Planta oreja de elefante: reproducción

Planta oreja de elefante: reproducción

Si tienes una planta oreja de elefante, también conocida como Alocasia, seguro que si la cuidas bien pronto se pone tan grande que te planteas sacar otras plantas de ella. De una planta oreja de elefante, la reproducción es quizá uno de los cuidados más importantes y donde hay que tener mucho cuidado para tener éxito.

Por eso, hoy queremos centrarnos en este punto para que tengas una guía de trabajo y puedas conseguir que, sea el método que sea, consigas resultados positivos y obtengas nuevas plantitas. ¿Vamos a ello?

Características de la oreja de elefante

oreja de elefante plantada en suelo

Antes de nada, es importante que conozcas cuáles son las características principales de la oreja de elefante. Hace unos años se las llamaba ‘Colocasia‘, pero fue cambiando su nombre al de Alocasia. Y como tal, puedes encontrarte con muchísimas variedades de la planta, tanto algunas que sí tienden a parecerse a una «oreja de elefante» como otras que se relacionan más con los «dragones». También es conocida como Marquesa, Taro de jardín, Ñame de Canarias, etc.

Se caracteriza por tener unas hojas bastante grandes, tanto que podrían llegar a medir hasta metro y medio cada una de ellas.

Su base se compone de tallos que crean una forma de triángulo. La mayoría son verdes pero hay algunas que son «especiales» ya que pueden ser rosas, blancos, estilo cebra…

De los tallos de las alocasias salen las hojas, pero también las flores, aunque es complicado que pase en interiores.

La oreja de elefante es una planta con hojas grandes
Artículo relacionado:
¿Cómo se cuida la Oreja de Elefante?

Como sabes, para tener una en buen estado es importante que controles muy bien el clima. Le encanta estar a una temperatura templada durante todo el año y además con una gran humedad. Por supuesto, con el paso del tiempo puedes conseguir que la planta se adapte a tu clima, pero para ello ha de pasar bastante.

Planta oreja de elefante: reproducción en marcha

hoja grande de la alocasia

Como nos queremos centrar en este cuidado, no te vamos a hacer esperar mucho. Lo primero que debes saber es que sí, la planta oreja de elefante se puede reproducir. Siempre se aconseja que se intenten garantizar la temperatura, ubicación y cuidados para tener más probabilidades de éxito ya que, aunque lo hagas todo bien, siempre puede darse el caso de que no salga adelante.

Dentro de la reproducción de la oreja de elefante, hay dos métodos que suelen funcionar. Uno de ellos es más lento y eso hace que no muchos se decanten por él, pero lo cierto es que puede ser incluso mejor. Te los contamos a continuación.

Reproducción de la planta oreja de elefante por semillas

Sí, lo cierto es que la alocasia se puede multiplicar a través de semillas. Lo único que no suele ser el método habitual, pero está ahí. El problema es que para conseguirlo, es necesario que tu planta desarrolle vainas de semillas y esto no ocurre tan a menudo como uno quisiera.

En caso de que sí te ocurra, lo que puedes hacer es lo siguiente:

  • Recolectar las semillas. Para ello, tienes que coger la vaina y abrirla para recoger todas las semillas que tenga. No te quedes solo con unas pocas porque puede ocurrir el caso de que muchas no sean viables.
  • Preparar las semillas. Una vez las tengas, es necesario que las laves para quitarle la pulpa que tengan. Después, se recomienda guardarlas hasta la siguiente primavera.
  • Sembrar. La siembra de las semillas de la planta oreja de elefante se puede hacer tanto en el suelo como en macetas. Si lo haces en macetas tienes la ventaja de poder llevártelas donde sea y mejorar así las condiciones para que salgan adelante. Para sembrar, tienes que usar tierra con nutrientes que esté húmeda (pero no encharcada), colocas las semillas y aplicar una base fina de tierra por encima (no hay que meterlas demasiado al fondo.
  • Germinar. A las 3-4 semanas de haberlas planta, siempre y cuando se apliquen todos los cuidados necesarios para la planta, empezarás a ver los resultados. Es posible que te nazcan muchas, y tendrás que hacer una pequeña selección para quedarte solo con los ejemplares más sanos.

Planta oreja de elefante: reproducción por división

Otro de los métodos, y el más utilizado para la reproducción de la planta oreja de elefante, es el de la división. ¿Qué se divide? La planta en sí.

Y es que es capaz de multiplicar sus bulbos, de los cuales saldrían nuevas plantitas. Estos bulbos se pueden dividir, y sacar así plantas nuevas con o sin raíces, pero que serán idénticas a las que tú tienes. Pero, ¿sabes cómo se debe hacer? Te damos los pasos a continuación.

  • Sacar la planta. Empieza sacando la planta de la maceta para poder trabajar más fácilmente. El objetivo es que localices esos pequeños bulbos que hayan nacido del principal para separarlos.
  • Separación. Una vez los localices, te recomendamos que separes las raíces (si las tienen) de las de la planta madre. De esta forma, podrás cortar de manera más segura evitando tocar demasiado la planta original.
  • Curación. Cuando haces un corte, provocas una herida tanto en el tubérculo pequeño como en el grande. Así que nuestra recomendación es que uses un poco de canela en polvo y la apliques en esos cortes para evitar infecciones, plagas, enfermedades, etc.
  • Plantación. Una vez has dividido la planta, y la has curado, toca plantar todo. La planta madre puede volver a la misma maceta, mientras que los esquejes que hayas sacado tendrás que plantarlos en nuevas macetas para cuidarlos hasta que se conviertan en plantas adultas similares a la original.

Aspectos a tener en cuenta

planta oreja de elefante con dos hojas

A la hora de reproducir alocasias es importante que tengas en cuenta lo siguiente:

  • Son plantas cuyas hojas tienen ácido oxálico. Es una sustancia que es tóxica cuando se ingiere, por eso se dice que no es recomendable tenerla si hay mascotas o niños pequeños que puedan tocarla o morderla.
  • A la hora de trabajar con ella, ya sea para dividir la planta o para manipularla, conviene que te pongas unos guantes porque las hojas te pueden irritar la piel. Sentirás enrojecimiento, picazón, etc. Así que intenta mantenerte alejada.
  • La tierra que deberías usar para reproducir la planta asegúrate de que tenga un pH de entre 5,5 y 7. A las alocasias les gusta la tierra ácida por lo que si no se la das, puede que no tengas éxito. Lo mejor es que tengas a mano un kit para medir el pH de la tierra de tal forma que, si es muy alto, puedes usar azufre o yeso para bajarlo; y si es bajo, puedes ponerle cal de jardín o piedra caliza.

Ahora ya sí estás preparado para la reproducción de la planta oreja de elefante. ¿Lo has intentado alguna vez?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.