Plantas crasas con flor

Los lithops son plantas crasas con flor

Imagen – Wikimedia/Anskrev

Todas las plantas crasas tienen flores, ya que todas ellas necesitan producir semillas. Por este motivo, lo que encontrarás aquí es una selección de aquellas especies que, considero, que son más bonitas y, también, fáciles de mantener.

Así que sin más dilación, echa un vistazo a las distintas plantas crasas con flor que te recomiendo incluir en tu colección de suculentas. Quizás algunas ya las conozcas, pero de buen seguro que habrá alguna que te llame la atención.

Aloe variegata

Las flores del Aloe variegata son rojas

Imagen – Flickr/Reggie1

 

El Aloe variegata es una de las especies de áloe más pequeñas. Alcanza los 30 centímetros de altura por unos 10 centímetros de ancho, y tiene solo unas 18-20 hojas carnosas de color verde oscuro con manchas blancas. La flor es roja, y brota de un tallo de unos 30 centímetros de alto. Es una planta de lento crecimiento que necesita poco riego, además de protección contra las heladas en caso de haberlas.

Crassula ovata

Las flores de la Crassula ovata son blancas

Imagen – Wikimedia/Aniol

La Crassula ovata es un arbusto perennifolio que crece alrededor de 1 metro de altura. Sus hojas son carnosas, con forma redondeada, y de color verde oscuro por lo general, pero pueden ser verdes y amarillas o verdes y rojizas dependiendo del cultivar. Sus flores, que son blancas o rosas, brotan en gran número agrupadas en inflorescencias terminales, por eso aunque miden solo 1 centímetro cada una, son muy vistosas.

Echeveria x imbricata

La Echeveria x imbricata produce flores carnosas

Imagen – Wikimedia/阿橋 HQ

Yo tengo un problema muy serio con las echeverias, porque me gustan todas. Y cuando digo todas, me refiero a exactamente eso. Me cuesta mucho decirte cuál es la más bonita, porque para mí todas lo son. Pero bueno, una de las más fáciles de conseguir es esta, la Echeveria x imbricata. Forma rosetas de hojas carnosas y de color verde azulado que miden unos 10 centímetros de diámetro cuando llegan a la edad adulta. Las flores brotan de un tallo carnoso y fino, y aunque son pequeñas son también muy bonitas. Estas miden un centímetro de largo por menos de 1 centímetro de anncho, y son de color rojo y amarillo. Resiste las temperaturas de hasta los -4ºC si son heladas puntuales.

Gasteria carinata

La flor de la gasteria es rojiza

Imagen – Wikimedia/HelenaH

La Gasteria carinata es una planta que desarrolla hojas lanceoladas, carnosas, de color verde oscuro con muchos puntitos blancos. Alcanza una altura de unos 10 centímetros, y mide aproximadamente lo mismo de ancho en un principio, pero hay que tener en cuenta que produce muchos hijuelos a lo largo de toda su vida. Por este motivo, aconsejo plantarla en una maceta más ancha que alta, o bien en el jardín. Sus flores brotan de un tallo bastante largo, y tienen forma de campana pequeña. Son de color rosa-rojizo. Resiste hasta los -1ºC.

Kalanchoe blossfeldiana

El kalanchoe blossfeldiana es una suculenta duradera que puede estar en interior

El Kalanchoe blossfeldiana es una planta crasa con flor que en España se empieza a vender a finales de octubre y se continúa haciendo también hasta Navidad por lo menos, ya que es cuando está floreciendo. Alcanza los 30 centímetros de altura por los 20 centímetros de ancho, y sus flores son pequeñas, de color blanco, rojo, rosa, amarillo o naranja. No soporta el frío, pero eso no es problema porque vive bien en interiores con mucha luz.

Lapidaria margaretae

La lapidaria es una planta crasa con flor

Imagen – Wikimedia/Jean-Jacques MILAN

La Lapidaria margareae es una de las crasas pequeñas que puedes tener en macetas. Alcanza una altura aproximada de 5 centímetros, por más o menos lo mismo de ancho. Sus hojas son carnosas, de color verde muy claro, y produce flores amarillas las cuales brotan de un tallo corto. Estas son también pequeñas, puesto que miden un centímetro de diámetro más o menos. Puede soportar sin ningún problema las temperaturas de hasta los -2 grados centígrados, siempre que sea de forma puntual.

Lithops karasmontana

El lithops es una planta crasa con flor

Imagen – Wikimedia/Dornenwolf

El Lithops karasmontana es una planta crasa que está tan mimetizada con su entorno, que en lenguaje popular se le conoce por el nombre de piedra viva, ya que crece entre guijarros. Es muy pequeña, y gran parte de su cuerpo queda literalmente enterrado, cubierto por esas piedrecitas. Mide unos 5 centímetros de alto como máximo, por 2 centímetros de ancho, y tiene solo dos hojas soldadas por la base. La flor es blanca, con los pétalos delgados y cortos, y tiene un diámetro de 1,5 centímetros. Es una suculenta que soporta el frío, pero no las heladas.

Pachyphytum oviferum

El Pachyphytum oviferum es una crasa pequeña

Imagen – Wikimedia/Peter A. Mansfeld

El Pachyphytum oviferum es una crasa con hojas carnosas, con forma aovada, de color verde glauco, y miden unos 3 centímetros de largo. Las flores brotan de un tallo delgado, y tienen forma de campana. Estas son de color escarlata, por lo que ese contraste con el verde-glauco llama mucho la atención. Soporta las temperaturas de hasta los -4ºC.

Sedum spurium

El Sedum spurium es una crasa con flor rosa

Imagen – Flickr/Gail Frederick

El Sedum spurium es una planta carnosa que alcanza una altura de unos 50 centímetros, aunque esto puede llamar la atención ya que sus tallos suelen crecer en sentido horizontal y no en vertical. Sus flores brotan en grupos, y son de color rosa por lo general, aunque pueden ser blancas; todo dependerá de la variedad o cultivar. Resiste muy bien las heladas de hasta los -10ºC.

Titanopsis calcarea

La Titanopsis calcarea es una planta crasa con flor amarilla

Imagen – Flickr/Reggie1

El Titanopsis calcarea es una planta crasa con flor amarilla que alcanza una altura de unos 3-4 centímetros y un ancho de 5-6 centímetros. Las hojas son de color verde grisáceo, y en el haz, en su extremo tienen manchitas de un color mucho más claro. Es una especie de lo más curiosa, que queda especialmente bonita en maceta con sustrato mineral (como la akadama por ejemplo). Es muy interesante para principiantes, puesto que no hay que regarla mucho y, además, aguanta las heladas de hasta los -5ºC.

¿Con cuál de estas plantas crasas con flor te quedarías?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.