Plaga de la mosca blanca

Seguramente habrás visto en persona u oído hablar de la mosca blanca si tienes cultivos. Es una de las plagas más habituales en el mundo agrario y en los jardines. Ataca tanto a las plantas ornamentales como a las verduras y hortalizas. Por ello, se convierte en una amenaza frecuente para todas aquellas personas que quieren mantener sus cultivos en buen estado. Algunas de las plantaciones que se ven más afectadas son el tomate, el calabacín, pimiento, melón y sandía.

Vamos a analizar en profundidad esta plaga tan molesta para enseñaros cómo debéis identificarlas, prevenir y deshaceros de ellas en el caso que los cultivos estén infectados. ¿Quieres saber todo sobre esta plaga?

¿Cómo se detecta la mosca blanca?

Este insecto se le conoce por el nombre científico Trialeurodes vaporariorum. Puede proliferar en climas tanto templados como húmedos. Por ello, la época del año en la que más cantidad de estos insectos hay es en primavera y verano. Son de tamaño minúsculo (entre 1 y 3 milímetros) y entre su familia podemos distinguir diferentes especies.

Se trata de una plaga que ha aparecido de una forma complicada. Tal es su capacidad de invasión que se hace muy difícil de controlar. Su ciclo de vida está en torno a los 10-30 días. En tan sólo este periodo de tiempo es capaz de reproducirse en varias ocasiones llegando a poner entre 80 y 300 huevos cada vez. Esto lo hace ser un organismo con una proliferación muy rápida.

Habilidad para atacar los cultivos

La mosca blanca tiene la capacidad de atacar a las plantas a través del aparato bucal succionador que tienen. Se alimenta de l savia de las hojas hasta dejarlas secas. Su presencia se puede detectar a través de la observación del envés de la hoja. Se colocan ahí precisamente porque es la zona con más poros de la planta y tienen mejor acceso a la savia. También se les puede encontrar en el tallo.

Los daños que puede llegar a provocar son muy graves. Al alimentarse de la savia, deja a la plantas debilitadas y provoca un parón en su desarrollo y una pérdida de los frutos.

Algunos de los síntomas que se pueden apreciar en el cultivo afectado de mosca blanca es la aparición de puntos más claros que el color verde normal. También se observan las hojas secas y amarillentas y aparece melaza. Si la planta está infestada de esta plaga, puede ser el origen de otras infecciones y enfermedades, como es el caso de la clorosis o la negrilla.

Cómo prevenir la mosca blanca

Siempre que se habla de enfermedades y plagas, lo mejor es la prevención. Evitar la proliferación de la mosca blanca en cualquier cultivo nos permite no tener que lidiar con las consecuencias. Si la plaga surge en cultivos de invernadero es más peligroso por su alto nivel de contagio.

Algunas de las medidas que pueden ayudar a controlarla son:

  • Dejar que los depredadores naturales (mariquitas) actúen para atacar a la mosca blanca.
  • Si regamos de manera continua y adecuada los cultivos evitaremos que se extienda.
  • Es importante ceñirse a los calendarios de siembra que se ha establecido.
  • Desarrollar rotación de cultivos a lo largo del año.
  • Eliminar las malas hierbas y la maleza que aparece alrededor de los cultivos.
  • Controlar la aparición de las hormigas. Las hormigas protegen a la mosca blanca de sus enemigos naturales.

Por otro lado, si la mosca blanca ya ha aparecido en tus cultivos deberás recurrir a productos especializados. Hay diferentes pesticidas que actúan en el sistema nervioso central de los alimentos y les bloquea los receptores de aceilcolina. De esta forma se interrumpe la transmisión del impulso nervioso y el insecto se paraliza y muere.

Hay otros insecticidas que se emplean en horticultura y para cultivos hortícolas de invernaderos. Su componente principal es la Maltodextrina. Actúa asfixiando a los insectos y ácaros, cubriéndolos de espiráculos respiratorios y causa su muerte. También puede causar la muerte por y pegado de las plagas a la superficie vegetal. Impide la movilidad de los insectos con alas. Así evitamos la colonización de otras partes del cultivo.

Algunos remedios caseros

En jardinería ecológica existen varios remedios que podemos hacer en casa, y que nos ayudarán a recuperar la salud de nuestras macetas o de nuestro jardín, como son:

  • Ajo: machaca unos tres dientes de ajo y añádelos a un litro de agua para pulverizar todas las partes de la planta afectada.
  •  Albahaca: esta preciosa planta repele las moscas blancas como ninguna otra. Planta varias en tu jardín.
  • Trampa cromática: muchos insectos se sienten atraídos por un color específico. En el caso de la plaga que nos ocupa, es el amarillo. Para hacer una trampa, sólo tienes que comprar una cartulina o un plástico de este color y, para que se queden adheridas, podemos utilizar miel o aceite.

Esto consiste en fabricar nuestra propia planta, conociendo que muchos insectos tienen una debilidad por el color amarillo y se sienten atraídos por ellos. Estos insectos se irán para el color amarillo sin poder resistirse a ello. Pues bien, haciendo uso de este conocimiento lo único que tenemos que hacer es aprovecharse de esto para poder atraparlas y que no pueda escapar y hacer daño a nuestro cultivos.

Para ello, podemos utilizar cualquier material que haga que se queden pegadas como el pegamento, la miel, etc. Tenemos que tener en cuenta que si empleamos el pegamento que se usa para los ratones podemos hacer que se quede atrapado algún pájaro y muera. Como no queremos esto, se puede emplear como pegamento lo anterior mencionado o aceite y jabón. De esta forma, podemos colocar trapos de color amarillo impregnados de estos materiales para que las moscas blancas se vean atraídas por ello y consigamos debilitar la plaga haciendo que llegue a unos niveles aceptables para los tomates y que no produzcan daños.

Con esto es más que suficiente ya que, también hemos de comentar que no sólo la mosca blanca se verá atraída por el color amarillo, sino que también otros insectos que son beneficiosos para el huerto.

Espero que con estos consejos puedan librarse de esta molesta plaga.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Enfermedades y plagas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

2 comentarios

  1.   Ana dijo

    Gracias he aprendido mucho sobre las plantas y su cuidado, pretendo mudarme para una casa con patio que tiene algunos frutales y considero plantar otros, espero sigan publicando e informando sobre el cuidado de las plantas y por ende de la naturaleza, seguiré visitandoles.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Muchas gracias por tus palabras, Ana 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.