¿Qué es el pistilo de una flor y cuál es su función?

El pistilo de la flor de azafrán es anaranjado

Está en todas las flores femeninas y hermafroditas. A veces se eleva orgulloso sobre los pétalos, otras en cambio parece querer esconderse entre los estambres. Su color varía mucho dependiendo de la especie de planta, en cambio, su forma básica no cambia. El pistilo es una (otra, más bien) obra maestra de la naturaleza, gracias a la cual puede continuar la evolución.

Al igual que el ovario de los individuos femeninos de la maravillosa familia de los mamíferos, el pistilo es la cuna por así decirlo de esas semillas que, si todo va bien, germinarán hasta convertirse en árboles, palmeras, cactus,… en definitiva, en las plantas que embellecen el planeta.

¿Qué es el pistilo?

El pistilo de una flor se encuentra en el centro de la misma

El pistilo, o como se llama ahora gineceo, es la parte más importante de una flor femenina o hermafrodita. Se encuentra en el centro de la misma, y es en la que podrá dar comienzo el crecimiento de una nueva generación. Está compuesto por un conjunto de carpelos (hojas modificadas) cuyas partes son las siguientes:

  • Ovario: es el que contiene los óvulos a fecundar.
  • Estilo: es una prolongación del ovario, que lo une con el estigma. No contiene óvulos.
  • Estigma: es la parte de la flor que recibe el polen con las células o gametos masculinos.

Aunque al principio podríamos pensar lo contrario, puede haber uno o dos pistilos. En las flores hermafroditas no siempre son bien visibles, ya que pueden confundirse con los estambres. Esto es así porque no dependen de nadie para que sus ovarios se fertilicen, puesto que dependen de ellos mismos y en ciertos casos de factores como el viento, por lo que no precisan atraer a ningún insecto o animal.

En las femeninas por lo general sí que son unas de las partes que más destacan, ya que deben ser vistos por los polinizadores a la mayor brevedad posible.

¿Cuál es la función del pistilo de una flor?

La principal función es la de producir las células sexuales o gametos que darán lugar a los frutos de las plantas. Pero, en realidad, no es tan sencillo como parece, especialmente para las flores femeninas. Y es que, si bien para nosotros un paisaje lleno de flores de distintos colores supone un motivo de alegría, para las plantas ese mismo paisaje es un escenario en el que la lucha por atraer a un insecto polinizador puede llegar a ser brutal.

En este campo de batalla las armas con las que cuentan las plantas son los colores, y en la mayoría de los casos, también los olores. Los colores claros y aromas dulces atraerán a unos insectos que son vitales para el mundo: las abejas. Pero puede que la oferta supere a la demanda; o dicho de otra manera, puede que haya más flores que abejas. Entonces, es cuando la ‘guerra floral’ comienza, y cuando la evolución entra en juego.

Si una planta consigue que sus flores queden polinizadas en la mayoría de los casos, no cambiará. Pero las menos afortunadas modificarán su estrategia, o acabarán extinguiéndose. Selección natural. No sobreviven las plantas más fuertes, sino aquellas que consiguen adaptarse a los cambios que se van produciendo en todo el mundo a lo largo del tiempo.

Y esto es algo que tenemos que tener muy claro, porque si queremos cuidar del medio ambiente, lo mejor que podemos hacer es cultivar plantas autóctonas (o como mínimo, combinarlas con otras en el jardín o patio), porque así también ayudamos a la fauna de nuestra zona a sobrevivir.

Hay que pensar que plantas e insectos muchas veces van de la mano. Aquellas que tienen flores hermafroditas y son por lo tanto capaces de producir sus propios frutos con semillas, no dependen tanto de los animales, pero las que solo tienen flores femeninas deben de poder tener una oportunidad de crear una nueva generación, lo cual me lleva a la siguiente cuestión:

Cuando el pistilo madura, ¿qué se forma?

La flor femenina tiene pistilo

Una vez que un diminuto grano de polen llega al estigma de la flor, desde el óvulo crecerá un tubito que llegará hasta el extremo del pistilo. A partir de ahí, se formará el cigoto, que será la primera célula de la planta la cual no ha hecho más que comenzar su desarrollo.

De forma más o menos rápida, esa célula se irá dividiendo cada vez más hasta formar lo que pasará a ser la semilla. A medida que madure, también lo hará el pistilo: el ovario se irá engrosando, mientras alimenta y protege a la semilla. Cuando finalmente esté lista, el fruto podrá desprenderse de la planta e iniciar así la carrera por su supervivencia.

¿Cuánto tiempo pasa entre la fertilización de la flor hasta que el fruto madura?

Esta es una pregunta muy interesante, pero no tiene una única respuesta, ya que hay muchos tipos de plantas. Pero para que te hagas una idea, debes saber que:

  • Plantas anuales: son las que viven un año (o algo menos). En ese tiempo, germinan, crecen, florecen, producen frutos y por último se mueren. Ellas dejan sus semillas listas en cuestión de una o dos semanas por lo general, a veces incluso tardan menos. Más información.
  • Plantas bianuales: son las que viven dos años más o menos. Durante el primero crecen y se desarrollan, mientras que el segundo florecen y, después de producir frutos, mueren. Sus semillas maduran en unas pocas semanas también.
  • Plantas perennes:
    • Árboles, arbustos y palmeras: dependerá mucho de la especie. Algunas tardan unas pocas semanas, pero otras pueden tardar meses (como los frutales) e incluso algún año (como es el caso de muchas coníferas, por ejemplo).
    • Bulbosas y rizomatosas: suelen tardar menos de un mes.
    • Herbáceas: las hierbas perennes pueden tardar desde unos pocos días hasta algunas semanas.

Y si te has quedado con ganas de más, aquí te dejamos un vídeo en el que se explica cómo es el proceso de maduración del pistilo:


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.