimo, pino rodeno o pino negral (no confundir con Pinus nigra 🙂 ), tiene una copa irregular y abierta, con acículas gruesas y largas de hasta 20 centímetros, de color verde intenso, dispuestas en pares. Crece muy rápidamente, alcanzando una altura de hasta 35 metros, con un grosor de tronco de hasta 60cm de diámetro.

Su porte es estilizado, con el tronco prácticamente desprovisto de ramas, excepto en la parte superior. Así pues, es una planta cuya parte aérea no ocupa mucho espacio, pudiéndose plantar a ambos lados de un camino sin problemas. Las piñas tienen forma cónica, de unos 10-20cm de largo, y de unos 4-6cm de ancho, de color marrón rojizo cuando maduran. Éstos pueden permanecer varios años en el árbol hasta caer. Los piñones disponen de un ala de 20 a 25mm que les sirve para recorrer largas distancias con la ayuda del viento.

Se distinguen dos subespecies:

  • Atlántica: que se encuentra en Galicia, Portugal, y en las Landas francesas.
  • Mediterránea: es la más rústica, por lo que habita en gran parte de la península, en Francia, en Italia, y en el norte de África.

¿Cómo se cuida?

Pino resinero

¿Te gustaría tener un Pinus pinaster? Si es así, aquí tienes su guía de cuidados:

Ubicación

Es una planta que por su tamaño es apta para jardín y no tanto para maceta, a no ser que se trabaje como bonsái como luego veremos. Si queremos tenerlo como planta ornamental, es necesario disponer de un terreno amplio, donde se pueda plantar a una distancia mínima de 10m de cualquier construcción, suelos, tuberías, etc., ya que como todos los pinos, tiene raíces que se pueden extender mucho horizontalmente, causando destrozos.

Además, debe de estar en una zona donde esté expuesto de manera directa al sol. A ser posible, le debe de dar todo el día.

Soporta heladas de hasta los -5ºC.

Riego

Regular. Es una conífera a la que le gusta recibir un riego semanal, o dos si es un ejemplar joven. En todo caso, hay que evitar el encharcamiento, pues sus raíces se podrían pudrir fácilmente, y podríamos perder la planta.

Abonado

No es necesario. El Pinus pinaster crece sin problemas incluso en los suelos más pobres.

Suelo

Pino marítimo

Sin exigencias con respecto al suelo, siempre y cuando tenga buen drenaje y no sea calizo.

Poda

Si se cultiva como planta de jardín, no se recomienda podar. Su porte se va estilizando a medida que va creciendo.

Plagas y enfermedades

A pesar de ser muy resistente y uno de los mejores candidatos para tener en los jardines mediterráneos, donde las precipitaciones son más bien escasas, suele verse afectado por varias plagas y enfermedades:

  • Plagas: Procesionaria del pino, Polilla del brote del pino, y/o el Gorgojo de la corteza del pino.
    Es recomendable hacer tratamientos preventivos en otoño e invierno con aceite insecticida, o, en el caso de que ya estén presentes, hacer tratamientos con insecticidas químicos, como el Inaclor 48.
  • Enfermedades: básicamente, son hongos que le causan pudrición, como la Armillaria mellea, el Lophodermium pinastri o la Diplodia acicola.
    Para evitar que le afecten, hay que controlar mucho los riegos, dejando secar el suelo completamente antes de volver a regar. Tampoco está de más hacer tratamientos preventivos con cobre o azufre durante el otoño, invierno y primavera; en verano se puede prevenir y/o tratar con fungicidas líquidos.

¿Cómo se reproduce?

Jóvenes Pinus pinaster

Esta conífera se reproduce únicamente por semillas, las cuales tienen un alto porcentaje de germinación, alrededor del 90%. Pero claro, para que germinen, antes hay que sembrarlas, y… ¿cuándo es la mejor época para hacerlo? En primavera. Durante esta estación las temperaturas son agradables, por lo que podrán germinar sin problemas.

Para ello, simplemente hay que sembrarlas directamente en macetas con sustrato de cultivo universal, poniendo un máximo de 2 semillas en cada una. Con el fin de que no salgan volando, se deben de cubrir con un poco de sustrato antes de regar. Una vez estén sembradas, se aconseja espolvorear un poco con azufre o cobre para prevenir los hongos, y volver a humedecer el sustrato.

Germinarán en poco tiempo: un máximo de dos meses. Pero no se deben de pasar a macetas mayores o al jardín hasta que no se les vean raíces sobresaliendo por los agujeros de drenaje, ya que de hacerlo antes, lo más probable es que no sobreviviesen.

Cuidados del Bonsái de Pinus pinaster

Quieres uno de estos pinos, pero no tienes jardín. ¿Qué hacer? Sembrarlo y dejarlo crecer unos años, hasta que tenga un grosor de tronco de 1cm como mínimo, o comprar un plantón joven, de unos 50cm de altura en un vivero. Por supuesto, otra opción sería comprar un bonsái de pino ya hecho, pero el precio sería muy alto.

Veamos los cuidados principales que se le ha de proporcionar:

  • Ubicación: semisombra (más luz que sombra), o sol directo.
  • Sustrato: puede ser akadama sola, o mezclada con un 30% de kiryuzuna.
  • Abonado: durante la primavera y el verano es muy aconsejable abonar con abonos orgánicos líquidos, como el guano, que tiene una eficacia rápida.
  • Trasplante: cada 3 años, a finales del invierno, conservando parte del sustrato antiguo.
  • Poda: a finales del invierno, y siempre que no se haya trasplantado. Se cortarán las raíces gruesas, y aquellas ramas que hayan crecido demasiado. También se recomienda pinzar para que el árbol saque ramas más bajas, que lo volverán más compacto. Es importante pulverizarlo con agua varias veces al día durante una o dos semanas para que se recupere lo antes posible.
  • Alambrado: se puede efectuar durante todo el año, siendo el invierno la mejor época, con un alambre de calibre grueso. Se debe de mantener el alambre al menos un año, ya que tiene ramas muy flexibles.
  • Estilo: admite cualquier estilo: formal, inclinado, cascada, azotado por el viento… Tienes más información sobre este tema en este otro artículo.

Usos

Corteza de Pinus pinaster

Esta conífera se usa sobretodo como planta ornamental, pero también se usa para reforestar, ya que fija las dunas, y es una de las pocas que puede crecer en suelos pobres. Por este motivo, es frecuente encontrarlo en las costas marítimas. Pero, tiene, además, otros usos:

  • De sus hojas se extrae un aceite esencial balsámico, que se utiliza en perfumería y en medicina.
  • De su tronco se extrae la resina, que servirá para elaborar la esencia del aguarrás.
  • La corteza sirve para fabricar muebles, pasta de papel, revestimientos de paredes, postes telefónicos y de luz.

¿Qué te ha parecido el Pinus pinaster?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *