Flores moradas

Lavanda con flores moradas

¿Te gustan las flores moradas? El color morado es un color que llama mucho la atención. Se utiliza mucho sobretodo por su capacidad para transmitir una sensación de paz y armonía, dos cosas que no pueden faltar en todo jardín. Incluso en los que sólo haya cactus, unas cuantas plantas moradas pueden conseguir que el lugar tenga ese toque que le ayude a estar relajado.

¿Te gustaría tener plantas con flores moradas? Afortunadamente, hay muchas que son fáciles de conseguir y de cuidar, como la más que conocida lavanda, que es un arbusto que además se utiliza en aromaterapia por el dulce olor que tienen sus hojas. Pero esta no es la única planta que te voy a sugerir…

Azafrán

Azafrán con flores violetas

El azafrán o Crocus sativus es una planta bulbosa con flores moradas que se planta en otoño y florece en primavera. Las flores son bastante grandes si las comparamos con el resto de la planta, ya que pueden medir 5-7cm de diámetro. Las hojas son muy delgadas, de color verde, y tienen una longitud de 10-15cm. Se puede ubicar tanto en lugares donde le dé el sol directo como en semisombra.

Digitalis

Digitalis y sus flores moradas

Los Digitalis, más conocidos como Dedaleras, son plantas bianuales con flores violetas, es decir, que su ciclo vital se completa pasados dos años. Crece hasta una altura de 40-50cm, a veces llega a los 70ccm, y tiene unas flores muy curiosas en forma de trompeta o dedal. Es ideal para climas templados, ubicándolos en una zona protegida del sol directo.

Petunia

Petunia con flores violetas

Las petunias son extraordinariamente resistentes y una de las flores moradas de color más intenso. Es una de las primeras en florecer en primavera. Como no crece mucho -se queda sobre los 30-35cm de altura-, es perfecta para tener en maceta. Y si el invierno es demasiado frío, con temperaturas inferiores a los 5ºC, se puede optar por adquirir sin problemas un sobre de semillas o nuevos ejemplares en primavera, pues es muy económica. Para que te hagas una idea, tanto los sobres como las plantas ya con flor pueden costar 1 euro. Interesante, ¿no crees?

Dimorfoteca

Dimorfoteca

La dimorfoteca, conocida científicamente con el nombre de Osteospermum ecklonis, es una planta herbácea perenne de crecimiento muy rápido. Alcanza una altura de 40cm, y se puede usar como planta cubre-suelos en los jardines de clima cálido o templado. Es muy agradecida y adaptable, hasta el punto de que a veces necesita podas para controlarla.

Buganvilla

Buganvilla

La Buganvilla es una planta trepadora de hoja caduca o perenne dependiendo del clima que crece en las regiones templadas-cálidas de todo el mundo. Si bien lo que nosotros llamamos flores son en realidad brácteas (la flor propiamente dicha es esa pequeña blanca que sale del centro), creo que no podía faltar en esta lista, ya que las brácteas brotan en primavera y hasta otoño no termina su periodo de floración.

Lirio

Lirio

El lirio es una planta rizomatosa que se planta en otoño y florece en primavera cuyas hojas alcanzan una altura de unos 20-30cm. Las flores se agrupan en inflorescencias en forma de abanico y pueden ser de diversos colores: blanco, rojo, rosa,… y por supuesto morado. Es muy resistente y adaptable, pudiéndose cultivar tanto dentro de casa como en el jardín, en semisombra o a pleno sol.

Liatris spicata

Liatris spicata

La Liatris es una herbácea perenne cuyas hojas y flores surgen de un cormo (órgano subterráneo de reserva) en primavera. Alcanza una altura de unos 40cm, pero sin duda lo más llamativo son sus flores de color azul-lila, las cuales están agrupadas en inflorescencias en forma de espiga. Y lo más increíble es que es una planta todoterreno, apta para principiantes, que sólo necesita estar a pleno sol y poca agua.

Rosa

Rosa morada

Los rosales son todos una maravilla, pero tener uno de flor morada en el jardín o en maceta es toda una experiencia. Hay varios que producen flores de este color, pero te recomendamos especialmente el ‘Purple Dream’ y ‘Rhapsody’, éste último además de ser precioso desprende un aroma muy agradable. Como todas estas plantas, tienen que estar en semisombra o a pleno sol y regarse muy seguido.

Myosotis sylvatica

Myosotis sylvatica 

La miosotis o nomeolvides es una hierba perenne rizomatosa que alcanza una altura de entre los 20 y los 50cm. Las flores, si bien son muy pequeñas -de apenas 1cm o 1,5cm- y simples compuestas por cinco pétalos, son producidas en tal cantidad que a veces puede dar la sensación de que intentan ocultar las hojas; ¿cuándo? Durante la primavera. Se cultiva sobretodo como planta en maceta, ya que es tan bonita que apetece tenerla dentro de casa en una habitación muy luminosa o formando parte de un colorido arriate en el jardín.

¿Conoces otras plantas con flores moradas?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *