Características, cuidados, plagas y enfermedades de la planta de piña

La piña, esa deliciosa fruta que normalmente se come durante el verano y el otoño, brota de la maravillosa planta de la piña, la cual científicamente es conocida como “Ananas comosus”.

Esta planta consiste en una bromelia terrestre originaria de América del Sur, la cual forma una roseta de hojas lanceoladas y coriáceas, que tiene una longitud aproximada de 1m de largo. Sus flores, de un color hermoso entre rosa y rojizo, resultan ser una verdadera maravilla, ya que estas se agrupan en inflorescencias en forma de espiga, las cuales se mantienen abiertas durante un mes con el fin de ser polinizadas.

Después de ser polinizadas, el fruto empieza a madurar dando lugar a una baya, que al crecer completamente alcanza entre 7-10cm de ancho y alrededor de 30 cm de longitud. En el interior del fruto está la pulpa, la cual es de color amarillo, posee un sabor dulce y un poco ácido y tiene un aroma bastante agradable.

Características de la Planta de piña

La piña se trata de una planta de origen tropical, proveniente de América del Sur, que aparte de ser pequeña, es perenne, herbácea y vivaz, además de contar con una base formada a través de la asociación compacta de varias hojas que crean una roseta.

Esta planta posee dos tipos de raíces, el primero, son las raíces adventicias, las cuales son cortas y muy superficiales, ya que la mayoría de ellas crecen en la base del tallo a unos 15cm del suelo; el segundo, son las raíces principales y que son un poco más largas, llegando a alcanzar profundidades de aproximadamente 60cm e incluso más.

Además, la planta de piña posee un tallo carnoso y corto, en el que se almacenan los nutrientes producidos por las hojas.

Esta planta tiene hojas que alcanzan entre 50-150cm de longitud, las cuales son resistentes, lanceoladas, fibrosas, poseen forma de espada, son envolventes y se encuentran dispuestas en forma de espiral en torno al tallo, además, poseen bordes finamente dentados los cuales dependiendo de la variedad, podrían contar o no con espinas.

Es posible que el color de sus hojas sea de un verde grisáceo tanto claro como oscuro, sin embargo, existen algunas variedades que poseen hojas coloreadas, las cuales tienen una mezcla de violeta, rojo, plata y/o amarillo. Asimismo, la cara al igual que el reverso de las hojas, se encuentran forrados con una fina capa de pelusa plateada que no permite que pase la luz del sol y también cuentan con una cutícula gruesa que evita que pierda humedad.

A medida que pasa el tiempo, su tallo floral corto se alarga y ensancha y alrededor de él brota un gran número de flores violáceas y pequeñas y todas ellas contienen una bráctea individual que puede ser de color verde, rojo o amarilla en cuyas cavidades brotan nuevas flores.

El tallo de la planta de piña continúa creciendo y desarrolla un círculo de hojas rígidas y cortas encima del conjunto floral y todas las flores de este son hermafroditas, por lo que resultan ser autofecundables y aunque la época de la floración es incierta, comercialmente son usadas hormonas vegetales con el propósito de promover no solo la floración, sino también el brote de sus frutos.

Cuidados de la Planta de piña

Cuidar la planta de piña no suele ser un trabajo fácil, ya que al tratarse de una planta tropical, resulta conveniente que su crecimiento se de en un lugar con clima cálido y donde no haya heladas, ya que en caso contrario, es posible que sufra daños significativos al llegar el invierno.

Por eso y al tener una planta de piña es preciso seguir los siguientes cuidados:

Su ubicación

La planta de piña debe estar en el exterior, específicamente en un lugar de semi-sombra.

Suelo

Es preciso que el suelo cuente con un drenaje óptimo, además de tener un pH bajo (4,5-5,5).

Abono

En el transcurso de la primavera y el verano, es necesario abonar cada 15 días el suelo donde está la planta usando abonos que posean un alto contenido de potasio y nitrógeno.

Riego

Debe regarse siempre que la tierra se encuentre seca, lo cual suele ser aproximadamente cada 2-3 días durante el verano y alrededor de cada 5-6 días durante lo que resta del año.

Tiempo de plantar y/o trasplantar

La época más conveniente para plantar o trasplantar la planta de piña suele ser en primavera.

Marco de plantación

De al menos 30x60cm.

Cosecha

La cosecha de los frutos se hace después de 15 meses de haberla plantado.

Rusticidad

Se trata de una planta realmente sensible al clima frío, cuya temperatura mínima ideal consiste en 15ºC, aunque es capaz de soportar 5ºC durante un corto período de tiempo.

Entre las plagas y enfermedades de la planta de la piña se encuentran:

Ácaros, escalas y nematodos

El ácaro de la planta de piña, conocido igualmente como “araña roja”, suele alimentarse de la base de las hojas del fruto de esta planta.

Se trata de una plaga bastante problemática en períodos largos de sequía, ya que podrían trasladarse hasta los vástagos, lo cual impediría que se reproduzcan las piñas y aunque la araña roja no se trata de una plaga realmente importante, es muy conveniente tratarla a tiempo para evitar futuros problemas. Asimismo, existen varias clases de nematodos los cuales afectan a esta planta, dañando sus raíces al provocar un nudo y la descomposición de la misma.

Escarabajos y cochinillas

Es muy probable que los escarabajos de la savia se conviertan en un gran problema para quienes tienen plantas de piña, ya que suelen ser atraídos por aquellas plantas que presentan una enfermedad conocida como “gomosis”, la cual se produce cuando una planta herida, comienza a expulsar una sustancia gomosa.

Por su parte, los escarabajos penetran los frutos jóvenes para colocar allí sus huevos. Igualmente, las cochinillas se alimentan de base de las hojas de esta planta causando que se marchite y del mismo modo, pueden hacer que la raíz se pudra, lo cual a su vez, reduce la producción de frutos.

Descomposición del cogollo

Es una enfermedad frecuente, la cual se presenta a causa de un hongo y se presenta durante los períodos de aceleración del crecimiento de estas plantas.

Normalmente, los síntomas más frecuentes son un follaje que se torna amarillento y en algunos casos llega a la necrosis y después a la descomposición total. Asimismo, el fruto puede sufrir descomposición y su tallo exhibe un halo alrededor del punto donde brotan las hojas. Aparte de esto, la raíz se vuelve sensible y se cae al tratar de extraer la planta.

Hoja de tamal

Es una bacteria, la cual ataca directamente al pico de mayor crecimiento. Se presenta habitualmente durante los períodos de cambios climáticos donde hay temperaturas elevadas. Afecta tanto al follaje como al tallo, causando una leve decoloración en ambos, y además es posible que los frutos acumulen amoniaco en el interior de su pulpa.

Fusarium

Es un hongo de propagación mundial, el cual surge como resultado de grandes humedades y problemas en la raíz.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles frutales

Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y las flores. En general, todo lo que tenga que ver con lo "verde".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.