Planta cúrcuma: cuidados

Planta cúrcuma: cuidados

Es posible que no lo sepas, o que cuando escuchas la palabra cúrcuma lo primero que te venga a la mente sea un condimento alimentario. Pero en realidad, hay una planta cúrcuma cuyos cuidados son muy fácil y, a cambio,obtienes una planta bellísima. ¿Quieres saber más sobre ella?

Si tienes una planta cúrcuma en casa, la has visto en la tienda o en Internet y ahora quieres tenerla en casa, estos son los cuidados que debes proporcionarle para que salga adelante.

Planta cúrcuma: cuidados importantes

planta curcuma con hojas y flor en capullo

Por si no lo sabes, la planta cúrcuma se caracteriza por tener un rizoma más o menos ramificado. Las hojas de esta son muy alargadas pero lo más bonito son las flores, que crecen en espigas y que pasan del amarillo al naranja según la variedad de cúrcuma que sea.

Es una planta cuya actividad se produce en los meses de primavera y verano, quedando en otoño e invierno aletargada. De hecho, se recomienda que, cuando llega esa época, se saquen los rizomas y se guarden en un lugar donde la temperatura no baje de los 17ºC para evitar que se dañe, y en primavera, con los primeros brotes, se vuelve a plantar.

Ubicación

Lo cierto es que una de las necesidades de la planta cúrcuma es la luz. Necesita exponerse a mucha luz, pero cuidado, porque no es necesario que sea luz directa. De hecho, es posible que sea demasiado y acabe por quemarla. Así que eso nos deja pudiendo ponerla en el exterior o también en el interior. En otras palabras, la puedes tener en una maceta dentro de casa, o bien plantada en el jardín en una zona luminosa pero que no suponga sol directo.

¿De qué depende? Aparte de lo que tú quieras, también influye la temperatura que se tenga, algo de lo que te comentamos a continuación.

Temperatura

Por lo que hemos dicho antes, sabrás que uno de los cuidados de la planta cúrcuma a tener en cuenta es que no sufra el frío porque es el momento en que está aletargada y donde puede enfermarse más.

La planta cúrcuma no lleva nada bien el frío, ni tampoco las heladas, obviamente. No conviene que la temperatura baje de los 17 grados.

Por el otro extremo, si bien puede soportar calor, cuando el termómetro supera los 35ºC la planta empieza a perjudicarla, llegando incluso a paralizarse y dejar de crecer o dañarse.

flor de la planta curcuma

Sustrato

Visto lo anterior, te habrás dado cuenta que la planta puede estar en exterior o en interior. En ambos casos necesitas una buena tierra para que se desarrolle correctamente.

Para ello, la mejor mezcla, ya sea que la tengas en el jardín o en una maceta, es la combinación de mantillo, turba y arena. Además, se le podría añadir un drenaje algo más grande, como perlita o akadama porque así oxigena mejor las raíces y se evitan problemas graves en cuanto a encharcamientos.

Riego y humedad

No hay duda de que uno de los cuidados de la planta cúrcuma más importantes es el riego. Es una planta que necesita el suelo ligeramente húmedo, pero no encharcado, ya que si está así tiene más peligro de que la pierdas.

Eso sí, ten en cuenta que solo debes regar en primavera y verano. En otoño hay que empezar a suspender los riegos porque no le hace falta (entra en estado de reposo). Pero en cuanto los primeros brotes salen ya sí hay que ponerse manos a la obra.

Quizá en este punto no sea tan importante el riego como sí la humedad. Como buena planta tropical que es, prima una humedad media antes de un riego. ¿Qué supone? Pues que tendrás que regar menos si controlas bien la humedad de la planta.

Abonado

Esta parte es muy importante y es que, nada más salir los primeros brotes en primavera conviene que la abones cada dos semanas. Si es pequeña, o es el primer año que la tienes, salvo que donde la compres te digan lo contrario es mejor echarle una vez al mes porque no sabes cómo va a reaccionar y porque al haber tanto cambio (de un lugar a otro) pasarte con el abonado puede deteriorar a la planta.

El mejor abono para esta planta es el líquido, que mezclarás con el agua de riego. Échale un poquito menos de la dosis recomendada por el fabricante. Y si además es rico en nitrógeno, potasio, fósforo, cobre, hierro, magnesio… mucho mejor.

Poda

Con la planta cúrcuma no te vas a tener que preocupar por este cuidado porque es una planta que no se poda. A lo más, solo tendrás que eliminar las partes que se vayan secando o que se vean muertas, débiles, enfermas, etc.

curcuma saliendo flor rosa

Plagas y enfermedades

Dentro de las plagas y enfermedades que debes tener presentes que afectan a la planta cúrcuma, están los pulgones, que pueden ser de diferentes colores (y se pueden solucionar con insecticidas para plantas), araña roja y ácaros (estos dos pueden solucionarlo aumentando la humedad de la planta y usando algún producto químico (o natural)).

Relacionado con las enfermedades, la mayoría de ellas tienen que ver con la falta o exceso de humedad y de riego.

Multiplicación

La forma de reproducir la planta cúrcuma es bastante sencillo ya que se basa en la división de sus rizomas.

Para ello, hay que esperar a la primavera, cuando se trasplante o se plante, y se observe si hay rizomas extras. Si es así, con ayuda de un cuchillo limpio y desinfectado puedes, con mucho cuidado, dividirlo en porciones. Eso sí, asegúrate de que tengan raíces y al menos 2-3 hojitas para que puedan salir adelante.

Las heridas de los cortes es mejor tratarlas. Puedes usar productos fungicidas, azufre o incluso canela, que ayuda a protegerla de enfermedades y otros problemas.

Como ves, los cuidados de la planta cúrcuma no son nada complicados. Quizá donde tengas que hacer más hincapié sea sobre todo en el riego y humedad pero una vez se adapte por un año al clima y estaciones es más fácil que salga adelante y que no se te muera. ¿Tienes dudas al respecto? Consúltanos y te ayudaremos a solucionarlo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.