Cómo plantar dalias en maceta

La dalia es una planta ornamental

¿Te gustan las flores? Si es así, no pueden faltar en tu jardín o balcón unas cuantas dalias. Estas plantas rizomatosas -se venden como bulbosas- originarias de México son capaces de llamar la atención de todo aquel que pase por su lado gracias a sus vistosos colores y a la elegancia de sus pétalos. 

Fáciles de cuidar, te voy a explicar cómo plantar dalias en maceta para tenerlas hermosas durante toda la temporada.

¿Cómo se plantan las dalias en maceta?

La dalia es una flor que puede tener diversos colores

Se trata de plantas muy fáciles de adquirir y también de mantener, que florecen durante el verano alegrándonos el día. Pero, antes de eso, tenemos que saber cómo plantarlas.

¿Qué necesitaremos?

Rizoma

Para plantar dalias necesitamos, por supuesto, algún rizoma de dalia. Normalmente, se pueden adquirir fácilmente desde primavera hasta el verano, pero es mucho más recomendable comprarlos a comienzos de primavera, puesto que en la estación más calurosa es cuando florecerá. Aún así, si optamos por plantarlas en verano, podrían florecer en otoño si el clima es suave, pero lo habitual en estos casos es que sólo eche hojas.

Maceta

El recipiente en el que crezca ha de tener agujeros en la base para que el agua de riego que no haya sido absorbida por la tierra salga, ya que si permaneciese estancada dentro las raíces se pudrirían. Esta maceta también ha de ser de un tamaño de unos 20 centímetros de diámetro por más o menos lo mismo de profundidad.

Sustrato

No es muy exigente, pero para evitar pudriciones es muy importante escoger un sustrato de calidad, ligero, que retenga la humedad pero que al mismo tiempo facilite el rápido drenaje del agua. Además, ha de ser fértil, por lo que una buena mezcla sería: sustrato universal (insisto, de calidad. No todas las marcas son adecuadas. Esta por ejemplo es, por experiencia, muy buena) mezclado con un 20 o un 30% de perlita.

Regadera

Después de cada trasplante, hay que regar a consciencia. Humedecer bien toda la tierra para que, en este caso, el rizoma pueda hidratarse lo antes posible y brotar. Así que una buena regadera de al menos 1 litro llena de agua es imprescindible.

Paso a paso

El rizoma de dalia se planta hacia arriba

Imagen – Flickr/F. D. Richards

Ahora que tenemos todo, es momento de ponerse manos a la obra:

Rellenamos la maceta con el sustrato

Una vez que tengamos el rizoma, hay que rellenar más o menos hasta la mitad una maceta de, al menos, 20cm de diámetro con sustrato universal para plantas mezclado con un 20 o un 30% de perlita. Debemos de llenarla con la cantidad de tierra necesaria teniendo en cuenta que el rizoma ha de quedar completamente enterrado.

Introducimos el rizoma

Cogemos el rizoma, y lo ponemos en el centro con cuidado de que no se rompa, procurando que la parte más estrecha apunte hacia arriba, pues de ahí saldrán las hojas y posteriormente las flores de la planta.

Terminamos de rellenar

A continuación, debemos de echar más sustrato, procurando que la maceta quede rellena casi por completo. Es aconsejable que el nivel del sustrato quede un centímetro o así por debajo del borde de la maceta, ya que de esta manera cuando reguemos no perderemos agua.

Regamos

Para terminar, solo nos quedará regar. Hay que hacerlo poco a poco, pues de lo contrario el agua caería con demasiada fuerza, haciendo que parte del sustrato se saliera de la maceta.

Otra opción es regar por el método de la bandeja o plato. Se llena este de agua, colocamos la maceta dentro, y esperamos que la tierra absorba el preciado líquido, algo que le puede llevar unos minutos.

Así, no tardará en despertar y seguro que mucho más pronto de lo que crees, empezarán a salirle las hojas. De hecho, suelen hacerlo a los 7-10 días, siempre y cuando se mantenga la tierra ligeramente húmeda.

¿Cuáles son los cuidados que necesitan las dalias?

Dalia

No me gustaría terminar este artículo sin antes decirte cómo cuidar tus dalias a partir de ahora, que ya las tienes en maceta. Apunta estos consejos y verás qué fácil es tenerlas:

  • Ubicación: es importante que estén en el exterior, en una zona donde reciban luz solar de forma directa al menos 4 horas al día.
  • Riego: riega unas 2-3 veces por semana, menos si llueve con frecuencia o es invierno. Hazlo a primera hora de la mañana, o mejor a la última de la tarde, así tendrá más tiempo de hidratarse.
  • Abonado: durante la floración es interesante abonarlas con un abono para plantas de flores o bulbos, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Poda: no la necesita. Solo has de cortar las hojas secas y las flores marchitas con unas tijeras previamente desinfectadas.

¿Dónde comprar dalias?

Puedes conseguirlas desde aquí:

Fácil, ¿verdad? Cuando broten las hojas, puedes dejarlas en esa maceta durante toda la temporada, o pasarlas a otra mayor cuando haya pasado un mes. Así que nada, ya no tienes excusa para no tener dalias en tu hogar 😉 .


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.