Planta maracuyá: cuidados

Planta maracuyá: cuidados

No hay duda de que una de las frutas más exóticas que podemos consumir es la maracuyá. Esta proviene de la planta maracuyá, cuyos cuidados son bastante fáciles de proporcionárselos, y a cambio, 6 meses después, nos ofrece una primera cosecha.

Pero, ¿qué sabes de esta planta? ¿Cuáles son esos cuidados? Si quieres saberlo de cara a pensar si ponerla o no, aquí te contamos todo sobre ella.

Cómo es la planta maracuyá

flor de la fruta de la pasion

Maracuyá, parcha, pasionaria, chinola, passiflora, flor de la pasión, parchita… Lo cierto es que la planta maracuyá tiene muchísimos nombres. Se trata de una planta trepadora, que desarrolla un tallo bastante fuerte, aunque en ningún caso suele ser recto. Tiene hojas perennes lisas y de color verde intenso. Puede alcanzar los 9 metros de altura, pero para ello es necesario darle un apoyo ya que al no tenerlo caería al suelo. Por eso casi siempre crece más a lo ancho que a lo largo.

Lo más llamativo de esta planta son sus flores, muy diferentes a lo que puedas haber conocido ya que son entre blancas, moradas y amarillas, con varias capas diferentes entre sí que se unen para formar una flor muy característica.

Es originaria de Sudamérica si bien hoy en día se puede cultivar fácilmente en España. De hecho, no necesitas mucho espacio para que se desarrolle y en unos 6 meses ofrezca los primeros frutos.

Eso sí, su vida es solo de 10 años. Más allá de esos suele morir.

Planta maracuyá: cuidados importantes

cultivo de la planta maracuya

Ahora que conoces un poco más a fondo la planta maracuyá, sus cuidados no serán un problema para ti. Partimos de la base de que esta planta es muy resistente y se adapta bien a casi todo lo que le proporciones.

Además, es fácil de obtener porque en supermercados suele venir habitualmente, y en los viveros, a partir de marzo, pueden tenerla a la venta.

Centrándonos ya en los cuidados, estos son:

Iluminación

La planta maracuyá necesita mucho sol. Al menos 12 horas al día. Y es que le encanta estar al sol, sobre todo sol directo, es como más va a crecer.

Además, no le gusta el agua en demasía, y puede morir si la plantas en un clima donde llueve mucho, porque es como si se deprimiera y se dejara morir. Así que si vives en un clima caluroso y donde no llueve mucho, seguro que se adapta perfectamente.

Temperatura

Si quisieras darle la temperatura ideal a esta planta maracuyá, entonces tendrías que hacer que oscilaran entre los 25 y los 30 grados. Por debajo, puede soportar algunos grados menos, igual que por arriba.

Pero debes proporcionarle cuidados de protección durante el invierno porque no los soporta, ni tampoco las heladas, así que convendría ponerla en un lugar de clima templado o cálido y usar mantas térmicas para cultivo y plásticos para cubrirla en invierno.

Sustrato

La tierra, ya sea que la vayas a poner en el jardín o que quieras tenerla en una maceta, ha de siempre con un buen drenaje. Le gusta la humedad, aunque te decimos que suele adaptarse a lo que se le da.

Sin embargo, si lo que quieres es proporcionarle una buena calidad en cuanto a tierra y que sea su ideal, apuesta por aquellas que sean ligeramente ácidas y con un pH neutro. Además, añade un poco de drenaje (perlita, vermiculita…) y un poco de estiércol. Con eso ya será feliz.

Lo que sí debes tener en cuenta es que esta planta va a necesitar un tutor, es decir, alguna celosía o alambres en la parte superior para que sus ramas se vayan enredando y desarrollando la planta. Esto provoca que, donde la coloques, en cuestión de unos 4 meses, ya no podrás moverla salvo cortando todos esos agarres que ha establecido la planta por la zona. Es más, si no quieres hacer eso, debes saber que, si la planta toca la tierra, acaba por morir.

frutos de la planta maracuya

Riego

El riego de la planta maracuyá es uno de los más escasos. Sí, le gusta el agua, y los expertos hablan de mantener la tierra húmeda, pero lo cierto es que no le gusta tanto. Si le das poca agua en varias veces lo agradecerá mucho más que si se la ofreces una sola vez y demasiada cantidad.

Por eso, es mejor regarla poco pero muchas veces a la semana. Lo suficiente para mantener una buena hidratación, poco más.

De hecho, es mejor colocarle un sistema de riego por goteo que regar con la manguera.

En cuanto a la humedad, le gusta, pero tampoco hay que pasarse. Los primeros años sí hay que proporcionarle los cuidados habituales de una planta exótica; pero poco a poco se va adaptando al clima y es más permisiva.

Abono

Si le proporcionas abono, por ejemplo en otoño para aguantar el verano, o en primavera, para darle más energía en su desarrollo floral y frutal, te lo agradecerá.

Esta planta necesita abono orgánico, como estiércol. Pero si no hay, apuesta por un fertilizante líquido para plantas frutales que suele venirle bien.

Trasplante

Si la tienes en una maceta, será necesario que la trasplantes cada año a un tiesto mayor porque la planta necesitará espacio para sus raíces, más conforme aumente de tamaño. Como está cogida por sus ramas, puede dificultarse el manipularla para conseguir pasarla a otro tiesto, por eso muchos optan por ponerla directamente en el suelo del jardín.

Es tapizante, con lo que podrá cubrir las vallas o muros en pocos meses y a su vez disfrutar de sus flores y sus frutos.

Poda

Para que la planta esté sana, no tenga problemas de desarrollo o crecimiento, y además no invada a otras plantas, será necesario que la podes.

Solo se puede hacer antes de que florezca o de que tenga frutos. En esos momentos no la toques, es mejor esperar a que pase porque la planta perderá energía en curar los cortes y no sacará adelante ni la floración ni los frutos.

Plagas y enfermedades

Lo cierto es que tiene muchas, y casi todas ellas relacionadas con la humedad. Por eso es tan importante cuidar el riego y la iluminación de la planta maracuyá.

Entre las plagas que puedan ponerla en peligro, las principales son los ácaros rojos y los trips.

De enfermedades, las más habituales son las de pudrición de raíces o de la planta en sí y la muerte descendente.

Ya conoces los cuidados de la planta maracuyá, ¿te animas a tenerla en casa?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.