¿Qué hacer cuando el agua de la piscina está turbia?

El agua de la piscina puede estar turbia en invierno

La piscina es un lugar donde pasamos mucho tiempo en verano. Cuando hace calor, apetece darse un baño para refrescarnos; y si además nos podemos divertir jugando con la familia y/o amigos, mejor. Al ser tan especial, no gusta nada ver que el agua se pone turbia. Por eso, es importante mantenerla en buen estado, incluso aunque no nos vayamos a meter en una larga temporada.

Pero, ¿qué tenemos que hacer si el agua de la piscina está turbia? Lo primero es averiguar la causa, pues las medidas que se tomen para limpiarla van a ser diferentes dependiendo del origen del problema.

¿Por qué se pone turbia el agua de la piscina?

Un medidor de pH digital es práctico, ya que podrás conocer el pH en poco tiempo

Cuando pensamos en el verano, es inevitable que nos venga a la mente nuestra querida piscina, un lugar en el que nos refrescamos y sobre todo donde nos divertimos. Pero para eso el agua debe de estar limpia, de color azul, y no turbia, ya que de lo contrario el baño podría ser contraproducente.

Por ello, es importante conocer las causas para así saber cómo corregir el problema:

  • pH alterado: debería de estar entre 7.2 y 7.6, pero cuando no es el caso, el agua se enturbia.
  • niveles de cloro inadecuados: cuando los valores no son óptimos, el agua deja de estar clara. Asimismo, debes saber que existen tres tipos de cloro:
    • libre: es el que actúa como desinfectante. Su nivel normal es de entre 1 y 2ppm.
    • residual: es el que ya no hace efecto, y debería de estar en 0.2ppm.
    • total: como su nombre indica, es la cantidad total, y tendría que estar en 1.5ppm.
  • falta de mantenimiento del filtro: es conveniente limpiarlo regularmente para que siga funcionando bien. Además, si tenemos uno de arena, debemos cambiársela de vez en cuando.

¿Qué hacer cuando tenemos la piscina turbia?

Si tenemos el agua de la piscina turbia, vamos a ver qué hacer para que vuelva a estar limpia:

Comprueba el pH

Esto es muy fácil de hacer, ya que simplemente tienes que comprar un medidor de pH del agua, introducir el sensor en la piscina, y listo. Al instante sabrás qué valor de pH tiene. Si es inferior a 7.2 o superior a 7.6, tendrás que subir o aumentar el valor con líquidos específicos para tal fin.

Debes de hacerlo con cuidado, siguiendo en todo momento las instrucciones de uso, ya que si echas más cantidad de la indicada, el pH podría bajar o subir demasiado, algo que no sería nada bueno ya que cuando nos bañásemos la piel se irritaría.

Comprueba el cloro

Recordemos que hay tres tipos de cloros: libre, residual y total. Cada uno tiene su propio valor óptimo. Por eso, además del pH es conveniente comprobar también el cloro. Y, ¿cómo se hace? Por suerte, existen medidores que sirven para tal fin, como estas tiras.

Cuando entren en contacto con el agua, se pondrán de un color determinado. Dependiendo de cuál sea, te indicará si está en valores óptimos o no. En caso de que no lo sean, tendrás que utilizar un estabilizador de cloro.

Existen otras formas de medir el cloro, con medidores más caros, como este. Pero estos se usan más en piscinas públicas y/o comunitarias. De todas formas, su modo de empleo es también muy simple: tan solo has de introducir el sensor en el agua para saber qué valor tiene.

Mantenimiento del filtro de la piscina

El filtro de la piscina se ha de mantener en buen estado para que el agua esté clara. Por ello, es importante que se limpie, y que se sustituya la arena (si tiene) o el filtro de carbón (si tiene) de vez en cuando.

Y si aún así no conseguimos solucionar el problema, quizás sea necesario aumentar las horas de filtración. Estas se recomienda que sean de unas 8 a 12 horas durante el verano, pues es cuando más se usa; pero el resto del año serán suficientes de 4 a 6h.

¿Qué hacer si está todo correcto pero el agua continúa estando turbia?

El agua de la piscina se vuelve turbia por falta de mantenimiento

A veces se puede dar el caso de que todo está bien, pero así y todo el agua está turbia. ¿Qué hacer? Bueno, pues para que esté limpia como a nosotros nos gusta, podemos optar por utilizar un clarificante de agua, como este que es líquido, o este otro que son pastillas.

Pero insisto, se han de seguir al pie de la letra las indicaciones de uso del fabricante, de lo contrario, como decimos en España, »va a ser peor el remedio que la enfermedad». Además, tenemos que dejarlo actuar unas 12 horas para que el filtro pueda absorber el producto y la suciedad que se ha unido a él. Luego, comprobaremos de nuevo los niveles de pH y cloro para saber si se han alterado o no, y actuar en consecuencia.

Y si aún así el agua sigue estando turbia, podremos usar un floculante (cómpralo aquí) siguiendo las indicaciones especificadas por el fabricante. Este producto lo que hace es aumentar de tamaño la partículas en suspensión. Después, caen al fondo de la piscina. Tenemos que dejarlo actuar unas doce horas, y luego pasaremos el limpiafondos.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad para que el agua de tu piscina deje de estar turbia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.