Planta de pamplina (Stellaria media)

Imagen – Wikimedia/Lazaregagnidze

Cuando vamos a un campo o a un bosque suele pasar que no nos detenemos a observar las plantas que le dan vida, sino que nos delimitamos simplemente a disfrutar de la naturaleza. Pero hay muchas que es muy interesante conocer, como la planta de pamplina.

¿Por qué? Bueno, hay varios motivos: no crece mucho, produce flores preciosas y, lo que no se puede obviar: tiene propiedades medicinales; de hecho, se puede usar para aliviar el dolor y las molestias del reuma, entre otros problemas de salud. Descúbrela.

Origen y características

Nuestra protagonista es una hierba de ciclo anual o bienal de porte rastrero nativa de Europa. Su nombre científico es Stellaria media, y popularmente se la conoce como hierba gallinera, capiquí, berraña, picagallinas, morujo, o melujín. Crece hasta alcanzar una altura de unos 15-20cm. Tiene hojas inferiores pecioladas, y todas son opuestas y ovaladas o cordiformes. Estas brotan de tallos peludos o glabros muy delgados, de menos de 0,5cm de grosor.

Las flores miden entre 2 y 5mm, y están formadas por 5 sépalos oblongos, 5 pétalos de color blanco, de 3 a 10 estambres con anteras purpúreas y un pistilo con tres estilos. El fruto es una cápsula ovoidea u oblonga que contiene varias semillas de 05 a 1,5mm.

Usos

  • Culinario: las hojas son comestibles pudiéndose consumir como verdura, en ensaladas por ejemplo.
  • Medicinal:
    • Como zumo, hecho con la planta fresca, sirve para fortalecer y mejorar la salud del sistema respiratorio.
    • En cataplasma, se usa para tratar heridas y úlceras.
    • Aporta potasio y silicio al organismo.
    • En homeopatía se usa para el reuma y la psoriasis.

¿Cuáles son sus cuidados?

No es una planta que se suela tener como planta ornamental, pero si te interesa cultivarla, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: ha de estar en el exterior, a pleno sol.
  • Tierra:
    • Jardín: crece en todo tipo de suelos siempre que tengan buen drenaje.
    • Maceta: puedes usar sustrato de cultivo universal.
  • Riego: 4-5 veces por semana en verano, algo menos el resto del año.
  • Abonado: solo si está en maceta, en primavera y verano con abonos orgánicos como el guano líquido (consíguelo aquí) siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Multiplicación: por semillas en primavera, o en otoño si se vive en una zona con clima suave (sin heladas o muy débiles).
  • Rusticidad: resiste hasta los -4ºC.

¿Qué te ha parecido la planta de pamplina?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas medicinales

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.