Propiedades y cultivo de las pipas de girasol

Hoy vamos a hablar de uno de los frutos secos más consumidos en todo el mundo. Se trata de las pipas de girasol. El girasol es una planta procedente de América y se descubrió sobre el año 1000 A.C. Los españoles introdujeron el girasol en Europa a principios del siglo XVI. Es un cultivo muy conocido y comercializado en todo el mundo, ya que las pipas de girasol tiene beneficiosas propiedades.

En este post podrás conocer todo lo que necesitas saber sobre el cultivo del girasol, las propiedades de las pipas y sus características principales.

Características del girasol

Para conocer las propiedades de las pipas de girasol, tenemos primero que conocer la planta que lo produce. El girasol es una planta anual cuya altura suele ser de hasta 3 metros. El tallo es recto y con forma cilíndrica. Las hojas son alargadas y aterciopeladas de unos 50 centímetros de largo y 30 de ancho. Son muy famosas por ser capaces de “seguir” al sol. Su color amarillo dorado se asemeja al de la margarita, pero de gran tamaño.

Durante los meses de verano abren y siguen la orientación del sol. Dentro de la flor se puede ver unas pequeñas flores formando un disco. Son estas diminutas flores las que darán el fruto comestible y conocido como pipas de girasol. Dependiendo de la variedad de cada planta, pueden adquirir un color u otro.

Cómo se cultiva

Para cultivar girasoles se necesita un espacio bastante amplio, puesto que la planta alcanza mucha altura. Se puede plantar tanto en huertos como en jardines. A parte de para recoger las pipas de girasol como fruto, también sirven para la decoración gracias a su gran colorido. Si tenéis un pequeño huerto en casa, es aconsejable escoger aquellas variedades más pequeñas para conseguir un crecimiento más saludable.

Las semillas de girasol se deben sembrar en los meses de primavera. Las temperaturas más altas contribuyen a su mejor desarrollo. Esta planta no soporta bien el frío o los días nublados. Como su nombre indica, requieren de muchas horas de sol. La siembra se puede realizar en una maceta grande o directamente en el suelo. Es aconsejable mezclar el sustrato con vermiculita para potenciar el drenaje y la capacidad de retención de nutrientes.

Una vez hemos sembrado las semillas, se necesita regar abundantemente y mantener el suelo húmedo para que germinen correctamente. Si se ha sembrado en maceta, se debe vigilar más constantemente los riegos. Por lo general, suelen brotar en unas tres semanas.

Lugar y forma de cultivo

Para elegir el lugar donde vais a sembrar el girasol, se tiene que mirar que al menos tenga 6 horas de sol directo al día. Además, si se va a sembrar en el suelo directamente, es mejor dejar una separación entre planta y planta de 20 centímetros. Esto ayudará a que compartan mejor los nutrientes del sustrato y el agua.

Los girasoles se plantan en hileras separadas por 70 centímetros de distancia. A la hora de abonarlos, la planta agradece bastante aquellos ricos en nitrógeno. Cuando alcanzan la madurez están orientadas al este, para poder recoger todo el sol posible a lo largo del día.

El girasol es perfecto para los huertos urbanos, ya que se puede implicar a los hijos en el cuidado de los mismos. Por lo general, son cultivos muy atractivos y fáciles de cuidar y la los niños les encanta su fruto.

Propiedades de las pipas de girasol

Las pipas de girasol son un buen alimento que contiene múltiples beneficios para la salud. Entre sus propiedades nos encontramos con:

  • Tiene un alto contenido en vitamina E. El 76% de la cantidad diaria recomendada de esta vitamina puede ser cubierto con las pipas de girasol. Además, es un buen antioxidante para la salud de los ojos. Es el fruto seco con más contenido en esta vitamina.
  • Sirve para combatir el estrés y la ansiedad, puesto que tienen tianina y cisteína. También son recomendadas para pacientes con parkinson, esclerosis múltiple, demencias y Alzheimer.
  • Disminuye el riesgo de cáncer.
  • Contiene un alto contenido de vitamina del grupo B, esta se encuentra en las pipas americanas en gran cantidad. Se utilizan como complejo revitalizante y anti envejecimiento.

Plagas y enfermedades

Como casi todas las plantas, el girasol también puede ser afectado por plagas y enfermedades. Es fundamental tener una buena planificación para evitar este tipo de situaciones y obtener una buena productividad. El cultivo de girasol tiene aprovechamiento múltiples y hay que protegerlo para obtener todos los beneficios.

Aunque no presenta serios problemas fitosanitarios, existen riesgos patológicos que pueden destruir los cultivos y perderlo. Algunos insectos de la tierra suelen ocasionar graves pérdidas en estas plantas. Se trata de gusanos de alambre blanco y grises.

También les afectan algunas larvas de mariposas, insectos chupadores o la conocida mosca blanca. Estos insectos son plagas que aparecen de forma aislada, pero si no se les controla de forma correcta, afectarán a más cultivos.

Para tratar el girasol es importante sanear todo el área afectada y no sólo la planta. Esto se hace para que no dañe a las semillas ni al resto de plantas.

Entre las enfermedades más importantes que nos podemos encontrar en el girasol tenemos:

  • Podredumbre húmeda. Se reconoce porque aparecen en entornos de humedad y temperatura cálida. Afectan al tallo y destruyen los vasos que transportan la sabia. Al no poder alimentarse el girasol muere.
  • Verticilosis. Es una enfermedad que afecta desde la base del tallo. Provoca necrosis en tallos y hojas. Las pipas de girasol no serán aptas para el consumo.
  • Chancro del tallo. Aparece en el momento en el que produce las semillas. Se pueden ver manchas en forma de V en las hojas. Se produce por una fertilización excesiva fuera de las épocas de siembra.
  • Mildiu del girasol. Esta enfermedad provoca enanismo en las plantas. Su color se ve afectado y su crecimiento es mucho más lento de lo normal. Conforme avanza el crecimiento del mildiu, las esporas crecen y forman estructuras algodonosas.

Las pipas de girasol son todo un producto comercializado en el mundo. Sin embargo, tiene tras de sí algunos problemas como estos.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.