Plantas aéreas: características y cuidados

Tillandsia fasciculata, una planta aérea

Tillandsia fasciculata // Imagen – Wikimedia/Hans Hillewaert

La naturaleza ha creado plantas muy singulares: algunas son muy altas, como si quisieran alcanzar el cielo, otras crecen en zonas sombreadas, donde apenas llegan los rayos solares, y hay otras que se sitúan en un punto intermedio entre ambas: son las plantas aéreas. Allá donde un pájaro o el viento deposite la semilla, ahí germinará, aunque sea en un hueco en la rama de un árbol.

Son tan curiosas, que poco a poco las empecemos a ver más en los viveros y tiendas de jardinería, ya que, además, no necesitan muchos cuidados para verse bonitas.

Características de las plantas aéreas

Las orquídeas son plantas generalmente epífitas

Phalaenopsis en árbol.

Las plantas aéreas producen semillas que pesan muy poco, motivo por el que pueden ser llevadas por el viento a las ramas más altas de los árboles, que es donde suelen germinar. De hecho, en las selvas y bosques basta con mirar hacia arriba para darnos cuenta de lo increíblemente eficaz que resulta producir semillas tan ligeras.

El ritmo de crecimiento de estas especies varía, pudiendo ser rápido o más bien lento, dependiendo no solo de la genética de cada una, sino también de las condiciones que haya en la zona. Así, las originarias de las regiones tropicales húmedas tienden a crecer algo más rápido que las que proceden de las regiones áridas o, por el contrario, frías.

Tipos de plantas aéreas

Por el simple hecho de que hay muchas variedades distintas, fue interesante clasificarlas según sus características. Así, a día de hoy conocemos:

  • Plantas aéreas epífitas: son las que crecen sobre plantas, pero sin perjudicarlas en modo alguno.
  • Plantas aéreas litófitas: son aquellas que crecen sobre rocas, techos, etc.
  • Plantas aéreas verdes: son aquellas que, como su nombre indica, tienen las hojas verdes. Proceden de lugares donde la humedad ambiental es muy alta.
  • Plantas aéreas grises: son las que tienen las hojas y tallos de color grisáceo. Estos están formados por pequeñas escamas llamadas tricomas, que son como pelos complejos que se forman por la epidermis propias de las hojas y que tienen una vida muy corta. Las células que quedan muertas en las tricomas, se llenan de aire; de este modo, reflejan la luz. Pero aún hay más: las tricomas absorben la humedad, por lo que solo tendrás que pulverizarla de tanto en cuando para que pueda llegar a florecer.

Se distinguen dos tipos: las variedades de hoja verde y las de hoja gris. Las primeras requieren un clima templado y una ubicación sombreada para poder sobrevivir; en cambio las segundas viven mejor expuestas directamente al sol.

Un dato curioso es que estas plantas apenas tienen raíces, solo las necesarias para agarrarse al lugar donde han germinado.

5 nombres de plantas aéreas

Si quieres saber cuáles son las plantas aéreas más conocidas, con las que podrás tener un hogar e incluso un jardín realmente curioso, echa un vistazo a nuestra selección:

Avena de salón (Billbergia nutans)

La Billbergia nutans es una bromelia epífita

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La Billbergia nutans es una bromelia perenne nativa de Brasil, Paraguay, Uruguay y de Argentina, que vive sobre rocas; es decir, es litófita. Forma matas de hojas largas y delgadas, de color verde oliva, con un tamaño de 30-50 centímetros de altura. Produce flores agrupadas en inflorescencias.

Clavel del aire (Tillandsia ionantha)

El clavel del aire es una planta aérea

Imagen – Wikimedia/Mokkie

La Tillandsia ionantha es la planta aérea por excelencia, la que más se conoce por ese nombre: clavel del aire. Es nativa desde México hasta Costa Rica, y se caracteriza por producir una roseta de hojas con un tamaño de 6 a 8 centímetros de alto. Dichas hojas son coriáceas, y miden de 4 a 9 centímetros de largo. Sus flores se agrupan en espigas en grupos de hasta 3 unidades, y son de color lila.

Epidendrum (Epidendrum paniculatum)

El Epidendrum paniculatum es una orquídea epífita

Imagen – Wikimedia/Orchi

El Epidendrum es una orquídea epífita de gran tamaño, que puede superar los 4 metros.  Es originaria de los bosques tropicales húmedos de América. Desarrolla tallos como cañas cilíndricos, rectos, y de los cuales brotan entre 18 y 20 hojas a menudo con líneas púrpura a rojizas.

Orquídea mariposa (Phalaenopsis)

La Phalaenopsis es una orquídea epífita o lítofita

Las Phalaenopsis son orquídeas epífitas, algunas litófitas, nativas del Sudoeste de Asia, norte de Australia y de la Selva Baja de Perú. Sus hojas pueden ser perennes o caducas, pero la mayoría de cultivares que se comercializan son, general, perennifolios. Pueden alcanzar una altura de 40-50 centímetros en cultivo, y producen hojas normalmente verde-oscuras y algo coriáceas. Sus flores se agrupan en inflorescencias laterales y ramificadas, de colores muy variables (rosa, blanco, amarillo, rojo, bicolores,…).

Vainilla (Vanilla planifolia)

La vainilla es una trepadora muy ornamental

La Vanilla planifolia es una orquídea epífita de hábito trepador originaria de México y de Centroamérica. Si dispone de soporte, puede alcanzar una altura superior a los 4 metros, y se caracteriza por desarrollar un tallo cilíndrico, grueso de hasta 3-4cm, y verde. Las hojas son elíptico-oblongas u ovado-elípticas, carnosas, y verdes. Sus flores se agrupan en inflorescencias, y son blancas, con un tamaño de 5-7cm de largo.

Cuidados de las plantas aéreas

Tillandsia oaxacana

Tillandsia oaxacana // Imagen – Wikimedia/KENPEI

Las plantas aéreas son estupendas para principiantes, o para aquellos que no tienen mucho tiempo para cuidar de las plantas. Si quieres saber cómo cuidarlas, aquí tienes una guía básica de cuidados:

  • Riego: debe ser moderado, utilizando agua de lluvia o sin cal. Aquellas son plantas aéreas grises, como muchas Tillandsia, al tener tricomas pueden absorber la humedad más rápido por las hojas, motivo por el que solo se han de pulverizar de vez en cuando.
  • Abonado: se pueden abonar pero con abonos suaves, como el que es específico para orquídeas (en venta aquí), siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Sustratos: como son plantas aéreas, interesa que el sustrato tenga un excelente drenaje. Por eso, se usa o bien sustrato para orquídeas para las susodichas, o bien otros como el pómice.
  • Ubicación: se deben de poner en zonas luminosas, pero evitando el sol directo. Si se tienen dentro de casa, es importante que en la habitación haya mucha claridad.

Interesante, ¿verdad? ¿Te animas a tener una planta aérea? Como has podido ver, son un poco diferentes a las terrestres, por lo que sus cuidados son también distintos. Pero sin duda vale la pena conocerlas.


2 comentarios, deja el tuyo

  1. Sería bueno que colocaran los nombres de cada una de las plantas presentadas en este trabajo.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hecho 🙂

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.