¿Cómo plantar nísperos?

El níspero es un árbol frutal que se planta en primavera

El níspero japonés, o simplemente níspero, es un frutal precioso. Tiene hojas largas de color verde oscuro, y las produce en tal número que, a medida que crece, se va convirtiendo en un fantástico árbol de sombra, ya que además su copa es ancha.

Si hablamos de sus frutos, tienen un sabor exquisito. Terminan de madurar a finales del invierno o comienzos de primavera, y son un tentempié que sirve para calmar un poco el estómago. Por todo ello, te vamos a explicar cuándo y cómo plantar níspero.

¿Cuándo se plantan los nísperos?

Los nísperos, cuyo nombre científico es Eriobotrya japonica, son árboles perennifolios que alcanzan sobre los diez metros de altura. Su temporada de crecimiento coincide con la primavera y llega hasta el otoño; aunque es importante decir que durante el invierno sigue activo, aunque por supuesto en un menor grado, especialmente si en el lugar se registran heladas importantes.

Como es una planta que crece bien si se siembran sus semillas, si quieres saber cuándo plantar nísperos tienes que tener en cuenta lo siguiente:

  • Semillas: es muy recomendable que se siembren nada más cosecharlas, es decir, entre los meses de invierno a primavera.
  • Planta crecida: si compras un ejemplar ya crecido, entonces podrás plantarlo a finales de invierno o a comienzos de primavera. También podrías hacerlo en verano extremando las precauciones que ahora te diremos, pero no es aconsejable hacerlo en esa estación.

¿Cómo se siembra el níspero?

Los nísperos crecen bien en macetas cuando son jóvenes

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

El paso a paso que debes de seguir para plantar un níspero desde semilla, es el siguiente:

  1. Primero, has de extraer el hueso (la semilla) del níspero.
  2. Después, límpialo bien, a consciencia, con agua. Quítale todos los restos de pulpa que pueden haberle quedado.
  3. A continuación, rellena una maceta de plástico de unos 10,5cm de diámetro con sustrato universal mezclado con un puñado de perlita, o bien con mantillo. Asegúrate de que la maceta tiene agujeros en la base.
  4. El siguiente paso es regar el sustrato.
  5. Luego, coloca la semilla en el centro, y entiérrala 1-1,5 centímetros.
  6. Ahora es muy recomendable echar un poco de cobre en polvo para que los hongos no la perjudiquen.
  7. Por último, si es necesario echa un poco más de sustrato, y luego coloca la maceta en el exterior, a pleno sol.

Tienes que mantener el sustrato húmedo, pero no encharcado. Cada vez que riegues, echa agua hasta que salga por los agujeros de desagüe, pero no le pongas un plato debajo porque de lo contrario el agua estancada contribuirá a mantener demasiado húmeda la tierra, lo cual pudriría la semilla.

¿Cuánto tarda en germinar un níspero?

Dependerá de los cuidados que reciba el semillero y del clima, así como de la propia frescura de la semilla. Pero si es de ese año y recibe los cuidados adecuados, germinará en 1 mes o dos como máximo.

¿Cómo plantar nísperos (crecidos)?

Los nísperos son árboles frutales

Imagen – Wikimedia/JMK

Cuando se tiene muchas ganas de que el jardín o huerto se vean bonitos cuanto antes, se puede optar por comprar árboles de cierto tamaño. Los precios varían dependiendo del tamaño, pero el níspero no es de los más caros. De hecho, los ejemplares de 1-1,5 metros se suelen vender por 20-25 euros.

Debido a esa altura, son perfectos para plantar en el suelo cuanto antes, siendo muy recomendable hacerlo a finales de invierno. Pero, como adelantábamos, en verano también se puede, siempre que se tenga en cuenta que hay que evitar la manipulación de las raíces, y que se ha de hacer el agujero de plantación antes de extraer el árbol de la maceta.

Por lo demás, los pasos a seguir son estos:

  1. Primero, has de buscarle la ubicación adecuada. Sus raíces no son invasivas, pero se debe de plantar a una distancia de 4-5 metros de las paredes y muros para que pueda crecer en condiciones. Además, tiene que darle el sol.
  2. Luego, haz un agujero de unos 40 x 40cm como mínimo (de hecho, es mejor que sea de 1m x 1m, puesto que cuanta más tierra ‘suelta’ se encuentren las raíces, más rápido podrán enraizar).
  3. Después, rellénalo un poco con una mezcla de turba con tierra de jardín, a partes iguales, teniendo presente que el árbol no ha de quedar ni muy alto ni muy bajo.
  4. A continuación, extrae la planta con cuidado, e introdúcela en el agujero. Si ves que queda muy alta o muy baja, no dudes en quitar o en echar tierra.
  5. Para acabar, solo te quedará rellenar el agujero, hacerle un alcorque con la tierra que haya sobrado por ejemplo, y regar.

Si en tu zona suele soplar el viento con regularidad y/o fuerza, ponle un tutor o dos para que crezca derecho.

Ahora lo que te queda por hacer es disfrutarlo mucho. Sabrás que el trasplante ha sido un éxito en cuanto veas que está sacando hojas nuevas, algo que hará en unas semanas.

¿Te ha sido útil?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.