Llantén menor (Plantago lanceolata)

Vista del plantago lanceolata

Imagen – Wikimedia/Algirdas

Siempre resulta interesante conocer las hierbas que crecen en los lugares donde vivimos, ya que así puedes saber si tienen algún uso que pueda beneficiarte de algún modo. Eso es justamente lo que pasa con el Plantago lanceolata, una hierba que crece casi en cualquier lugar seco, y que además es muy bonita.

Por si fuera poco, tiene usos medicinales. Usos que podrás descubrir tú mismo en tu hogar pues, si bien no se acostumbra a tener como planta ornamental de jardín, es importante decir que su cultivo es muy, muy sencillo.

Origen y características del Plantago lanceolata

Vista del llantén menor

Imagen – Flickr/Harry Rose

Conocida como llantén menor o siete venas, es una hierba herbácea vivaz, esto es, que vive varios años, originaria de Europa, América y Asia occidental. La encontraremos en los taludes, en los bordes de caminos y, en general, en cualquier terreno donde haya tierra y un poco de humedad.

Alcanza una altura de 30 a 50 centímetros, y desarrolla una roseta basal de hojas lanceoladas u ovadas, las cuales tienen entre 3 y 7 nerviaciones. Las flores se agrupan en espigas densas de color blanco o púrpura. Y el fruto es seco, conteniendo entre 4 y 16 semillas.

¿Cuál es su cultivo?

Teniendo en cuenta que tiene propiedades medicinales, no está de más saber cómo se puede cultivar. Veamos qué es lo que necesita para estar sano:

Ubicación

El llantén menor es una hierba que crece tanto al sol como en semisombra, pero recomendamos ponerlo en un lugar expuesto al astro rey de manera directa con el fin de que crezca con más fuerza.

Tierra

No es exigente. Sin embargo, si lo vas a tener en maceta rellena esta con sustrato universal de calidad (como este que venden aquí); y si va a estar en el suelo este debe ser neutro o arcilloso, con buen drenaje.

Riego

Las flores del llantén menor son blancas

La frecuencia de riego va a variar dependiendo del año, pero hay que tener en cuenta que es una planta que resiste relativamente bien la sequía. Por lo tanto, durante el verano será necesario regar unas 3 veces por semana, mientras que el resto del año bastarán unas 2 a la semana.

Cada vez que riegues, asegúrate de empapar bien toda la tierra o sustrato. Para ello puedes introducir un palo delgado de madera hasta el fondo. Al extraerlo si ves que se le ha adherido mucha tierra es porque se ha regado bien 🙂 .

Evita mojar las hojas, sobretodo si en ese momento les da el sol pues se podrían quemar rápido. Es mejor siempre regar solo la tierra.

Abonado

Puedes abonar al llantén menor en primavera y verano, por ejemplo con guano (en venta aquí) o un poco de estiércol de animales herbívoros. De todos modos, si la vas a plantar en el suelo no es preciso abonarlo, pues con los nutrientes que encuentre en la tierra podrá crecer sin problemas.

Multiplicación

Es una hierba que se multiplica por semillas en primavera, siguiendo este paso a paso:

  1. Primero, rellena una bandeja de semillero (en venta aquí) con sustrato universal.
  2. Luego, riega bien, a consciencia, de manera que el sustrato quede empapado.
  3. Después, coloca un máximo de dos semillas en cada alvéolo y cúbrelas con una fina capa de sustrato.
  4. Por último, con la ayuda de un pulverizador/atomizador humedece con agua la capa superficial del sustrato.

Ahora solo te quedará colocar el semillero en el exterior, en semisombra o a pleno sol y mantener el sustrato húmedo. En pocos días verás germinar tus primeros llantenes.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando las heladas hayan pasado.

Si haces semilleros, podrás plantarlos en el jardín o pasarlos a macetas individuales cuando veas que se le salen raíces por los agujeros de drenaje.

Poda

Más que poda, lo que hay que ir haciendo es quitarle las hojas secas así como las flores marchitas. Hazlo con unas tijeras previamente desinfectadas con alcohol de farmacia o con unas gotas de lavavajillas.

Rusticidad

Resiste el frío y las heladas de hasta los -7ºC. Si vives en una zona donde el invierno es más duro, protege al Plantago lanceolata en un invernadero o dentro de casa.

¿Para qué sirve el llantén menor?

El llantén menor es medicinal

Como planta medicinal

El Plantago lanceolata es una hierba que, desde la época de los antiguos egipcios, se usa por sus propiedades medicinales, pues es un tratamiento natural muy bueno para diversas enfermedades. De hecho, el jarabe de llantén menor se puede tomar para tratar la bronquitis, el catarro y el asma; el colirio es un buen remedio para la conjuntivitis, y en ungüento con oliva y cera te servirá como cicatrizante, regenerador de la piel y para tratar las heridas infectadas.

Como planta ornamental

Es cierto que no se usa mucho como planta de jardín, pero es bonita y siempre vale la pena reservar un espacio para una que, como hemos visto, tiene usos medicinales 🙂 .

¿Qué te ha parecido?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior