Plantas para clima continental

Hay muchas plantas que viven en clima continental

Las plantas han evolucionado especializándose en climas y/o micro climas específicos. La influencia del sol, la frecuencia y duración de las precipitaciones, las temperaturas, el viento e incluso la altitud o la cercanía del mar son factores que determinan cuánto pueden crecer y cuándo, su floración y, en definitiva, todos los aspectos de su vida.

Por eso, una manera de ahorrar tiempo y dinero es eligiendo especies que sepamos que van a sobrevivir en nuestra zona, teniendo en cuenta las condiciones climáticas que hay. Así pues, en esta ocasión te diremos cuáles son las plantas para clima continental.

¿En qué se caracteriza el clima continental?

El clima continental es aquel en el que los inviernos son fríos con heladas moderadas o intensas y los veranos calurosos. Por lo tanto, las plantas han desarrollado mecanismos de adaptación tanto a las bajas temperaturas como al calor; e incluso a los periodos de sequía si están cerca del mediterráneo. En otoño, cuando el tiempo empieza a refrescar, son muchas las que entran en reposo: esto lo hacen o bien dejando caer sus hojas, o simplemente deteniendo su crecimiento.

Si hablamos de las lluvias, caen una media de 400 y 600 mm al año, aunque pueden superarse. Estas se producen especialmente entre los meses de primavera y otoño, motivo por el que es cuando más bonitos se suelen ver los jardines que están bajo la influencia de este clima.

Y dicho esto, veamos cuáles son algunas de las plantas que podemos cultivar en una zona con clima continental:

Selección de plantas para clima continental

Si en el lugar donde vives los veranos son calurosos y los inviernos muy fríos, te interesa tener plantas que se adapten bien a esas condiciones, como por ejemplo las siguientes:

Arce japonés (Acer palmatum)

El arce japonés es una planta de clima continental

Imagen – Flickr/F. D. Richards

El arce japonés es un arbusto o árbol caducifolio que crece hasta una altura máxima de 12 metros. Sus hojas son palmadas, de color verde, rojo, púrpura, naranja, o bicolores dependiendo del cultivar. Florece en primavera, antes de que broten las hojas o al mismo tiempo que estas. Tolera bien las heladas invernales (las tardías, de primavera, le hacen daño si ya ha empezado a brotar) de hasta los -18ºC, y necesita sombra o semisombra.

Camelia (Camellia japonica)

La camelia es un arbusto perennifolio

Imagen – Wikimedia/Alicia Fagerving

La camelia es una planta perennifolia que normalmente se tiene como arbusto bajo de unos 2 metros, pero puede hacerse un árbol de 10 metros de altura. Tiene hojas simples, de color verde oscuro, y produce muchas flores rosas o blancas de 5-8 centímetros de diámetro. Crece lento, pero eso no es problema porque florece desde joven. Puede vivir tanto en semisombra como en sombra. Soporta las heladas de hasta los -10ºC.

Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum)

El Castaño de Indias es un árbol caducifolio y muy alto

El castaño de Indias es un árbol caducifolio muy grande, que puede medir 30 metros de altura, desarrollar una copa de 4-5 metros de ancho, y que además tiene hojas de hasta 30 centímetros de diámetro. Sus flores son blancas y se agrupan en inflorescencias que surgen en primavera. Vive bien en lugares con clima continental, con temperaturas de hasta -20ºC en invierno y de 35ºC en verano.

Celinda (Philadelphus coronarius)

La celinda es un arbusto que produce flores blancas

Imagen – Wikimedia/Aurora Puentes Graña

La celinda es un arbusto caducifolio de 1-3 metros de altura. Tiene hojas ovadas o elípticas y verdes, y sus flores son blancas y aromáticas; de hecho, su olor puede recordar al del azahar. No es una planta exigente: puede vivir tanto a pleno sol como en sombra, y soporta las heladas de hasta los -25ºC.

Ciprés común (Cupressus sempervirens)

El ciprés común es una conífera

Imagen – Flickr/Nicholas Turland

El ciprés común es una conífera de hoja perenne muy usado como seto en los jardines. Crece hasta alcanzar una altura de entre 25-30 metros, y puede tener porte piramidal (la variedad ‘Stricta’) u horizontal. Su crecimiento no es ni muy rápido ni muy lento, pues crece a un ritmo de unos 15-20 centímetros/año. Ahora bien, su belleza y fácil cultivo lo convierten en uno de los árboles más cultivados. Resiste las heladas de hasta los -18ºC.

Lila (Syringa vulgaris)

El lilo es un árbol pequeño

Imagen – Flickr/Babij

La lila, o lilo, es un arbolito caducifolio que alcanza una altura de 7 metros como máximo, y que suele tener dos o más troncos de unos 20 centímetros de grosor. Crece lento al principio, a un ritmo de unos 10 centímetros/año, pero luego lo hace a un ritmo algo más rápido. Tiene hojas verdes, de unos 12 centímetros de largo por 8 centímetros de ancho, y durante la primavera brotan flores lilas (de ahí su nombre) agrupadas en panículas. Soporta muy bien las heladas de hasta los -18ºC, y ha de estar en lugares soleados.

Madreselva de los jardines (Lonicera caprifolium)

La madreselva de los jardines es una planta para clima continental

La madreselva de los jardines es un arbusto perennifolio que alcanza una altura de 1-2 metros. Tiene hojas verdes, y en primavera produce flores aromáticas y blancas, amarillas o rosas que brotan de un tallo terminal. Puedes usarla como trepadora, ya que sus ramas son flexibles. Asimismo, has de saber que resiste las heladas de hasta los -15ºC, y que se ha de colocar a pleno sol.

Margarita de los prados (Bellis perennis)

La Bellis perennis es una hierba de clima continental

La margarita de los prados es una pequeña planta herbácea de unos 30 centímetros de altura cuando está en flor, la cual es blanca y mide aproximadamente 4 centímetros de diámetro. Florece durante la primavera, cuando las heladas han pasado, y poco después produce frutos con semillas. Teniendo en cuenta sus características, es interesante cultivarla en macetas, o en el margen del césped. Resiste hasta los -18ºC, pero para que pueda florecer ha de estar expuesta a la luz del sol directamente.

Olmo chino (Ulmus parvifolia)

El olmo chino es un árbol grande

Imagen – Flickr/Greg Blick

El olmo chino es un árbol semi-caducifolio o caducifolio dependiendo de las temperaturas que haya en invierno. Crece hasta los 20 metros de altura, y desarrolla una copa ancha, compuesta por hojas de color verde y forma simple. Cuando madura, produce flores que suelen pasar desapercibidas debido a su reducido tamaño y a su color verdoso, aunque también pueden ser blanquecinas o rojizas. Tiene raíces invasivas, así que se debe plantar a una distancia mínima de diez metros de las tuberías. Soporta las heladas de hasta los -20ºC.

Valeriana (Valeriana officinalis)

La valeriana es una hierba aromática

La valeriana es una planta herbácea y rizomatosa que crece entre los 20 y los 120 centímetros de altura. Las hojas son pinnadas, verdes, y con una longitud de unos diez centímetros. Florece en primavera y verano, produciendo un corimbo con numerosas florecillas de color rosa pálido, siempre y cuando se ponga en un lugar expuesto al sol. Soporta las heladas de hasta los -18ºC.

¿Cuál de estas plantas para clima continental te ha gustado más?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.