¿Cómo mantener alejadas a las babosas de las plantas?

Babosa

Las babosas son unos animales que normalmente no se quieren tener en los jardines ni cerca de las plantas. Ellas, al igual que los caracoles, tienen un hambre voraz y se comen todas las partes blandas de los seres vegetales: hojas, tallos,… incluso pueden llegar a causar muchos daños a los cactus.

Conocerlas nos será de mucha utilidad para saber cómo mantenerlas alejadas de nuestro particular paraíso. Vamos a ello 🙂 .

¿Cómo son las babosas?

Babosa

Las babosas son unos moluscos sin concha que miden entre 1 y 15cm. En su cabeza encontramos cuatro antenas, así como la boca que incluye dos mandíbulas y dientes muy pequeños, el orificio respiratorio llamado neumostoma, así como una lengua dentada. Gracias a éstos, pueden localizar la comida y masticarla sin problemas, algo que hacen por la noche al ser animales nocturnos.

Dependiendo de la especie, pueden recorrer, siempre que la temperatura sea agradable, entre 4 y 7 metros en un mismo día, como es el caso de la babosa gris. Mientras lo hacen, una glándula situada en el extremo anterior del pie secreta un moco que les permiten desplazarse.

Cuando llega el invierno y el mercurio del termómetro comienza a bajar de los 5ºC, se entierran bajo tierra, donde permanecerán hasta que el calor primaveral las despierte. Una vez superado el periodo de hibernación, volverán a reproducirse.

Hay que decir que estos moluscos son hermafroditas, pero no al mismo tiempo. Primero se activan los órganos masculinos, y luego los femeninos. Los huevos los ponen al cabo de algunos días o semanas después del acoplamiento, llegando a poner entre 100 y 500 huevos en grupos de 10 a 50 en agujeros cavados en la tierra. Estos huevos tienen forma esférica, y son de color amarillo blancuzco o transparente, y serán incubados hasta un máximo de tres meses.

La esperanza de vida es de entre 9 a 18 meses según la especie.

¿Qué daños provocan a las plantas?

Las babosas son unos de los principales enemigos de las plantas, especialmente si vivimos en una zona donde suele llover de manera regular. Los daños que causan son muy similares a los que causan las orugas, es decir, mordiscos en los tejidos, aunque los moluscos dejarán además un rastro de babas en las macetas, hojas y tallos. También es posible que veamos sus excrementos, los cuales son más o menos alargados, de menos de 0,3cm de ancho, y de color negro.

¿Cómo mantenerlas alejadas?

Podemos optar por remedios naturales o químicos para tener protegidas a nuestras plantas. Veamos cuáles son:

Remedios para repelerlas

Cáscaras de huevo

Están especialmente indicados cuando hay muy pocos ejemplares y los daños causados por éstos no son muy importantes.

Cáscaras de huevo

Las cáscaras de huevo trituradas son unos de los mejores repelentes de moluscos que hay. Además, te servirán para abonar la tierra a medida que se vayan descomponiendo, y sólo tienes que esparcirlas sobre el sustrato. Interesante, ¿no te parece? 🙂

Para que el remedio resulte más eficaz, puedes echar cenizas -de madera-, la cual evitará que otros animales, como los pulgones, ataquen a las plantas.

Botella de plástico transparente

Si tienes plantas pequeñas puedes protegerlas poniéndoles una botella de plástico transparente, como si fuera un invernadero. Eso sí, sólo lo puedes hacer si le haces algunos agujero para que el aire pueda renovarse, y sólo en invierno.

Tejas

A estos moluscos les encantan los lugares oscuros y húmedos. Para atraerlas, puedes colocar algunas tejas en un rincón del jardín. En la mañana siguiente, seguro que muchas habrán ido a protegerse allí, y tú podrás cogerlas y llevarlas lo más lejos posible.

En el caso de que no tengas tejas, puedes ponerles bloques o placas de aluminio.

Remedios para eliminarlas

Sal

Estos se recomiendan aplicar cuando ya hay una plaga importante, pero hay que tener en cuenta que los productos a utilizar pueden ser tóxicos para el ser humano, de modo que se han de mantener a los niños y a los animales domésticos lejos de las zonas tratadas.

Molusquicida

Se encuentra en los viveros y tiendas de jardinería, en gránulos y en polvo. Se esparce un poco sobre la superficie del sustrato o tierra, o bien alrededor de las plantas que se quiera proteger. Hay que ponerse guantes de goma antes de su aplicación.

Cerveza

El olor de esta bebida atrae a las babosas, por lo que se convertirá en tu mejor aliada contra esta plaga. Tan sólo tienes que poner un recipiente cerca de la zona que quieras mantener a salvo de sus ataques, y llenarlo de cerveza. En poco tiempo empezarán a acudir.

Sal

La sal las deshidrata. Si echas un poco en una zona de paso de babosas, te será muy útil para mantener controlada la plaga, e incluso para eliminarla. Pero debes tener cuidado: si la echas en la superficie del sustrato o cerca de una planta, también terminará afectada.

Babosa adulta

¿Conoces otros remedios para evitar a estos moluscos? Si es así, no dudes en dejarlos en el apartado de Comentarios 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *