16 plantas comestibles para tu jardín

Plantas comestibles

Cada vez son más las personas que quieren cuidarse y cultivar su propio alimento. Sale bastante más barato, y la experiencia en el cuidado de las plantas es muy gratificante, ya que además, así sabes cómo han sido tratadas en todo momento, y con qué productos, pues eres tú quien se ha encargado de ello.

Sin embargo, no todos disponen del tiempo necesario para sembrar. Si ese es tu caso, te recomiendo que compres plantas jóvenes, con una altura de unos 10cm, para que de esta manera puedas plantarlas directamente en tu huerto o en maceta. Pero, si quieres tener un rincón aún más especial, te voy a decir cuáles son las mejores plantas comestibles para tu jardín.

Espinacas

Espinacas

Las espinacas, cuyo nombre científico es Spinacia oleracea, es una planta anual que se siembra en primavera y se cosecha tan sólo 2-3 meses después. Es rica minerales, fibras y vitaminas, destacando el calcio, el hierro, el potasio y el magnesio. Tiene un alto contenido proteico, a pesar de que está compuesta mayormente por agua. Y está riquísima en ensaladas.

Diente de león

Diente de león

El diente de león, o Taraxacum officinale, también es una planta herbácea anual. Es de muy fácil cultivo, pues las semillas germinan a los pocos días de su siembra y crecen muy rápido en cualquier tipo de sustrato o tierra. Además, es una fuente muy interesante de proteínas, calcio, hierro y vitaminas A, C y D.

Albahaca

Albahaca

La albahaca, u Ocimum basilicum, es una planta anual que se caracteriza por tener un olor muy agradable. Se puede usar tanto para condimentar tus recetas como por sus propiedades medicinales, ya que es diurética, digestiva y ayuda a regenerar la piel tras una herida.

Achicoria

Achicoria

La achicoria, conocida científicamente con el nombre de Cichorium intybum, es una planta herbácea perenne que tiene numerosos beneficios. Ayuda a aliviar los síntomas de las enfermedades hepáticas, a prevenir el estreñimiento, y a dejar poco a poco el café; de hecho, es uno de los mejores sustitutos que existen.

Acelga

Acelga

La acelga, o Beta vulgaris var. cicla, es una planta herbácea anual de crecimiento muy rápido que soporta bastante bien la sequía. Plántalas en tu huerto o jardín a comienzos de primavera, y podrás cosecharlas al cabo de ocho semanas. Tiene un alto contenido en vitaminas A y C, magnesio, hierro, folatos (ayudan a mantener el sistema inmunitario fuerte y sano), y en agua.

Verdolaga

Verdolaga

La verdolaga, o Portulaca oleracea, es una de las plantas que, más que en tierra, te recomendamos cultivar en maceta, aunque sea anual. Crecen muy rápidamente, pudiendo cubrir zonas en muy poco tiempo. A pesar de todo, tiene un alto contenido en ácidos grados Omega 3, calcio, magnesio y vitaminas A, B, C y E. Se utiliza además como laxante y diurético.

Salvia

Salvia

La Salvia, o Salvia officinalis, es una planta aromática de preciosas inflorescencias de color lila que puedes tener en tu jardín. Pero además de ser muy decorativa, también hay que decir que tiene propiedades medicinales muy interesantes: alivia las inflamaciones bucales y el dolor de cabeza, equilibra el sistema nervioso, combate las infecciones estomacales, y es, además, antiséptica. ¿Qué más se puede pedir?

Romero

Rosmarinus officinalis

El romero, o Rosmarinus officinalis, es una planta arbustiva de crecimiento lento que alcanza una altura máxima de 1m. Se utiliza para aromatizar platos de carne, pero también destaca por sus propiedades medicinales: es desinfectante, estimulante y diurético.

Perejil

Perejil

El perejil, o Petroselinum crispum, es una planta herbácea bienal (es decir, que vive dos años) más popular. Protégela del sol directo para que crezcan abundantes hojas, las cuales podrás usar para sazonar todo tipo de platos, ya que además es muy rica en vitamina C, o por sus fantásticas propiedades medicinales. Esta es una interesante planta diurética, depurativa, y digestiva muy fácil de cuidar.

Menta

Mentha

La menta, o Mentha piperita, es otra de las plantas aromáticas que no pueden faltar en tu jardín. Es perenne, lo cual quiere decir que vive varios años, y por si fuera poco, se puede reproducir fácilmente por esquejes (de 10cm). Sus hojas se utilizan para condimentar platos, para hacer infusiones, gelatinas. Tiene propiedades antisépticas y balsámicas, razón por la cual se recomienda poner una hoja debajo de un diente que te duela mucho para calmar el dolor.

Lechuga

Lechuga

La lechuga, o Lactuca sativa, es una planta hortícola anual que se siembra en primavera y se cosecha en verano. Suele ser el ingrediente principal de las ensaladas, por lo que no faltan en ningún huerto. Tiene un alto contenido en vitaminas A y C, potasio, fósforo, sodio, calcio y hierro.

Espárragos

Espárragos

Los espárragos proceden de las plantas conocidas científicamente como Asparagus officinalis. Son vivaces, creciendo cada temporada a partir del rizoma que se encuentra bajo tierra. Se pueden utilizar, por ejemplo, mezclados con huevos fritos, para hacer tortillas, o como un ingrediente más para la ensalada. Son ricos en vitamina C, potasio y fósforo.

Ortiga

Ortiga

Es cierto, no es precisamente la planta más decorativa que podamos tener en un jardín, ni tampoco la más apreciada. Sin embargo, es una hierba que tiene muchas propiedades medicinales que no se pueden obviar: son digestivas, laxantes, hepáticas y antidiabéticas. Y lo mejor es que se cuidan solas 🙂 , así que tú sólo tendrás que coger las hojas que necesites, y hacerte una infusión.

Árbol de Judea

Cercis siliquastrum

Si no lo tienes aún, te recomiendo que plantes en tu jardín un Árbol de Judea. Su nombre científico es Cercis siliqastrum, y es muy decorativo. Crece hasta una altura de 6-7m, y tiene hojas caducas. Las preciosas flores de color lila aparecerán en primavera, haciendo que se vea espectacular. Y, si tienes hambre, podrás comer los capullos florales, ya sean crudos o cocinados.

Cebollino

Cebollino

El cebollino, o Allium schnoenoprasum, es una hierba bulbosa que brota en primavera. Ponlo en un lugar donde reciba la luz del sol directamente, y podrás aprovecharte de sus magníficas propiedades medicinales. Tanto es así, que es uno de los mejores aliados contra el cáncer, y además nos ayudará a conciliar el sueño.

Caléndula

Calendula officinalis

Terminamos esta lista con la Caléndula, conocida científicamente como Calendula officinalis. Se trata de una planta herbácea bianual de flores naranjas muy decorativas. Sus hojas se usan para ensaladas, y también por sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antibacterianas.

Esperamos que te haya resultado de interés para crear un rincón con plantas comestibles en tu jardín.

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

5 comentarios

  1.   Susana dijo

    Gracias!! Muy bueno.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Nos alegra de que te haya sido de interés, Susana 🙂 .

  2. Mónica muchas gracias por tus consejos me sirven de gran ayuda. Sigue así:)

  3. Me ha interesado tu comentario del damasquino. A mi se me ha estropeado, por no saber como se cuidaba. Procurare comprar uno y saber como reproducirlo. Muchas gracias. espero me digas por favor la forma de conseguirlo,. Muchas gracias.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Muchas gracias por tus palabras, Mºª Teresa Escolar Elguezábal 🙂 .
      Para obtener semillas de tu propia planta, sólo tienes que esperar a que las flores se marchiten. Una vez que los pétalos (esos finos ”pelos” de color lila) comiencen a caer, las dejarán al descubierto. Verás que son como palitos muy cortos de color negro. Podrás empezar a cultivarlas ese mismo día.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *