Plantas para clima árido

Las plantas para climas áridos resisten la sequía

Imagen – Flickr/Brisbane City Council

Las plantas han conseguido adaptarse a una gran diversidad de entornos, y aunque encontramos más variedad de especies en las selvas tropicales que en las regiones áridas, lo cierto es que si vivimos en un lugar donde llueve poco nos tendremos que decantar por estas últimas si queremos disfrutar de un jardín o terraza de bajo mantenimiento.

Y es que las plantas para climas áridos o semi-áridos serán las que más alegrías nos proporcionen, puesto que necesitan mucha menos agua que otras; de ahí que sea muy interesante conseguir algunas y decorar con ellas. Echa un vistazo a las que te recomendamos.

Características del clima árido y semi-árido

Es importante primero conocer las características del clima árido y semi-árido cálidos, ya que así podremos tomar mejores decisiones a la hora de elegir unas plantas u otras. Por lo que vamos a ello:

  • Clima árido: la temperatura media anual es de 18ºC, con máximas que pueden superar los 50ºC, y con mínimas de -30ºC o incluso menores en los desiertos fríos. En cuanto a las lluvias, no superan los 300mm, y son irregulares. En los desiertos más secos no superan los 2mm.
  • Clima semi-árido: es un tipo de clima algo más húmedo y un poco menos cálido. La temperatura media anual es de entre 14 a 17ºC, dependiendo de la zona; y las precipitaciones oscilan entre los 300 y los 700mm. Estas son algo más regulares, a menudo estacionales, como ocurre en la región mediterránea a mediados/finales de verano. Además, puede haber heladas importantes, o bien ser muy débiles.

¿Cuáles son las mejores plantas para climas áridos y semi-áridos?

Ahora que tenemos una idea de cómo es el clima árido y semi-árido, es momento de saber qué plantas pueden vivir en esas condiciones, como por ejemplo las que te recomendamos a continuación:

Agave victoriae-reginae

El Agave victoriae reginae es una planta resistente

Imagen – Wikimedia/MrPanyGoff

El Agave victoriae-reginae es un tipo de suculenta con hojas carnosas, de color verde oscuro y con algunas líneas blancas sobre su superficie. Tiene una espina negra en las puntas, la cual mide meno de 0,5 centímetros. Una vez madura, mide hasta 35 centímetros de alto por unos 40 centímetros de ancho. El único inconveniente es que después de florecer se muere, pero antes de hacerlo habrá producido hijuelos y numerosas semillas. Soporta las heladas puntuales de hasta los -8ºC.

Aloe vera

El aloe vera resiste la sequía

El Aloe vera es una suculenta no cactácea que alcanza una altura de 40 centímetros. Tiene hojas carnosas y verdes, a menudo con manchitas blancas durante su juventud. Florece en primavera, produciendo flores tubulares de color amarillo. Soporta muy bien el frío, así como las heladas puntuales de hasta los -2ºC.

Brachychiton rupestris

El Brachychiton rupestris es un árbol

Imagen – Flickr/Louisa Billeter

Conocido como el árbol botella de Queensland, este es un árbol semi-perennifolio; es decir, que se queda sin algunas hojas en algún momento del año, que alcanza una altura aproximada de 20 metros. Ya desde joven tiene un tronco grueso, el cual adquiere forma de botella con el paso de los años, llegando a medir unos 50 centímetros de grosor. Dependiendo del clima, deja caer parte de sus hojas en invierno o, si es tropical, durante la temporada seca. Soporta las heladas débiles y puntuales de hasta los -3ºC.

Dimorphotheca ecklonis

La dimorfoteca es una hierba perenne

La dimorfoteca es una hierba perenne que alcanza una altura de hasta 40 centímetros, y un ancho de hasta 2 metros. Es una planta que puede usarse como tapizante, aunque has de tener en cuenta que no resiste el pisoteo. Florece en primavera y verano. Sus flores se parecen a las de las margaritas, y son de color lila, blanco, naranja, rojo, rosa. Resiste hasta los -4ºC.

Lavandula angustifolia

La lavanda es una hierba perenne

Imagen – Wikimedia/Maja Dumat

Hay muchos tipos de lavandas, y todos ellos son plantas resistentes a la sequía. Sin embargo, te aconsejamos la L. angustifolia ya que es originaria del litoral mediterráneo peninsular y de las Islas Baleares, por lo que hablamos de una especie »muy nuestra» capaz de soportar muy bien las temperaturas de hasta 40ºC y la falta de agua. Crece hasta alcanzar el metro de altura por más o menos lo mismo de ancho. Y florece en primavera, produciendo flores lilas. Además, resiste las heladas de hasta los -12ºC.

Melia azedarach

La Melia azedarach es un bonito árbol caducifolio muy interesante para jardines donde el clima es semi-árido. Crece muy rápido, llegando a medir 15 metros de altura en pocos años. Desarrolla una copa ancha, con forma de parasol o sombrilla, poblada por hojas imparipinnadas de color verde que se tornan amarillas en otoño. Florece en primavera, produciendo flores pequeñas lilas. Soporta las heladas de hasta los -15ºC.

Olea europaea

Olea europaea, conocido como olivo

Imagen – Wikimedia/David Brühlmeier

El olivo es un árbol perennifolio que alcanza una altura de 15 metros. Su tronco tiende a engrosarse bastante con el paso del tiempo, llegando a medir 1 metro de diámetro, a veces algo más. Sus hojas son de color verde oscuro por el haz y más claras por el envés. Florece en primavera, y sus frutos, las aceitunas, maduran en verano. Resiste las heladas de hasta los -4ºC.

Opuntia microdasys

La Opuntia microdasys es un cactus resistente

Imagen – Flickr/Drew Avery

La Opuntia microdasys es un cactus que ramifica mucho desde que es joven, y que puede alcanzar el metro de altura. Los segmentos son de color verde, y de sus areolas brotan una gran cantidad de espinas muy delgadas que parecen pelitos cortos de color amarillo o marón. Sus flores son amarillas y miden 4 centímetros de diámetro. Resiste las heladas puntuales y de corta duración de hasta los -4ºC, pero solo si la tierra está seca.

Phoenix dactylifera

La datilera resiste la sequía

Imagen – Wikimedia/Emőke Dénes

La palmera datilera es una planta que puede desarrollar uno o varios troncos de hasta 30 metros de altura. Sus hojas son pinnadas, de color verde azuladas, y espinosas. Sus flores se agrupan e inflorescencias erectas, y son amarillas. Produce frutos comestibles, los llamados dátiles, que maduran en verano. Resiste hasta los -4ºC.

Tamarix gallica

Tamarix gallica, en jardín

Taray // Imagen – Flickr/Andreas Rockstein

Conocido como taray o taraje, es un arbolito caducifolio que alcanza una altura de 6 metros. Tiene una copa irregular, con ramas algo lloronas, algo que le da un aspecto muy interesante. Sus hojas son pequeñas, de hecho parecen escamas por lo que pueden pasar desapercibidas. Florece en primavera y verano, produciendo una gran cantidad de flores rosas. Resiste hasta los -12ºC.

¿Cuál de estas plantas para climas áridos te ha gustado más?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.