Plantas de hojas grandes para exterior

La strelitzia tiene las hojas grandes

Las plantas de hojas grandes son las que hacen que un jardín parezca tropical aunque esté situado a miles de kilómetros de los trópicos. Aunque necesitan que haya cierta estabilidad climática, hay muchas variedades capaces de resistir el frío y las heladas.

De hecho, independientemente de si estás por ejemplo en algún lugar de la región mediterránea o en una zona con gran altitud que se cubre de nieve al llegar el invierno, te animo a que eches un vistazo a la selección de plantas de hojas grandes para exterior que te recomendamos.

Aesculus hippocastanum (Castaño de Indias)

El castaño de Indias es un árbol caducifolio que, no solo es grande de por sí (puede medir 30 metros de altura), sino que además tiene hojas palmadas de unos 60 centímetros de ancho. Crece bastante rápido cuando es joven: el mío ha llegado a crecer 60 centímetros en un solo año; de adulto en cambio baja un poco el ritmo.

Se trata de una planta de exterior que da mucha sombra, ya que tiene una copa frondosa y ancha, y que produce flores blancas muy bonitas en primavera. Vive bien en casi cualquier tipo de suelo; incluso puedo afirmar que tolera los arcillosos pues el mío crece en uno, y nunca le he visto las hojas cloróticas. Soporta sin problemas las heladas de hasta los -20ºC. 

Alocasia macrorrhizos (Oreja de elefante)

La oreja de elefante es una planta que se cultiva mucho en interior, pero lo que quizás se desconoce es que puede tenerse también en el exterior, en una zona protegida y siempre que el clima acompañe, es decir, sea cálido. Crece más o menos hasta los 2 metros de altura, y desarrolla hojas de unos 70 centímetros de largo por 40-50 centímetros de ancho.

Vive en sombra o semisombra, en lugares donde haya mucha claridad, y donde la humedad ambiental sea alta. Si en tu zona hay heladas, puedes tenerla fuera durante la primavera y el verano, y meterla en casa durante el invierno.

Ahora bien, si tienes un patio con techo, o una zona muy resguardada del viento, y las heladas son débiles (de hasta los -2ºC), te animo a que la tengas fuera. En esas condiciones tienen un ejemplar en Mallorca, y está precioso (puedes ver una foto suya arriba).

Bismarckia nobilis (Palmera de Bismarck)

Pocas palmeras tienen las hojas tan grandes como la Bismarckia nobilis. Estas tienen forma de abanico, y llegan a medir más de 3 metros de diámetro cuando la planta es adulta. Su tronco se engrosa hasta los 45 centímetros de diámetro, y crece entre 12 y 25 metros de altura, dependiendo de las condiciones climáticas (en climas cálidos suele ser más alta que en los más frescos).

Hay dos variedades: la común que es la que tiene las hojas plateadas, y la que tiene las hojas verdes conocida como Bismarckia nobilis ‘Mayotte’. Ambas necesitan lo mismo: sol directo, agua de vez en cuando, e inviernos suaves. Soportan hasta los -4ºC.

Cycas revoluta (Cica)

La cica es una planta perenne y muy resistente que alcanza una altura máxima de 7 metros. Su tronco una vez termina de crecer mide 20-25 centímetros de grosor, y de él brotan hojas verdes y coriáceas de hasta 150 centímetros de largo.

Es una especie primitiva, que lleva en la Tierra más de 200 millones de años. Es muy adaptable, puesto que vive en climas tropicales pero también en los templados. Solo necesita mucha luz, o incluso sol directo, y recibir agua de vez en cuando. Resiste hasta los -7ºC.

Colocasia esculenta

La Colocasia esculenta es una planta herbácea rizomatosa y perenne que puede medir hasta 2 metros de altura. Además, hay muchos cultivares seleccionados por el color de sus hojas y pecíolos, como por ejemplo:

  • Black Magic: tiene las hojas lilas.
  • Black Ripple: similar a la anterior, pero de un color más oscuro y con los nervios más marcados.
  • Hawaiian Punch: tiene las hojas verdes, pero los tallos y nervios rojos.
  • Jack’s Giant Variegated: es un cultivar que en primavera tiende a sacar hojas verdes y blancas, y en verano solo verdes.
  • Y por supuesto está la variedad común, que tiene las hojas y los tallos verdes.

Sus hojas no son de las más grandes, pero sí que son perfectas para tropicalizar un jardín o el patio: miden entre 30 y 40 centímetros de largo por 20-50 centímetros de ancho. Y, ¿qué necesita? Pues sombra o semisombra, humedad alta, y riegos frecuentes. También es importante que no se exponga a las heladas sin protección, al menos de joven.

En algunos portales ingleses, como PlantdeLights.com, dicen que podría aguantar en zona 8B, es decir, hasta -10ºC siempre que esté protegida. Pero yo personalmente recomiendo meterla en casa si baja de -4ºC, ya que si con el granizo las hojas se estropean, con la nieve se mueren. El rizoma sí aguanta más, pero si queremos tenerla bonita todo el año, es preferible no correr riesgos.

Ensete ventricosum ‘Maurelli’

Me tiene enamorada el Ensete ventricosum ‘Maurelli’. Es originaria de África tropical, es rizomatosa y tiene un tronco que, pese a que puede llegar a medir 4 metros de altura, se mantiene relativamente delgado. El mío es adulto, y mide unos 40 centímetros de grosor más o menos. Las hojas son enteras, pueden superar los 2 metros de largo y los 50 centímetros de ancho, y son de color verde-rojizo al principio y totalmente verdes cuando terminan de desplegarse.

El inconveniente es que su vida es muy corta. Después de unos 10 años de crecimiento, florece, produce semillas y finalmente muere. La parte buena es que estas germinan pronto si se siembran en cuanto maduran y se les proporciona calor y luz. Eso sí, la planta soporta el frío, pero el viento daña sus hojas. Soporta las heladas siempre que sean débiles (hasta -2ºC) y de corta duración.

Gunnera manicata

La Gunnera manicata, conocida como ruibarbo gigante, es una planta que tiene las hojas enormes: suelen medir hasta 90 centímetros de largo, pero pueden llegar a los 120cm. En cuanto a la altura total, es una especie que puede superar los 2 metros de altura, alcanzando los 3m si el clima es cálido y no le falta humedad.

Se ha de poner en un lugar con mucha luz pero sin que le dé el sol de forma directa para evitar que sus hojas se quemen. Asimismo, hay que regarla con frecuencia; es más, es buena idea que si la vas a tener en maceta la pongas un plato debajo para ir rellenándoselo, o plantarla cerca de un estanque. Soporta heladas suaves, de hasta los -4ºC.

Strelitzia reginae

La flor ave del paraíso es una planta que, no voy a engañarte, crece lento. Ese es el principal motivo por el que su precio de venta a veces es alto, aunque sea el de un ejemplar muy joven de menos de medio metro. Pero tiene las hojas grandes, lanceoladas, algo coriáceas y de color verde oscuro. Mide hasta 1 metro de altura, y tiende a sacar muchos hijuelos. Y eso por no hablar de su compleja flor, muy llamativa por sus colores y su forma que recuerda a la de un pájaro tropical (del género Paradisaea).

Puede vivir en semisombra, pero es mejor ponerla en una zona donde le dé el sol directamente. Crece en suelos bien drenados, así que si el tuyo es compacto es preferible mezclarlo con perlita a partes iguales, o cultivarla en una maceta. Resiste hasta los -4ºC.

¿Conoces otras plantas de hojas grandes para exterior?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.