Plagas del peral

El peral puede tener varias enfermedades

El peral es uno de los frutales más apreciados, no por su valor ornamental, que también, sino más bien por la cantidad de frutas que puede llegar a producir. Pero si tenemos que encontrarle algún inconveniente, algo que nos haga dudar de si cultivarlo o no, serían las plagas. Es muy vulnerable a algunas de ellas. Aunque siendo sinceros, todas las plantas que producen frutos comestibles lo son, porque hay muchos insectos y otros animales que quieren alimentarse de estos.

Pero volvamos al tema principal de este artículo, nuestro querido Pyrus communis. ¿Cuáles son las plagas del peral? ¿Y cómo se tratan? Veamoslo.

¿Cuáles son?

Toda persona que cultive plantas, especialmente si estas son de huerto, ha de tener muy claro que en cualquier momento puede que tenga que realizar algún tratamiento o bien preventivo o bien curativo para protegerlas. Pero si nos centramos en el peral, no es el frutal favorito de las susodichas, porque si comparamos las que afectan a otras plantas con las que puede tener nuestro protagonista, veremos que este es un árbol más resistente.

Ahora, eso no quita que los daños sean menores. De hecho, es importante saber identificar los síntomas, porque así podremos realizarle el tratamiento más idóneo, y así evitar que las pérdidas sean mayores.

Carcocapsa

La Cydia pomonella es una plaga del nogal

Imagen – Wikimedia/Olei

El nombre científico de este insecto es Cydia pomonella. Se trata de un lepidóptero que, cuando está en su fase juvenil, es decir, cuando es un todavía una larva, lo que hace es alimentarse del fruto. Para ello, excava galerías, que es por lo que podremos ver agujeros muy pequeños en su superficie. Una vez adulto, medirá unos 2 centímetros y tendrá el cuerpo de color marronáceo, siendo la cabeza algo más oscura.

Para combatirla o eliminarla, se pueden aplicar insecticidas como piretrinas, o bien optar por otros remedios mucho menos perjudiciales para el medio ambiente como son las trampas con feromonas.

Mosca de la fruta

La mosca de la fruta afecta a los cítricos

La mosca de la fruta, cuyo nombre científico es Ceratitis capitata, es un insecto pequeño, de un centímetro de largo, que se siente muy atraído por el aroma de las frutas. Por consiguiente, en su fase larval se alimenta de ellas. Como le gusta el calor, será durante el verano cuando más activa esté. Pero si vivimos en una zona donde el clima es cálido durante buena parte del año, no está de más estar con el ojo avizor también en otoño.

Para combatirla, o al menos para controlar su población, recomendamos hacer una trampa para moscas. Esta se hace de la siguiente manera:

  1. Echa dos cucharadas soperas de vinagre de manzana en un recipiente pequeño, como un vaso.
  2. Luego, tápalo con un plástico transparente.
  3. Y por último, coge un palillo y hazle algunos agujeros.

Y ahora solo tienes que ponerlo cerca del peral para que el insecto vaya al vaso, y no al árbol.

Piojo de San José

El piojo de San José, pese al nombre que se le ha dado, no debe de confundirte, pues se trata de un tipo de cochinilla, y de uno que, además, puede pasar desapercibido con mucha facilidad. El nombre científico es Quadraspidiotus perniciosus, y si lo ves parece una pequeña escama o lapa redonda y de color marrón. Afecta a muchísimas plantas, tanto frutales como ornamentales, así que cuanto antes se detecte, mejor.

Se posa en los frutos, así como en las hojas -cerca de los nervios-, y a veces también en las ramas jóvenes que aún no han lignificado. Para combatirla, si el árbol es pequeño aún recomiendo aplicarle tierra de diatomeas (en venta aquí) de la cual te dejo un vídeo; pero si es adulto entonces saldrá más a cuenta utilizar un insecticida anti-cochinillas como este.

Psila del peral

La psila del peral es una plaga importante

Imagen – innovagri.es

La psila del peral, o Cacopsylla pyri, es un insecto que tiene el aspecto de una pequeña mosca. El ejemplar adulto mide unos 3 milímetros de longitud, y tiene dos alas transparentes -excepto los nervios, que son oscuros-. La hembra produce huevos de color amarillento y con forma alargada, y los deja en las hojas o bien en algún hueco que encuentre en el tronco. Una vez que estos eclosionan, las ninfas se alimentan del follaje, así como de los frutos.

El árbol entonces se debilita, porque estas ninfas secretan una melaza que puede atraer a hongos patógenos, como la negrilla. Además, se echan a perder muchas peras.

Para combatirlo, se debe aplicar cualquiera de estos insecticidas*:

  • Abamectina 1,8%
  • Acetamiprid 20%
  • Acrinatrin 7,5%
  • Deltametrin 2,5%
  • Lambda Cihalotrin 1,5%
  • Tiacloprid 48%
  • Tiametoxan 25%

¿Es posible evitar que el peral tenga plagas?

Lamentablemente no. Pero lo que sí podemos hacer es cuidarlo para que, en caso de que tenga alguna, le cueste menos recuperarse. Y, ¿cómo hacemos eso? Pues es muy sencillo en realidad, pues de lo que se trata es de abonarlo en primavera y en verano, regarlo si es necesario para que no se deshidrate, y podarlo solo si lo necesita a finales del invierno. En este sentido, es importante que se eviten las podas drásticas, ya que no solo pueden afear al árbol, sino también debilitarlo mucho.

Asimismo, es recomendable que se eliminen las hierbas alrededor del tronco para que los insectos patógenos no se hospeden en ellas. Así podemos reducir el riesgo de que se conviertan en un problema más adelante. Para más información sobre los cuidados del peral, pincha aquí:

El peral es uno de los mejores frutales para suelos calizos
Artículo relacionado:
Peral (Pyrus communis)

*Fuente: Agromatica.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.